Andalucia Rustica

Buscar más

Miradores de Andalucía

Mirador de Zahara de la Sierra

Miradores de Andalucía

Mirador de Zahara de la Sierra – Parque Natural Sierra de Grazalema

Desde el Mirador de Zahara de la Sierra y por su privilegiada situación, se puede disfrutar de unas impresionantes vistas de todos los alrededores.

Desde este Mirador de Zahara de la Sierra se puede ver la Sierra de Líja, una enorme masa calcarea coronada por una gran planicie. Aunque situada fuera de los límites del Parque Natural, no es si no una prolongación de las condiciones del mismo. El aspecto desprovisto de vegetación que se observa a día de hoy es el resultado de una serie de incendios forestales acaecidos durante las últimas décadas.

El Embalse de Zahara-El Gastor ocupa un valle llano y amplio en el que localizaban los antiguos manantiales salinos de Ventas Nuevas. En estas surgencias, la sal era explotada desde tiempos de los romanos (quizás de ahí venga el nombre de Puerto de los Yesos), de la misma manera que se aprovecha actualmente en la zona de Hortales, en Prado del Rey.

Al fondo se puede distinguir la población de Olvera, coronada por su castillo de origen árabe. Esta fortaleza, al igual que los castillos del Parque Natural (entre los que destaca el de Zahara de la Sierra), formaban parte de un conjunto defensivo levantado durante las guerras entre hispano-cristianos y hispano-musulmanes. No solo poseían una misión defensiva, si no de vigia respecto a las incursiones de las tropas castellanas, ya que al estar conectados visualmene entre sé aviasaban del peligro a poblaciones distantes.

Otro hito del paisaje es el Tajo del Lagarín, gran escarpe dolomítico casi vertical formado por dos cumbres gemelas dispuestas de N a S y separadas entre sí 1 kilómetro. A los pies de la falda norte se encuentra la población de El Gastor.

A lo largo de toda la panorámica tiene el Embalse de Zahara-El Gastor, con una capacidad de embalse de 223 Hm3. Los principales causes fluviales embalsados en el mismo son el Arroyo de Montecorto, el rio Arroyomolinos, el Guadete y su primer afluente, el Gaidóva, que unen sus cursos en la cola del pantano.

Este embalse se destina al abastecimiento de los regadíos de la campiña gaditana.

Intuitivamente observarán en lontananza que, en relativamente escasos kilómetros, el paisaje húmedo que rodea su entorno pasa a un ambiente progresivamente más seco y característico de la Campiña Norte de Cádiz (Algodonales, Setenil, Olvera, Alcalá del Valle). Este cambio es debido a que, las masas nubosas procedentes del golfo de Cádiz, una vez se han elevado rapidamente y descargado las lluvias en el Corredor del Boyar descienden. Durante esta gran bajada, igualmente a gran velocidad, las nubes se «deshilachan» y calientan por efecto de dicha caida. Este es un fenómeno conocido como «efecto Foehm». Como consecuencia del mismo, una serie de vientos secos y cálidos llegan a la zona situada al norte del Parque Natural, descendiendo las pricipitaciones de los 2.200 l/m2 año en Grazalema a unos 500 l/m2 año en Olvera.

Mirador de Zahara de la Sierra


0 comentarios