Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Sevilla

Paradas

Pueblos de Sevilla

Paradas

Paradas es un municipio andaluz perteneciente a la Campiña, situado cerca de Arahal, en un paisaje formado por lomas y tierras llanas dedicadas a la agricultura de cereal y cultivos herbáceos. El único monumento interesante es la Iglesia Parroquial de S. Eutropio.

Paradas se emplaza sobre uno de los promontorios que jalonan el escalón longitudinal de la Campiña, en concreto el que se constituye entre el arroyo El Manco y el arroyo Albina de Doña Juana, dos afluentes del Guadaira. Las pendientes son suaves en los sectores centrales del asentamiento y más acentuadas en las laderas del promontorio, sobre todo al noroeste y suroeste, donde se alcanzan valores en torno al 20 %, constituyendo auténticas barreras a la extensión del núcleo urbano.

Los primeros asentamientos datan de la época romana. Parece ser que existió un poblado romano llamado Calla.

Del periodo de Al-Andalus sólo se han encontrado algunos vestigios.

Su origen se debe al lugar en que las caravanas hacían las paradas para que los animales abrevaran. La población fue fundada en el año 1460 por D. Juan Ponce de León, marqués de Cádiz. El rey Enrique IV le concede una Carta Puebla para fundar en «Las Paradas» una villa. Fue poblado por cristianos viejos procedentes de Astorga y León. Aún hoy se conservan algunos estilos lingüísticos y apellidos de esta zona.

Perteneció a Marchena hasta el año 1781 en que obtendría la independencia.

Monumentos

Iglesia Parroquial de San Eutropio
Ermita de San Juan de Letrán
Ermita de San Albino
Casa Escalera (Casa de la Cultura)

Jardines de Gregorio Marañón

Cortijo de Montepalacio

Gastronomía de Paradas

Paradas destaca por la calidad de sus aceitunas así como platos típicos de los que destacamos el ajo molinero, cocido de cardillo, carditos esparragaos o verdolaga, calabaza con garbanzos, arroz de verano con tomate, arroz con carne, sopas de ajo y tomate, alubias verdes con tomate, patatas en amarillo, calabaza con garbanzos, etc.

En cuanto a su repostería destacan sus roscos de San Blas y las albarditas.

Cómo llegar a Paradas

Desde Sevilla por la autovía A 92 una vez pasado el Arahal, a 6 Km se encuentra la salida hacia el pueblo por la carretera comarcal SE 211.

Desde Málaga por la autovía A 92, una vez pasado Osuna, a 38 Km se encuentra la salida hacia el pueblo por la carretera SE 211.

Desde Madrid por la Nacional IV, una vez superado Ecija, a 8 Km se toma la salida en el Km 456 que se dirige hacia Marchena por la carretera A 364, a la salida del pueblo circular por la carretera SE 217.

Distancias desde Paradas

Sevilla 52 km
Utrera 33 km
Marchena 9 km
Carmona 29 km
La Lantejuela 29 km
El Viso del Alcor 33 km
Alcalá de Guadaíra 40 km
La Puebla de Cazalla 21 km
El Balcón de los Alcores 35 km

Paradas

Paradas

paradas-chimenea paradas-nido

paradas-rotonda Paradas

Fuentes y Manantiales de Paradas

  • El Pilar
  • Fuente de Birrete
  • Fuente del Cañuelo
  • La Fuente del Cuervo
  • Fuente de Paterna

Fuente del Cañuelo

El Cañuelo es, sin lugar a dudas, uno de los lugares más antiguos de Paradas de cuya fuente bebieron en su día árabes, leoneses, gitanos, merchantes, guaícos…

Cuenta la leyenda que el elevado cerro donde comenzaba este lugar mirando hacia la antigua Martia (Marchena), conocido hoy como Dehesa de Picota, se llamaba Cerro de la Fuente y en sus orígenes fue una especie de Monte Helicón que servía de inspiración a los poetas y que vertía sus aguas, a través de un costoso acueducto, en un inmenso lago donde -según la tradición mitológica- compartían sus diversiones y placeres las Musas y Héroes de aquel tiempo.

Cierto o no, la Fuente del Cañuelo siempre estuvo ligada a la historia local y su imagen centenaria se mantiene erguida y señorona en el vértice de los pagos El Padrillo y Doña Juana, al pie del camino de Marchena saludando a quienes llegan y despidiendo a los que se marchan de Paradas por la parte oriental.

Esta fuente que hoy se contempla solitaria, aunque remozada, fue durante los dos primeros tercios del siglo veinte uno de los pechos que amamantaron infinidad de cántaros, perrengues, orzas, lebrillos, cubos y calderas de cuantos vecinos de las inmediaciones acudían a su inagotable chorro para el sustento líquido. Lanzaílla, Cañuelo, Barranco, Nueva, Callejuelas, Laguna, Cantareros, Callejón, Larga… gozaron del privilegio del un agua que, si en su textura era algo gorda en comparación con las de sus hermanas Paterna y Birrete, por la estética de su planta y por la historia de su chorro constituyó el orgullo de Paradas y uno de sus rincones más queridos y alabados.


2 comentarios

  1. pilar cañete fuentes escribio:

    que lineas de autobus desde Sevilla para llegar a paradas

  2. Guillermo escribio:

    Bonito pueblo,tengo parientes que viven alli,mis saludos vale!