Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Córdoba

Montilla

Pueblos de Córdoba

Montilla, Campiña Cordobesa

Montilla está situada al sur de la provincia de Córdoba (Andalucía, España) en el corazón de la campiña, al borde de las principales vías de comunicación: la A-45 (Autovía de Málaga), N-331 Córdoba-Málaga, la A-309 (N-IV/N-331) y la línea férrea Madrid-Cádiz.

El municipio limita con sus vecinos de Espejo y Castro del Río al Este, Cabra y Lucena al Sur, Córdoba al Norte, con La Victoria y La Carlota al Oeste y con los municipios de Écija y Herrera de la provincia de Sevilla.

Situada a menos de 90 minutos de las principales capitales de provincia y aeropuertos andaluces, Montilla es parada casi obligada en las rutas que enlazan con la costa mediterránea andaluza. Es la cuna de «El Gran Capitán», San Francisco Solano y la patria chica del Inca Garcilaso de la Vega o San Juan de Ávila, cuyos restos se conservan en la Iglesia de la Encarnación.

Existen diversas interpretaciones de su toponímico: en el siglo XVIII se atribuía a la contracción de «monte-villa»; otros estudiosos trataron de obtenerlo de Monte Ulía o de Montiella (del árabe Mondelia) y seguramente fuese la Montilyana de los Anales Palatinos de Alhakan II citada entre el recorrido desde Atana y Wacita Milihah (Cabra).

Actualmente se piensa que su nombre, es de claras raíces castellanas, ya que aparece por primera vez en la Crónica de Alfonso XI (1333) y en el Libro de la montería de este monarca, así como en varios documentos de la segunda mitad del siglo XIV, como Montiella.

La implantación romana queda evidenciada por numerosos hallazgos, entre los que destaca el torso de Diana aparecido en la Casilla de la Lámpara, junto a otros fragmentos escultóricos, y algunos restos constructivos, así como ladrillos con inscripción, que abonan la posibilidad de que se trate de una villa. De igual modo aparecen en el terreno algunas obras públicas tales como vías pavimentadas y enmarcadas por bordillos.

De época musulmana quedan algunos restos, siendo reconquistada por Fernando III en el siglo XIII, dependiendo de la ciudad de Córdoba.

En 1257 Alfonso el Sabio la cedió en señorío a don Gonzalo Yáñez Dominal. Pedro I la donó en 1351 a don Alfonso Fernández Coronel, quien la perdió a los dos años en favor de la Corona. Enrique II, en 1367, la donó a Gómez Carrillo; posteriormente, volverá de nuevo al monarca, ya que en 1371 la concede a Lope Gutiérrez, alcalde mayor de Córdoba, por vía de mayorazgo, quien en 1375 la entregó a Gonzalo Fernández de Córdoba a cambio de diversos bienes en Guadalcázar.

Es a partir del segundo tercio del siglo XIV cuando nos aparecen las primeras noticias sobre la villa y castillo de Montilla y es a partir de 1371 cuando su consejo se independiza de Aguilar. Montilla permanecerá a partir de 1375, y durante el resto de la etapa bajomedieval, en poder de los Fernández de Córdoba. Así se cree que Montilla fue la villa natal de Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán.

Felipe IV la tituló » Ciudad» en 1630. El gobierno de Carlos III reconoció el ofrecimiento local cuando pretendía la recuperación de Gibraltar en 1779. Este mismo año, el 24 de agosto de 1779, se funda en Montilla la primera Sociedad Económica de Amigos del País de la provincia.

Entre 1808-1811 Montilla fue ocupada por las tropas napoleónicas.

Monumentos de Montilla

Monumentos Religiosos

  • Ermita de Belén
  • Ermita de la Rosa
  • Ermita del Santico
  • Ermita de San José
  • Iglesia de la Merced
  • Parroquia de Santiago
  • Iglesia de San Agustín
  • Convento de Santa Ana
  • Convento de Santa Clara
  • Parroquia de la Asunción
  • Parroquia de San Sebastián
  • Santuario de María Auxiliadora
  • Parroquia San Francisco Solano
  • Capilla del Sagrado Descendimiento
  • Basílica Pontificia San Juan de Ávila

Otros Monumentos

  • La Tercia
  • Castillo de Montilla
  • Arco de San Lorenzo
  • Casa Don Diego Alvear
  • Casa San Juan de Ávila
  • Ayuntamiento de Montilla
  • Palacio Duques de Medinaceli
  • San Juan de Dios (Salón Municipal de Exposiciones)

Museos de Montilla

  • Casa del Inca
  • Museo Garnelo
  • Museo del Aceite
  • Museo Histórico Local

Rincones de Montilla

  • Cruz de Arbón
  • Plaza de la Rosa
  • Llano de Palacio
  • Barrio de Tenerías
  • Plaza de la Merced
  • Paseo de Cervantes
  • Arco de Santa Clara
  • Sendero del Castillo
  • Paseo de las Mercedes
  • Barrio de la Escuchuela

Espacios Naturales

  • Piedra Luenga
  • Cerro Don Juan

Cerro Don Juan / Sendero Botánico: El Cerro Don Juan es un enclave natural situado en la Sierra de Montilla. Las poblaciones cercanas a este paraje son: Montilla (a unos 8,5 km), Buena Vista (a 1 km), Río Frío (a unos 4 km) y Aguilar de la Frontera (a unos 8 km), todos ellos pertenecientes a la Campiña Sur Cordobesa.

Este enclave constituye uno de los últimos reductos de vegetación mediterránea autóctona de la campiña.

Frente a las especies vegetales predominantes en la zona, todas ellas con aprovechamiento agrícola, en el Cerro de Don Juan nos encontraremos con un ejemplo de la vegetación que hace muchos años ocupó toda la zona con clima mediterráneo de la Península Ibérica, hoy en día degradada por la acción humana.

En el recorrido por el sendero botánico encontraremos una buena representación de la flora de la comarca y la región biogeográfica en la que se enclava el Cerro Don Juan, así como paneles explicativos en los que se hace especial hincapié en aquellas especies de flora cuya presencia puede estar amenazada en la zona o son más interesantes desde el punto de vista ecológico o paisajístico.

Longitud del Recorrido: 763 m | Duración media: 30 min. | Grado de dificultad: Media-Baja

Cortijos, Haciendas y Lagares

Lagar Saavedra
Lagar de Cañadas
Lagar Las Puentes
Lagar de la Vereda
Lagar de la Inglesa
Cortijo la Retamosa
Cortijo Pozotechado
Hacienda San Carlos
Hacienda la Canaleja
Lagar de los Raigones
Molino de los Cansinos
Huerta Fuente de la Higuera
Lagar de la Ascención o de Góngora
Lagar de San Pedro o Lagarito de las Aguas

Gastronomía de Montilla

Salmorejo. Gazpacho de ajos. Cazuela de espárragos trigueros. Riñones al Montilla. Alcachofas a la montillana. Adobos de carne al vino. Rabo de vacuno. Pies de cerdo estofados.

Dulces: Gachas de mosto. Arrope. Gachas con coscurrones. Alfajor. Rosco de Pedro Ximénez. Mantecados. Polvorones. Bombones. Cuajada. Delicado. Hojaldre. Pastelón de cabello de ángel. Borrachuelos. Cangrejos (dulces de yema, fritos, melados y ligeros).

Donde dormir

  • Hotel Alfar
  • Hostal Bellido
  • Finca Buytron
  • Cortijo El Pinar
  • Hotel Los Felipes
  • Hotel Don Gonzalo
  • Hacienda La Vereda
  • Casa Rural Cuesta Blanca

Cómo llegar

Salir de Córdoba. Tomar E-5 / A-4 en dirección: N-432, GranadaSevilla. Seguir dirección: Salida 408 – Málaga. Continuar en: A-45. Pasar cerca de La Rambla. Tome la salida en dirección: N-331. En la rotonda, tomar la salida 1 Continuar en: N-331. Llegar a Montilla.

Distancias

Rute 46 km
Cabra 26 km
Baena 37 km
Lucena 30 km
Zuheros 38 km
Córdoba 44 km
Santaella 24 km
Carcabuey 43 km
Doña Mencía 35 km
Priego de Córdoba 50 km

Fuentes y Manantiales de Montilla

  • Fuente El Pez
  • Fuente El Piojo
  • Fuente Hierro
  • Fuente El Grajo
  • Fuente del Caño
  • Fuente El Álamo
  • Poza El Fontanar
  • Poza El Mimbral
  • Fuente El Arquita
  • Fuente de la Flauta
  • Fuente El Mimbral
  • Fuente El Chorrillo
  • Fuente de Anacleto
  • Pozo del Cuadrado
  • Pozo de Aguaderas
  • Poza de la Alcubilla
  • Fuente El Fontanar
  • Fuente de la Canaleja
  • Fuente de Cañalerma
  • Fuente de la Casa del Capitán Prieto
  • Fuente Nueva
  • Poza de Jarata
  • Poza de Pusini
  • Pozo de Jorgillo
  • Poza de la Zarza
  • Fuente de Tintín
  • Fuente de Rodas
  • Fuente de Panchía
  • Fuente La Malena
  • Fuente de Zapateros
  • Fuente de San Carlos
  • Fuente de la Higuera
  • Fuente de Santa María
  • Poza del Lagar del Pozo
  • Fuente Venero de la Vía
  • Fuente Martín Duélamo
  • Fuente de San Francisco
  • Fuente de Descansavacas
  • Manantial de la Huerta Antona
  • Fuente de la Huerta la Higuera

Fuente El Piojo

Su nombre puede ser debido, sugún la tradición popular, al poco caudal de aguas bastas que no podían ser utilizasda para el abastecimiento humano pero sí para el ganado y caballerías. No se tienen noticias en documentos antiguos pero su existencia data del siglo XVI. Se trata de un alto en el Camino Viejo de Córdoba donde se refrescaban los animales, esta vía ha sido fundamental en la unión de Montilla con la capital del antiguo reino de Córdoba, por aquí pasaron mercancías, productos, carruajes y personajes antiguos de toda índole y condición pues era la entrada natural desde la ciudad de la mezquita.

Esta fuente anunciaba la cercanía de «Montilla, verde estrella del cielo cordobés» en palabras del escritor judeoconverso montillano Miguel de Barrios (siglo XVII). En los alrededores surgen múltiples huertas regadas por distintos veneros y arroyos como el de Huelma, lugares donde secriaban las famosas alcachofas, los pimientos afarolaos, las habas, los ciruelos de olor o los albarillos que tanto han enriquecido nuestra cocina y paladares montillanos.

Fuente El Chorrillo

El documento más antiguo en la que aparece reseñada es en un Acta Capitular del Cabildo de Montilla del año 1526 sobre el repartimiento de aguas para el ganado. Aunque situada en el cordel del El Chorrillo se encuentra junto al camino de Montemayor siendo muy utilizada por los viandantes, caballerías y ganado trashumante.

Cercan a antiguas tierras de los Marqueses de Priego como el cortijo de El Chorrillo, de preciosa arquitectura tradicional, también cerca se levanta la antigua huerta del mismo nombre. Junto a la fuente encontramos la legendaria planta del acanto o árboles de la especie ulmus minor que antiguamente se plantaban junto a cortijos y fuentes, pues su madera es muy resistente para hacer ruedas de carro y aperos del campo, y para arreglar con sus ramas algún contratiempo de los atalajes, caballerías o carros que transitaban estos caminos.

Muy curiosa es la leyenda de una mora que en los días de luna llena se aparece junto al pretil peinando larga cabellera con un peine de oro y que trataba de encantar a quien se acercaba, son reminiscencias de aquellas tradiciones orales de estas tierras de frontera.

Fuente de Descansavacas

Tradiciones populares, naturaleza y cultura se funden en el paraje de Descansavacas, lugar de cruce de diferentes veredas y cordeles en el que se abastecían los distintos rebaños trashumantes, yuntas y bestias para el trabajo en el campo y para saciar las necesidades de los habitantes cercanos, por lo tanto, como bien recoge su nombre es lugar de descanso y abrevadero.

Junto a ella se yergue el Cerro Simón y el cortijo de El Castillejo que según una antigua leyenda acogía una pequeña torre vigía relacionada con el castillo medieval de Dos Hermanas, ya en término de Montemayor. En sus aguas jugaban los niños de los cortijos y casillas cercanos que acudían a «la miga» o colegio que se situaba cercana a la fuente y donde aprendían sus primeras letras. En este paraje singular sitúan nuestros mayores las correrías de los famosos martinillos, aquellos duendes que hacían tropelías graciosas a los viandantes de estos lugares y que en ocasiones se subían en las bestias para irse a vivir a las casas de los agricultores y seguir haciendo de las suyas.

Fuente El Arquita

Situada en el camino que conduce a Montemayor, esta fuente tiene un protagonismo fundamental para el abastecimiento de ganado, para viandantes como via de comunicación entre poblaciones y en ocasiones para el riego de las huertas, en sus inmediaciones se sitúan varias de ellas como la de Huelma o del Duque en la que todavía se conserva un lavadero que fue propiedad de los Marqueses de Priego y que arrendaban a los montillanos para lavar sus ropas, la huerta de la Iglesia o la huerta de las Minas que fue propiedad de Mateo Sánchez en el siglo XVI y padre de San Francisco Solano, al que El Santo llevaba por este camino el hatillo para su progenitor cuando se dirigía para ayudar en las labores agrícolas de la huerta familiar. Es una zona rica en agua que con albercas abastecen a los distintos menesteres agrícolas.

Historias lejanas nos hablan de grandes serpientes que atemorizaban a las yuntas y merodeaban por estas tierras. Vestigios romanos y musulmanes aparecen ligados a estos parajes donde el junco y el poleo nos deleitan los sentidos.

Ruta de las Fuentes Históricas de Montilla

El Balcón de la Escuchuela es uno de los miradores más bellos que se pueden encontrar en la Campiña. Situado en un antiguo barrio de callejuelas estrechas, desde aquí se divisa gran parte de la comarca e incluso Sierra Morena en días despejados, sin mucho esfuerzo. Es en este punto donde empezamos una ruta que nos llevará a conocer algunas de las muchas fuentes históricas con que cuenta Montilla y que, en su inicio, mediante un sendero peatonal, bordea la magníficamente recuperada ladera del Castillo.

Desde aquí, un breve recorrido urbano nos llevará a la calle Córdoba (donde se encuentra la Ermita del Santico, del s. XIX) para, al final de ésta, saliendo ya del casco urbano, entre viñedos y olivares, tomar el camino de las Tenerías. Éste confluye con la Vereda del Juncal y, siguiendo esta vía pecuaria, a unos escasos cien metros, giraremos a la derecha para seguir nuestra ruta por el camino de Montemayor. Pasado el segundo km, en el paraje conocido como Huerta del Duque, encontramos la Fuente de El Arquita, primera de las fuentes que se pueden visitar en la ruta. Restaurada en su día por el Ayuntamiento de Montilla, cercana a esta fuente se encontraba la huerta del padre de San Francisco Solano, patrón de Montilla, la conocida como Huerta de las Minas.

Hacia el km 5,5 el camino de Montemayor se cruza con el Cordel del Chorrillo. En este punto, aunque la ruta toma dirección hacia la derecha, deberemos hacer un alto, y en dirección contraria, a unos 200 metros, visitar la fuente que da nombre a la vía pecuaria, la Fuente de El Chorrillo.

Volviendo sobre nuestros pasos, en el mismo Cordel del Chorrillo, un kilómetro más adelante podremos tomar un pequeño desvío de ida y vuelta para visitar la Fuente de San Carlos para, nuevamente sobre la vía pecuaria, unos 500 m. más adelante, contemplar la Fuente de Descansavacas, antiguo descansadero hoy recuperado como pequeña área de descanso con bancos y arbolado de sombra. Este sería el punto en el que retornamos de nuevo en dirección hacia Montilla por el Camino de la Fuente del Arca. Antes pasaremos por el conocido como Llano del Mesto, que cuenta hoy día con un más que apreciable bosquete isla de pino piñonero (Pinus pinea) y algún que otro algarrobo (Ceratonia siliqua) como resultado de reforestaciones participativas realizadas hace años. Tras el cruce con el Camino de Córdoba pasaremos por la Fuente del Piojo, sepadada hoy día del camino mediante un murete, que aleja el peligro consustancial de colmatación que tenía en otras épocas.

A escasos 800 m. de aquí encontramos una de las fuentes más importantes y conocidas de Montilla, la Fuente Nueva. No en vano su construcción, hacia 1528, corrió a cargo de Hernán Ruiz, uno de los más reputados arquitectos del siglo XVI, conservándose en el archivo municipal actas que detallan el coste de la obra.

Desde la Fuente Nueva podemos optar por terminar la ruta llegando al Parque de la Rejoya, o bien realizar la visita alternativa a dos fuentes más de gran interés histórico. Tomando el camino Partidor de la Minilla, que sale desde la misma Fuente Nueva, podremos visitar la Poza de la Alcubilla, poza de origen romano, posteriormente reutilizada por los árabes. Otra alternativa la constituye visitar la Fuente de la Malena. En este caso , también desde la Fuente Nueva, subiremos por la calle Julio César hasta su confluencia con la calle Almodóvar del Campo, llegando a la fuente por la Vereda de la Magdalena.

FuenteDiputación de CórdobaAyto. de Montilla


2 comentarios

  1. Pepita Arce Sanchez escribio:

    Me podria informar sobre la historia de los arcos de la puerta de Aguilar?

  2. Manuel Isorna Santos escribio:

    Agradecería información sobre la posibilidad de poder disponer de un guía turístico, en el caso de que el ayuntamiento disponga de este servicio, para un grupo de 30 personas en visita de sábado.
    Gracias.