Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Sevilla

Palma del Río

Pueblos de Sevilla

Palma del Río, Vega del Guadalquivir

Palma del Río es el último pueblo de la provincia de Córdoba por su parte más occidental. Limita con Sevilla, la capital andaluza, lo que hace que tenga mucho del arte sevillano sin perder la belleza y la serenidad cordobesa. Estas cualidades se aprecian en sus gentes, en sus monumentos, en su historia…

Está situada en un lugar privilegiado en el margen izquierdo del gran río de Andalucía, el Guadalquivir, y asentada en una antigua terraza del Genil, lo que provoca que sus tierras, bañadas por ambos ríos, sean fértiles y produzcan el tesoro más preciado de Palma del Río: sus productos agrícolas y el fruto por excelencia, la naranja. Los campos palmeños forman un verdadero bosque de naranjos que perfilan aún más, si cabe, una imagen espectacular que, sobre todo en primavera, salpica el verdor de sus árboles con la flor blanca del azahar que aromatiza sus campos, calles, y avenidas hasta el lugar más recóndito, y en época de recolección alegran el paisaje invernal con la luminosidad de su fruto.

Palma del Río no es sólo paisaje; también es historia, arte, cultura… Se puede pasear por sus calles y recorrer el Casco Antiguo donde se encuentra la mayoría de los monumentos del municipio, que delimitados por el Recinto amurallado, conforman un conjunto arquitectónico histórico-artístico de gran importancia que aúna diferentes épocas y culturas.

Los investigadores piensan que tuvo su origen en un palacio fundado el año 105 a. C. por el romano Aulo Cornelio Palma, que le dio nombre; otros consideran que la reedificó, considerándola más antigua. Algunos la identifican con » Decuma».
San Eulogio (mediados del siglo IX) la nombró ya con el nombre de Palma. Con los godos perteneció al obispado de Itálica. La población fue conquistada a los musulmanes en 1231 por el infante don Alfonso, hermano de San Fernando, después Señor de Molina y definitivamente por Fernando III, recordado por Juan de Mena en el «Laberinto de Fortuna».

En 1342 la villa pasa de realengo al régimen señorial por donación de Alfonso XI a su almirante micer Egidio Bocanegra.

En 1483 fue rechazado un ataque musulmán por don Luis Portocorrero, señor de Palma, en cuyo favor fue erigida en condado a favor de su hijo Luis VIII, señor de la villa en 1507.
San Juan de Avila, dedicará al conde su «Audi-Filia» (1556). Fray Luis de Granada es prior del convento de dominicos.

El apelativo del Río, por el que se conoce actualmente, fue añadido al nombre inicial con posterioridad de varios siglos.

Monumentos en Palma del Río

Murallas almohades de Palma del Río, con su torre «aprendiz de la Giralda».

Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción.

Convento de Santa Clara, con su espadaña barroca(1509).

Hospital de San Sebastián(s. XVI).

Convento de San Francisco(parroquia, 1518).

Convento de Santo Domingo(1503).

Ermita del Buen Suceso, con portada de arco trilobulado de 1723.

Ermita de Nuestra Señora de Belén y su «triunfo».
Retablo de la capilla de la Virgen del Rosario (siglo XVIII).

Yacimientos Arqueológicos en Palma del Río

La Saetilla (encontrados restos desde el Bronce final hasta asentamientos romanos).

Cortijo del Judío y la necrópolis de El Remolino (hábitat rural romano).

Urbanismo de Palma del Río

Puente de hierro proyectado por los hermanos Darget, inaugurado por Isabel II en 1862.
Arquito Quemado, junto a la muralla almohade.
Típicas hornacinas con azulejos de la calle Santa Clara.
Casas señoriales en calle Cuerpo de Cristo y calle Gracia.
Claustro de la Iglesia del Hospital de San Sebastián.
Palacio de los Portocarrero, con balconada renacentista.

Museos

Museo arqueológico (instalado en la Casa de la Cultura).

Cortijos en Palma del Río

Cortijo Mallena
Cortijo Miravalles

Gastronomía de Palma del Río

Debido a su situación geográfica, entre medios tan distintos entre sí, la gastronomía en Palma del Río se presenta en las formas más variadas. Las plantaciones de espárragos, alcachofas, zanahorias, lechugas y verduras de todo tipo; los frutales abanderados por la naranja como distintivo de calidad, y la extensa campiña con la perdiz, la paloma y el conejo, hacen que Palma del Río cuente con un abanico inmenso de posibilidades en el capítulo gastronómico. Son platos típicos el gazpacho de habas secas, el lomo relleno, el revuelto de espárragos trigueros y de postre, los merengues y los mil platos que pueden ser elaborados con la naranja como protagonista.

Como llegar a Palma del Río

Salir de Córdoba. Tomar A-431. Travesía de Villarrubia. Pasar cerca de Almodóvar del Río. Atravesar Posadas. Continuar en: CO-9085 y seguir indicaciones hasta Palma del Río.

Distancias desde Palma del Río

Écija 30 km
Córdoba 56 km
Posadas 23 km
Peñaflor 9,5 km
Lora del Río 27 km
Constantina 46 km
Hornachuelos 18 km
Fuente Palmera 19 km
La Puebla de los Infantes 20 km

Fuentes y Manantiales de Palma del Río

  • Fuente de Adalid
  • Pilar de La Algaba
  • Fuente de Gomencianes
  • Fuente de Doña Rosa
  • Fuente de los Cabreros
  • Fuente de El Coscojal
  • Fuentecilla de los Frailes
  • Fuente del Cortijo de Guzmán
  • Fuente de la Casilla del Inglés
  • Fuente del Charco de la Adelfa
  • Fuente del Arroyo de la Verduga
  • Lavadero del Convento de Santa Clara
  • Alberca del Convento de San Francisco
  • Fuente de la Ermita de la Virgen de Belén
  • Fuente del antiguo camino entre Palma del Río y La Campana
  • Fuente Clara
  • Fuente Liñana
  • Fuente de Belén
  • Fuente de Arriel
  • Fuente del Pizón
  • Fuente del Remolino
  • Fuente del Lucentino
  • Fuente de la Verduga
  • Fuente de las Vaguetas
  • Manantial de la Saetilla
  • Fuente de la Sepultura del Moro
  • Fuente de las Lomas de la Verduga
  • Fuente del Palacio de Portocarrero

Rutas en Palma del Río

Ruta por las tierras de La Algaba y La Jara: La ruta comienza tras pasar la urbanización de La Algaba en el Kilómetro 5 de la carretera A – .10 entre Palma del Rio y Fuente Palmera. Tras la señalización  de camino rural, a unos 800 metros encontramos la Fuente de La Algaba. Este venero está situado en un lado del camino y tiene planta rectangular de unos diecisiete metros de largo por seis de ancho. En su interior encontramos una parte de abrevadero de dos metros de ancho y un pozo central. Las dimensiones de esta fuente nos muestra la importancia que tuvo como lugar de suministro de agua

Siguiendo por el camino podemos observar una buena panorámica del paisaje de campiña, de las tierras de La Algaba y La Jara. Los dos nombres tienen origen árabe, en el caso de Algaba significa TI Rosque’ y la Jara tendría la traducción de ‘tierra llena de vegetación. Estas denominaciones nos muestran el antiguo paisaje del lugar. Dónde abundaba el bosque mediterráneo. La zona (como otras de la campiña) fue sometida a un importante proceso de desmonte para el cultivo en los últimos siglos. La Algaba llegó a contar con unas pequeñas escuelas rurales que aun se pueden ver en un lado del camino.

Continuando por el camino podemos observar en el horizonte los restos de la torre del molino del Cañaveral. En esta zona existían en el siglo XIX tres molinos más (Molino del Castillo, Molino Guzmán, Molino Alí ). Tras bajar por el camino en dirección sur pasamos por el cortijo del castillo y al final del sendero nos encontramos con el cruce de los caminos que van hacia Los Silillos y Fuente Carreteros.

Seguimos por el primer camino (cañada real del Alamillo) a la derecha en dirección Sur. De nuevo, nos encontramos con un cruce caminos y tomamos el primero a la derecha en dirección oeste (cañada real de la Jara ). Por este camino a unos dos kilómetros encontramos un desvío que nos llevará a la fuente del Adalid. Volviendo al camino seguimos la ruta hasta llegar al Centro Rural Malpica. Una vez pasado este centro tenemos una magnifica perspectiva del valle del Genil y una importante bajada que nos lleva final de la ruta en la carretera A- 453.

FICHA TECNICA

Distancia: 13,75km

Duración: 3 horas ciclo turismo – 5 horas  senderismo

Dificultad: Media – Baja

Ruta por los Pagos de la Barqueta y Pedro Díaz: La ruta comienza en el kilómetro 2 de la carretera CO – V -1321, tras pasar el Centro Hípico «La Herradura», a la derecha observamos el inicio del camino hacia el pago de La Barqueta. Al principio del camino encontramos un plano general del paseo. Al descender por el camino podemos observar dos meandros del Genil, el primero nos muestra una magnifica panorámica del Pago del Rincón en la otra orilla del Genil. Un poco más abajo tenemos en la otra orilla una gran perspectiva del Pago de La Pimentada y de un antiguo puerto con Azud de Noria en la orilla del rio Senil. Desde este lugar tenemos una excelente vista del pago de La Barqueta. Este pago conserva su nombre desde el año 1302 y ocupa todo el meandro del río.

Continuando la ruta pasamos entre naranjos por el antiguo camino hacia el pago de Pedro Díaz. En las terrazas que forman los terrenos de la campiña en contacto con el valle del Genil se conservan plantas como Palmitos, Esparragueras y árboles como Granados silvestres, Acebuches y Moreras. La fauna también es rica, en algunas ocasiones podemos ver Liebres, Conejos y Zorro. Además nos pueden sobrevolar aves tan llamativas como el Abejaruco y otras especies como Garzas, Colilargos, Verderones, Jilgueros y Midas. El camino de tierra en su último tramo discurre paralelo al antiguo canal de riego de la presa del Judío. Al llegar a la carretera CO – V – 1321 encontramos una glorieta y continuamos en dirección al Pago de Pedro Díaz. En el margen del camino encontramos una señal que indica la senda hasta la ermita, tomamos ese desvío para caminar entre naranjos y llegar a la capilla de Pedro Díaz construida en 1860. La Ruta prosigue por una senda entre los naranjos y a orilla del Genil hasta el desvío de los motores de Saetilla, para entrar posteriormente en la carretera hacia el pago de La Graja. Finalmente atravesamos este pago hasta segar al punto final de esta ruta y volver par el mismo sendero o por la carretera hasta el punto inicial.

FICHA TÉCNICA

Distanciar 7.4 km

Dificultad: baja

Duración: 1 hora ciclo turismos – 3 horas senderismo

Ruta por los Pagos de Las Delicias, El Higueral y el Corvo: La ruta comienza en la oficina de Turismo de Palma del Río situada en la Plaza Mayor de Andalucía. Desde allí podemos ir observando las dos puertas de la muralla Almohade (Puerta del Sol y Puerta de Las Angustias) y varios torreones. Después nos iremos adentrando entre los naranjos de los pagos de El Higueral, El Corvo y Las Delicias. Podremos observar algunas casas de huerta y plantaciones de naranjos antiguos y recientes. También se pueden ir viendo y escuchando varias especies de aves (Mirlos, Jilgueros, Gorriones, Verderones, Colilargos, Abejarucos, etc…). Conejos y Liebres. Tras llegar a un cruce de caminos, seguiremos caminando de frente dejando a nuestro lado izquierdo el camino de los huertos sociales y a nuestra derecha el camino por el que volveremos al núcleo urbano.

Cuando estemos cerca de la orilla del Guadalquivir podremos observar un interesante paisaje de ribera. El punto más extremo de la ruta lo constituye el lugar donde desemboca el río Retortillo en el río Grande. En la orilla podremos observar una magnífica perspectiva del cauce del Betis antes de su unión con el Genil. La confluencia de los dos grandes ríos andaluces es el lugar más importante de esta zona, aunque en la actualidad sólo es accesible mediante visitas concertadas. El lugar donde se juntan el Guadalquivir y el Genil es un paraje de gran valor ecológico con abundancia de aves acuáticas, que aprovechan dos grandes islas de río para hacer sus nidos.

El sendero de regreso a Palma del Río sigue rodeado de naranjos hasta que alcancemos de nuevo el casco urbano por el antiguo camino de la barca. Un poco antes de volver a caminar entre casas podemos coger un camino a la izquierda, que nos llevará al puente de hierro que cruza el Guadalquivir al Centro de Interpretación del Río y a la Ermita de Belén. Desde su mirador tendremos una excelente vista del paisaje de Palma del Río y su entorno.

Distancia: 7 Km

Duración: 1 hora cicloturismo – 3 horas senderismo

Dificultad: Baja

Ruta por el antiguo camino entre Córdoba y Sevilla: La ruta comienza tras atravesar el antiguo puente sobre el río Guadalquivir. Cerca del Centro de Interpretación del Río y en la parte inferior de la Ermita de Belén. El camino pasa por las inmediaciones de la estación de tren de Palma del Rio y continúa en dirección oeste por un camino de tierra donde podemos contemplar el Guadalquivir.

Antes de subir por una pequeña cuesta podemos acercamos a la orilla del Río Grande. La zona está formada por un afloramiento de piedras que nos llevan hasta el mismo río. Desde este lugar podemos contemplar una magnífica vista de todo el cauce y la ribera del Guadalquivir. En las cercanías de este sitio existía en el siglo XIX una barca que cruzaba el río. En este tramo el Guadalquivir se ensancha y tiene poca profundidad algo que era aprovechado en el pasado para cruzar el cauce sin necesidad de puentes en determinadas épocas del año. Este paso natural del Guadalquivir era conocido con el nombre de «Vado Viejo».

Volvemos al camino que durante siglos unía las ciudades de Córdoba y Sevilla por el norte del Betis. En tiempos del imperio romano, esta vía tenia gran importancia económica, social, cultural y militar. Por esta razón, se construyó un puente de piedra sobre el rio Retortillo. En la actualidad, los restos de este monumento se pueden ver entre el puente del ferrocarril y el de la carretera A- 431 que une Córdoba y Sevilla. Este antiguo puente de la vía romana que une las dos grandes ciudades de la bética, sólo conserva un arco en la orilla oeste del Retortillo dentro del municipio de Peñaflor. Tras contemplar esta zona de tránsito utilizada durante siglos, volvemos al punto de inicio de nuestro paseo por la orilla norte del Guadalquivir.

FICHA TÉCNICA

Distancie: 3.8 Km

Duración: 30 minutos ciclo turismo -1 hora

Dificultad: baja

Fuente: Ayto. de Palma del Río


0 comentarios