Andalucia Rustica

Buscar más

Miradores de Andalucía

Mirador del Agua

Miradores de Andalucía

Mirador del Agua

El Mirador del Agua se localiza en el Paque Natural Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama.

Este mirador nos brinda una espectacular vista de la Loma de Ubares, Palancares, el cerro de los Machos o la Loma del Chaparral que van dibujando el perfil y límite natural entre las provincias de Granada y Malaga. En días despejados es fácil distinguir desde este punto el perfil de Sierra Nevada, que aporta la frescura de sus cumbres a este imponente conjunto natural.

En la presencia predominante del pinar, tuvo que ver la necesidad de contar con materia prima para la explotación de la resina por parte de la Unión Resinera Española; que promovió que el pino se convirtiera en la especie elegida para realizar las repoblaciones que han tenido lugar en el sitio. A pesar de su predominio, convive con otras especies que comparten este entorno natural, los pinos dejan algún espacio a las encinas, durillos y aladiermos.

Los quejigos y las sabinas van apareciendo conforme se asciende en altura, para dejar espacio en las zonas más frías y húmedas al matorral, muy característico en las crestas de estas sierras con la presencia del tejo, árbol que da nombre a la Sierra de Tejeda, dentro de este Parque Natural. La vegetación que se concentra en el fondo del valle nos permite intuir el curso del río Cacín.

Estas sierras son el hábitat natural de la cabra montés, recuperada del peligro de desaparición de este espacio que sufrió en los años setenta y que en la actualidad, tiene en este parque, na de las poblaciones más numerosas de Andalucía. Los árboles y roquedos son el lugar perfecto de una amplia representación de aves. Es fácil presenciar el vuelo de águilas reales, perdiceras, culebreras y calzadas, halcones peregrinos y azores. Igualmente podemos encontrar ejemplares de otras aves de montaña como las collalbas, el roquero rojo, el carbonero y el acentor alpino. Recientemente las ardillas comunes han encontrado en estas sierras el lugar perfecto para establecerse.

Esta importante muralla natural entre las provincias vecinas fue domada por el tesón de sus pobladores, que consiguieron trazar rutas, utilizadas hasta la mitad del siglo pasado por arrieros, hmbres fuertes que llevaban productos autóctonos como la miel de caña, quesos y pasas a los cortijos y pueblos que salpican el territorio de la Sierra de Almijara. Esos mismos caminos de herradura permitían también llevar a tiempo el pescado de la costa, no sólo a los pueblos del interior sino incluso a la lonja de Granada. También fueron escenario en el que desempeñaron su oficio los resineros, pastores, madereros, leñadores, etc. Hoy habría que añadir la presencia de senderistas como usted amantes de la naturaleza.


0 comentarios