Andalucia Rustica

Buscar más

Miradores de Andalucía

Mirador Ojo del Moro

Miradores de Andalucía

Mirador Ojo del Moro – Benaocaz

El Mirador Ojo del Moro se localiza en el término municipal de Benaocaz, Parque Natural Sierra de Grazalema y se accede al mirador por el Sendero Ojo del Moro.

El Mirador Ojo del Moro se encuentra en el límite suroeste de la Sierra de El Endrinal, separada de la Sierra Alta por el cauce del arroyo Pajaruco. Frente al mirador está la Sierra de la Silla, llamada así porque los dos picos más altos, Adrión y Silla tienen una forma que recuerda a una silla de montar. En esta sierra destaca el monte Higuerón de Tavizna, donde se encuentra el Aula de la Naturaleza del mismo nombre, un equipamiento de educación ambiental que organiza actividades de acercamiento a los diferentes ecosistemas del Parque Natural.

A la derecha de la panorámica tenemos la Sierra de Albarracín que junto a la Sierra del Caillo, forma la cuenca del Río Tavizna. La salida natural de este río se encuentra entre el monte Higuerón y El Alto del Puntal.

La naturaleza caliza de las rocas hace que los cursos de agua formen desfiladeros como el que ha formado el Arroyo Pajaruco. Además hay corrientes subterráneas que terminan en nacimientos como el del Hondón, que aunque no podamos verlo, esta a los pies del Salto del Cabrero y que seguramente esté relacionado con la falla que partió la montaña en dos.

La vegetación dominante es el encinar, acompañado por acebuches y algarrobos en las zonas de solana y en las de umbría con quejigos. En la sierra de la Silla se pueden observar pinares, y en el fondo del valle el suelo es más rico, por lo que los bosques ha sido eliminados para producir pastos para el ganado o para cultivos de secano.

En cuanto al patrimonio histórico, desde el Mirador Ojo del Moro puede verse el castillo medieval de Aznalmara y más lejos se ve el cerro de Cabezas de Hortales, donde se encuentra la ciudad romana de Iptuci. En los días claros puede verce la sierra de Gibalbín, el pueblo de Bornos y delante de él el Pantano de Bornos.


0 comentarios

Deja un comentario