Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Córdoba

Nueva Carteya

Pueblos de Córdoba

Nueva Carteya, municipio de Córdoba

Nueva Carteya es un municipio a mitad de camino entre la campiña y las Sierras Subbéticas, al sur de la provincia, sus tierras están pobladas, casi en su totalidad de un mar de olivos que le aportan un aspecto de fertilidad y riqueza. Limita con los municipios vecinos de Castro del Río, Baena, Doña Mencía y Monturque.

Aunque existen vestigios ibéricos, su nacimiento como tal, data de 1822, como una aldea perteneciente a Cabra. La población , por tanto, de nueva planta ofrece un aspecto tranquilo y cuidado que contrasta con el entorno de lomas pobladas de olivos.

Nueva Carteya se sitúa en una extensa zona en la que los restos arqueológicos encontrados testimonian un asentamiento que podría remontarse a tiempos prehistóricos, pero será durante la Edad Antigua cuando estas tierras alcancen su mayor importancia.

Su lugar estratégico, rodeado por altos cerros, permitió que culturas como la Ibérica, la Romana o la Visigoda tomaran esta zona como lugar ideal para la defensa y control del resto de sus territorios. Testimonio de ello son los numerosos restos arqueológicos hallados en los puntos más altos de la villa, la Plaza de Armas y El Higuerón, y que actualmente se conservan en el Museo Arqueológico Provincial de Córdoba.

Así pues, esculturas ibéricas entre las que destacan tres leones realizados en piedra caliza, junto con monedas y cerámicas romanas, dan fe de la intensa actividad que existió en este lugar. Otro de los hallazgos más importantes de esta etapa es el acueducto que conectaba la Plaza de Armas con Ucubi (Espejo).

De la Edad Media se conservan una estela sepulcral visigoda en caliza blanca, procedente de la necrópolis de las canteras del siglo VI. La Torre del Puerto, así como varias espadas encontradas, reflejan también las luchas que enfrentaron a los bandos árabe y cristiano durante los siglos XIII y XIV.

En la Edad Moderna, el Monte Horquera constituía una extensa zona de pastos y dehesas de encinas, en los que la clase aristócrata disfrutaba de sus múltiples cacerías.

Finalmente, el pueblo de Nueva Carteya se funda en 1.822 por el clérigo baenense D. Diego Carro, bajo el nombre de Aldea de San Juan, y sería más tarde cuando tomaría su actual nombre.

Monumentos de Nueva Carteya / Qué ver

Parroquia de San Pedro Apóstol, neoclásica del s. XIX, con retablo del XVIII.

Ermita de San Pedro (s. XVII).

Círculo de la Amistad (fachadas policromadas).

Mercado neomudéjar, de 1927.

Plaza del Marqués de Estella.

Calle Montilla.

Yacimientos Arqueológicos

El Higuerón (restos romanos).

La Tejuela (necrópolis visigoda).
Sequeira (silos medievales).

Recinto Amurallado Plaza de Armas
El recinto íbero de Plaza de Armas es el más importante de la zona, ocupando la parte más alta y plana del cerro de Armas, con una cota máxima de 752 metros. El asentamiento se encuentra defendido al Sur por un pronunciado talud que quizás enmascare una línea de muralla. En el extremo Norte aparecen partes de la muralla, formada por sillarejos de tamaño mediano. La superficie fortificada tiene un eje máximo de 500 metros. En la zona central de la meseta inferior aparecen restos de algunas construcciones de grandes piedras (según la bibliografía, dos recintos fortificados). En toda la extensión aparecen grandes cantidades de cerámica ibérica y romana.

Desde el entorno de este recinto partía un acueducto que, atravesando Nueva Carteya y a lo largo de unos 18 kilómetros, llegaría hasta la antigua Colonia Claritas lulia Ucubi, actual Espejo, como forma de abastecimiento de esta última población en época romana. Cerca de aquí se situaba el caput aquae, desde el que se atravesaban lugares como la Fuente de la Mora y Las Neverías hasta la actual población de Nueva Carteya, a donde todavía llega el agua procedente de ese elevado manantial. Desde ahí, el acueducto salía del pueblo por la Cooperativa Vitivinícola Carteyana y se dirigía hacia Ucubi en dirección noroeste, atravesando los cortijos de Juan de Frías, Piloncillo, Calderón, El Tomillar y Casablanca y surcando, de este modo, los términos de Nueva Carteya, Castro del Río y Espejo.

Plaza de Armas se erige como fiel vigilante en las cumbres del pueblo de Nueva Carteya, pueblo de historia joven pero que, como hemos podido ver, posee un patrimonio anterior que testimonia el asentamiento de culturas tan importantes como la íbera y o al romana.

Recinto amurallado de las Neverías:Ubicado en la zona más alta del cerro del mismo nombre, el recinto fortificado de Neverías es un asentamiento protohistórico con continuidad en época romana. De planta cuadrangular, sus dimensiones son de 13,30 x 14,90 metros. Se encuentra realizado con mampostería de tamaño regular y el recinto interior posee una altura máxima de 1,50 metros. En su lado Noreste aparece otra alineación exterior, quizás un segundo recinto, aflorando también por el sur otras alineaciones de piedras. Se encuentra en estado de ruina progresiva, casi desaparecido. Se ha hallado aquí cerámica campaniense, ibérica, romana, sigilata y ladrillo y tégulas (tejas) romanas.

Este recinto fortificado constituye parte del cinturón de fortines formado por los recintos del Sastre, el Castillejo, Puerto Viejo, la Cornicabra, las Vistillas y el Higuerón. En su momento de máximo esplendor dominaba los caminos que comunicaban la región con otras ciudades íbero-romanas, por lo que se consideraba un importante lugar de paso y de transacciones económicas que posibilitaron el asentamiento en los alrededores de numerosas ciudades fortificadas. Estas ciudades ejercieron un poderoso control sobre el territorio desde el siglo V a.C. hasta la llegada de los colonos romanos, con una fuerte economía basada en la producción agrícola y el comercio que practicaban con fenicios y cartagineses, ya que daba salida hacia el valle del Guadalquivir a los metales procedentes de Cástulo.

Mirador de Nueva Carteya

Urbanismo

Parque Plácido Fernández Viagas.

Casería el Cañuelo

Gastronomía del municipio

La gastronomía carteyana está muy influenciada por su aceite de oliva con Denominación de Origen, principal orgullo de sus habitantes y uno de los mejores del mundo. El cuidado del olivar es una tradición fuertemente arraigada entre los carteyanos. La dedicación puesta en la recolección de la aceituna y la elaboración del aceite, que se realiza en la almazara, convierten este proceso en un arte puro y digno de seguirse paso a paso.

Cualquier persona que venga a Nueva Carteya, podrá disfrutar de todo el recorrido desde el inicio, en el campo, hasta la degustación del aceite en los desayunos molineros.

Entre los platos salados destacaremos: el mojete de “papas” (patatas fritas cubiertas por una sabrosa salsa hecha de perejil, ajo y miga de pan); las migas con tocino y chorizo, plato tradicional acostumbrado a comerse en los lluviosos días otoñales; el salmorejo cordobés, imprescindible para refrescarse en los calurosos días de verano; y las naranjas con aceite, manjar muy sencillo pero delicioso que era tomado tradicionalmente por toda la familia en época de recolección.

Pero quizá el mayor placer gastronómico de la tierra consiste en la típica costumbre del “remojón” (el pan recién salido del horno se introduce en aceite de oliva, acompañado de unas aceitunas o tomate).

Para terminar, resaltar los deliciosos dulces carteyanos, entre los que destacan los denominados dulces de sartén: pestiños, flores, gajorros, buñuelos… así como también los dulces de horno: bizcochos, roscos y magdalenas.

Cómo llegar a Nueva Carteya

Salir de Córdoba. En la rotonda, tomar la salida 2 Continuar en: Carretera A Granada. Continuar en: N-432. Travesía de Santa Cruz. En los alrededores de Espejo, continuar en: A-304. En la rotonda, tomar la salida 3 Continuar en: CP-043. TomarCP-189. Girar a la izquierda: A-3130. Entrar en Nueva Carteya.

Distancias

Baena 17 km
Espejo 16 km
Montilla 20 km
Córdoba 50 km
Doña Mencía 15 km
Montemayor 31 km
Castro del Río 14 km
Fernán Núñez 34 km
Aguilar de la Frontera 28 km

Fuentes y Manantiales de Nueva Carteya

  • Fuente Guta
  • Fuente de la Villa
  • Fuente de la Mora
  • Pozo de la Tinajilla
  • Fuente del Cañuelo
  • Fuente de Mingovela
  • Fuente de las Espejas
  • Fuente de la Avda. de Andalucía

Pozo de la Tinajilla

Aquífero es una noción que se utiliza en los ámbitos de la geología para definir una estructura subterránea que alberga agua.

Los acuíferos son reservorios de agua que están ubicados debajo de la superficie terrestre. Estos acuíferos permiten la circulación del agua a través de diversas grietas y de la porosidad de su estructura. En los acuíferos es posible diferenciar entre el nivel freático (el sector superior), la zona de saturación (el espacio donde los poros rocosos se llenan de agua) y la capa impermeable. Sobre el nivel freático y antes de la superficie se encuentra otro sector conocido como zona de aireación.  Es importante tener en cuenta que los acuíferos permiten que una buena parte de la población de todo el mundo acceda al agua. Sin embargo, la explotación sin control y la contaminación amenazan este recurso.

El Pozo de la Tinajilla se encuentra a una altura de 710 m. y es un claro ejemplo de Acuífero colgado. El acuífero colgado suele ser muy superficial y presenta una extensión limitada. Es un estrato de baja conductividad hidráulica, se recarga a partir de la precipitación de la lluvia y su comportamiento es muy dinámico. La dirección de flujo del acuífero va de Sur a Noreste. Su recarga depende de las condiciones como la precipitación, escurrimiento, vegetación, presencia de capa de suelo, pendiente del terreno y permeabilidad de las rocas. Este acuífero es muy sensible al uso de la tierra y al sistema de labor empleado en el cultivo del olivar, dado que toda la zona de recarga se encuentra en la actualidad cultivada, pudiendo sufrir fácilmente procesos de contaminación por fitosanitarios y/o ruptura de la dinámica de recarga por el sistema de roturación empleado.

Pozo de la Tinajilla - Nueva Carteya

Sendero Recintos Fortificados

Saliendo de Nueva Carteya en dirección a Montilla, el sendero transcurre paralelo al arroyo Carchena en su primer tramo. Una vez que alcancemos el cruce del “camino Las Cuevas”, nos dirigiremos hacia el Oeste para enlazar con la carretera CP-173, desde donde podremos disfrutar de una estupenda panorámica de la zona central de la provincia de Córdoba, configurándose aquí el paisaje a partir de 3 espacios geográficos diferenciados: la campiña olivarera, la vega del Guadalquivir y Sierra Morena. Desde este punto podemos disfrutar de un impresionante paisaje donde se ven algunos pueblos de la provincia como son Espejo, Montilla, Santa Cruz, Montemayor y en noches claras Córdoba. Seguiremos por la mencionada carretera hasta llegar al “camino Las Pequeñas”, desde el que se puede divisar una completa panorámica de Nueva Carteya oculta entre siete colinas cubiertas de olivares casi en toda su extensión. En este mismo camino se encuentra la subida a la Virgen Cumbreñita y la Recinto Fortificado de la Torre del Puerto, torre vigía de origen medieval situada en el punto más alto del término municipal.

Continuando por el “camino Bojano hasta empalmar con el camino “Las Cumbres”, podremos apreciar el gran valor paisajístico que poseen los lugares por los que transcurre la ruta. Más adelante, llegaremos a la carretera CO-6214 de Nueva Carteya a Cabra por el puerto, de la cual tomaremos un tramo y desde la que podremos disfrutar de otras de las mejores vistas de Nueva Carteya. Al culminar el puerto abandonaremos la carretera para coger el “camino de la Villa”, punto de unión de la ruta corta que se desvía en la población para hacer un recorrido menor en kilómetros pero mucho más exigente por el desnivel acumulado, adentrándonos por un universo de olivos nos encontramos en primer lugar el Recinto Fortificado íbero de Plaza de Armas, el cual se erige como fiel vigilante en las cumbres del pueblo de Nueva Carteya; y por el “camino de Las Neverías” alcanzaremos el Recinto Fortificado de las Neverías, asentamiento protohistórico con continuidad en época romana. Seguiremos por un camino cementado que transcurre paralelo al Arroyo de los Molinillos y según descendemos veremos enfrente la Ermita de San Pedro, situada ya a unos 2 kilómetros de Nueva Carteya y a lomos de un pequeño cerro. Se trata de un monumento rural, sencillo y modesto, realizado en piedra, y que actualmente se encuentra restaurado casi en su totalidad, remontándose su origen a una antigua parroquia del siglo XVII. Desde este punto y a escasa distancia, Nueva Carteya será ya nuestro último objetivo.

Fuente: Ayto. de Carteya


0 comentarios

Deja un comentario