Andalucia Rustica

Buscar más

Parques Naturales de Andalucía

Parque Natural La Breña y Marismas del Barbate

Parques Naturales de Andalucía

Parque Natural La Breña y Marismas del Barbate

El Parque Natural La Breña y Marismas del Barbate es el Paque Natural más pequeño, esto no es impedimento para que podamos encontrar una gran diversidad de paisajes y elementos singulares, espléndidos contrastes entre la marisma, los acantilados y el Atlántico.

El acantilado se cofigura como la imagen más impresionante del espacio, con más de cien metros de altura y coronado por una densa masa de pinos. En estas costas se sitúan las torres almenaras, construidas en el siglo XVI pora la vigilancia de las costas gaditanas ante los ataques piratas.

Los pinos, piñoneros y carrascos, están acompañados de sabinas, enebros y un cortejo de especies arbustivas de matorral mediterráneo propio de suelos calizos y arenosos. Las marismas que el río Barbate forma en su desembocadura se convierten en uno de los pocos humedales que perviven en la comarca de la Janda.

Numerosas aves encuentran su abrigo y reposo en el acantilado y en las marismas, de las que podemos destacar las garcillas y garcetas, que forman aquí una de las únicas colonias o dormideros en acantilados. El halcón peregrino también es uno de los visitantes de estos paisajes, así como multitud de pequeñas aves marismeñas.

En los meses de primavera y verano, multitud de atunes se encuentran atravesando el Estrecho de Gibraltar hacia el Mediterráneo. Los romanos ya pescaban estos atunes con unas redes muy especiales, las almadrabas.

Barbate y Vejer son las dos poblaciones más relacionadas con el Parque Natural. La primera, a orillas del Atlántico y del río Barbate, se encuentra a caballo entre la marisma y el acantilado. Parque Natural La Breña y Marismas del Barbate - eucaliptus globolusLos orígenes se remontan al Paleolítico, con diversos asentamientos fenicios, romanos y árabes. Vejer, declarado Conjunto Histórico Monumental, se encuentra en la parte norte del Parque, vigilante en su promontorio sobre el río Barbate y fronterizo con la comarca de la Janda.

La Consejería de Medio Ambiente ha puesto a disposición del visitante una serie de senderos, miradores y áreas recreativas para disfrutar de un buen día de campo.

Varios montes, Dunas de Barbate y Breñas Alta y Baja, junto a la marisma formada por el río Barbate en su desembocadura, conforman este peculiar espacio protegido gaditano. Fue declarado en 1989 por la Junta de Andalucía, inicialmente con 3.261 hectareas, y posteriormente ampliado a 5.077 con la inclusión de las marismas. En sus límites podemos encontrar fondos marinos, acantilados de 100 metros de altura, marismas, sistemas de dunas y playas, así como grandes pinares con abundante matorral.

Parque Natural la Breña y Marismas del Barbate - eucaliptus botryoides

Parque Natural La Breña y Marismas del Barbate - eucaliptus gonphocephala

Más información sobre el Parque Natural La Breña y Marismas del Barbate

En la costa atlántica de la provincia de Cádiz se encuentra el Parque Natural La Breña y Marismas de Barbate, uno de los tres espacios protegidos en la Comunidad Autónoma Andaluza que incluye una zona marítima, configurándose como un Parque marítimo-terrestre. Abarca una superficie total de  5.077 hectáreas de las que 3.925 son terrestres y 1.152 son marinas. Situado en la entrada del Estrecho de Gibraltar constituye un punto de apoyo para las rutas migratorias de aves en las marismas del Barbate.

Los ecosistemas más representativos del Parque Natural son los sistemas marinos (subacuática y litoral), acantilados, pinar, marismas (actualmente en zona periférica) y sistemas dunares de pequeña extensión.

La superficie terrestre está constituida por un acantilado costero que alcanza en las zonas más elevadas los 100 m de altura sobre el nivel del mar, donde se sitúa la Torre del Tajo que ofrece una vista espectacular sobre las aguas azules del estrecho. En el agua y al pie del escarpe se aprecian grandes bloques desprendidos por la acción erosiva del oleaje y pequeños entrantes donde se observan depósitos arenosos que son cubiertos durante las pleamares.

La cima del acantilado está colonizada por un bosque de pino piñonero, fruto de las repoblaciones efectuadas a finales del siglo pasado, acompañado de un sotobosque de matorral mediterráneo muy clareado para evitar los incendios. En el borde del acantilado aparecen algunos ejemplares de pino carrasco mezclados con sabinas y enebros junto a arbustos de forma almohadillada capaces de resistir el empuje del viento. La avifauna nidificante está compuesta principalmente por fringílidos, verdecillos, jilgueros y pinzones junto a algunos páridos como el carbonero común y el herrerillo capuchino. Hay que destacar una pareja de halcón peregrino y otra de cernícalo vulgar.

El ambiente salino de la pared del acantilado es debido a las pequeñas gotas de agua de mar que el viento levanta y estrella contra las rocas denominándose este efecto «spray salino». Estas condiciones físicas dan lugar a que se desarrollen comunidades vegetales características de marismas y adaptadas a ambientes salinos, denominadas especies halófitas, entre las que encontramos la barrilla, los almajos dulces y salados o la siempreviva. En las zonas resguardadas y más extensas del escarpe se desarrollan higueras salvajes y zarzas.

Las paredes rocosas del acantilado son utilizadas como lugar de cría para distintas especies de aves. La colonia de gaviota argéntea es la más antigua de todas, pero la más numerosa corresponde a la garcilla bueyera, encontrando algunos nidos de garceta mezclados entre ellos. Grajillas y estorninos negros forman colonias en la torre del Tajo y en las grietas y cornisas del acantilado.

La extensión marítima de este Parque corresponde a una milla marina a lo largo de la costa, constituida por fondos rocosos debidos a los bloques caídos del acantilado que descansan sobre un sustrato arenoso. Las comunidades biológicas propias de este tipo de hábitats están muy influenciadas por los movimientos de las mareas. Se observan preferentemente diferentes tipos de a)gas, mientras que en la zona superior y desnuda de algas aparecen moluscos como el bígaro enano y la lapa.

Dentro del Parque no se localiza ningún asentamiento humano, situándose el pueblo de Barbate muy próximo a su límite este. El recurso principal del Parque es la recolección de piñas y piñones, al estar ocupado la mayor parte del espacio por un bosque de pino piñonero. También existe ganadería, principalmente ovina. Ambas actividades tiene un carácter marginal, ya que el puerto comercial y la industria de salazones absorben la mayor parte de la mano de obra de la poblaci6n. No hay que olvidar el turismo, fuente importante de ingresos en estas localidades costeras. Los aprovechamientos de madera siguen alimentando pequeñas actividades de carpintería. De cualquier forma la principal finalidad del bosque piñonero es protectora, fijando estos terrenos arenosos e inestables, sometidos a fuertes vientos locales.

La gastronomía local se fundamenta en una rica oferta de productos del mar. Se pueden encontrar en tapas o platos una gran variedad de pescados de la zona del Estrecho de Gibraltar, siendo el más característico el atún rojo de almadraba. Este arte de pesca de gran tradici6n es utilizado para pescar a los atunes a su paso por el estrecho mediante un complejo sistema de redes permanentes. Las capturas se realizan aprovechando las migraciones de los túnidos. Durante la primavera los peces se trasladan hacia el mar Mediterráneo para la puesta anual de huevos mientras que en otoño se capturan los ejemplares que se desplazan hacia el Atlántico una vez finalizado el período de reproducción.

Las fiestas populares más celebradas son la Virgen del Carmen, como corresponde a un pueblo eminentemente marinero, y la gran sardinada. En la primera de ellas es tradicional el paseo en barco de la Virgen por los alrededores del puerto.

El turismo de la zona viene buscando sus playas, sin embargo hay que resaltar como lugar de interés aunque se localice en el exterior de los límites del Parque, el núcleo urbano de Vejer, distante 8 km y considerado como Pueblo Blanco de la comarca de la Janda, con una arquitectura bien conservada y gran belleza en sus vistas panorámicas.

En el interior del espacio se pueden apreciar dos torres almenaras localizadas sobre el punto más elevado del acantilado denominada Torre del Tajo y en el extremo oeste del Paraje a 162 m de altura. Se trata de dos torres de vigilancia costera de los siglos XVII y XVI, ambas construidas en lugares de gran belleza panorámica que acogerán en un futuro próximo zonas de uso recreativo. Restos de la época visigoda podemos encontrarlos en dos ermitas situadas pr6ximas al espacio, denominadas Ermita de San Ambrosio, al levantarse cercana al poblado del mismo nombre, y el Santuario de la Oliva en la carretera Vejer-Barbate.

Enebro marítimo
Juniperus oxycedrus subsp. macrocarpa

El enebro marítimo (Juniperus oxycedrus subsp. macrocarpa) es uno de los árboles más singulares de las costas andaluzas. El Parque Natural La Breña y Marismas del Barbate cuenta con una de las mayores poblaciones de la Península Ibérica y la segunda población en número de toda Andalucía, después de Doñana, sin embargo, su estado crítico de conservación en toda la comunidad autónoma ha llevado a incluirlo en el Catálogo Andaluz de Especies Amenazadas como especie en peligro de extinción.

El enebro marítimo es una especie de distribución mediterránea, habitando tanto en el continente europeo como en el Norte de África, sólo podemos encontrarlo, en toda Andalucía en una pequeña parte de las costas de Huelva y Cádiz. Se presenta en zonas costeras sometidas a la brisa marina y crecen en dunas y bordes de acantilados.

Generalmente presenta porte arbustivo entre 1 y 4 metros aunque puede tomar porte arbóreo llegando alcanzar los 15 m. de altura. Sus raices son extrensas y de lento crecimiento, que le permiten sobrevivir al paso de las dunas y acceder a las capas de agua más profunda.

Es una especie dioica, es decir, con individuos machos y hembras. Las hembras producen frutos gruesos y carnosos (el termino macrocarpa hace referencia a su tamaño) verde al principio y pardo rojizo al madurar. Sus hojas son rígidas y punzantes, con dos líneas blanquecinas a lo largo de haz y están separadas por un nervio verde más estrecho.

Su madera, de excelente calidad, fue utilizada en ebanistería y carpintería por los pueblos de vocación marinera de la costa de Huelva y Cádiz. De la destilación seca de su leño y ramaje se obtiene aceite de miera. Este producto es resinoso y posee características antisépticas y antiparasitarias, por lo que era muy utilizado en veterinaria para el ganado.

La conservación del enebro marítimo es fundamental ya que además de aportar singularidad paisajística a los ecosistemas costeros cumple funciones ecológicas muy importantes. Protegen las zonas interiores de los temporales, e influyen directamente en la cadena trófica costera, produciendo semillas que sirven de alimento para aves y mamíferos.

Parque Natural La Breña y Marismas del Barbate - Enebro

Parque Natural La Breña y Marismas del Barbate - Enebro Marítimo

Pinares Costeros

En una zona tan ligada al mar como el Parque Natural La Breña y Marismas del Barbate hasta las áreas forestales tienen su sentido y su razón de ser.

La arboleda que observa no estuvo aquí siempre, este pinar costero, fruto de varias repoblaciones efectuadas entre 1895 y 1926, tenían como objetivo fijar el avance de las dunas litorales, además de fijar el suelo para protegerlo de la erosión.

Debido a sus características la especie elegida para la repoblación, fue el pino piñonero. Pinus pinea L.

Es un árbol de talla media que soporta bien la salinidad y que se desarrolla perfectamente sobre suelos arenosos, ya que posee raíces muy desarrolladas para extraer agua de las capas frofundas. Los adultos presentan la copa en forma de sombrilla y su corteza está formada por placas grises separadas por grietas rojizas.

Su principal aprovechamiento es la recolección de la piña con una producción entre medio millón y los dos millones de kilos de piñas al año. Sus piñones son muy apreciados por sus propiedades balsámicas y su uso en la repostería. Otro aprovechamiento es el de la madera.

Aunque dentro del parque el pino piñonero es el árbol más abundante, suele estar acompañado de especies típicas del monte mediterráneo como lentiscos, retamas, palmitos, …. así como plantas aromáticas que confieren a este parque un aroma especial entre ellas el romero, el tomillo y la zahoreña.

En el borde del acantilado aparecen especies que soportan mejor los fuertes vientos, destacando entre ellas el enebro marítimo, de gran importancia en el parque , debido a su grado de protección, así como por ser el bosque que existía con anterioridad a los pinos. Todas estas formaciones vegetales dan cobijo a mamíferos como el erizo y el tejón, aves y reptiles tan peculiares como el lagarto ocelado y el camaleón.

En la Breña, el pinar costero además de desarrollar un papel importante en la protección de suelos, ejerce una función recreativa tan importante que lo hace uno de los ecosistemas más visitados como lugar de ocio.

Es deber de todos cuidar y respetar este pinar para seguir disfrutándolo.

Parque Natural La Breña y Marismas del Barbate

Aromas de La Breña

El pinar que le rodea alberga distintas plantas con una característica común: sus intensos aromas.

En el pina de la Breña el aroma a pino se mezcla con el de romero, lavanda y otras plantas aromáticas que forman parte de la flora mediterránea. La combinación de olores tanto en días lluviosos como en épocas calurosas es intensa y peculiar.

Las sustancias responsables de las fragancias de estas plantas se denominan aceites esenciales. Se encuentran ampliamente distribuidos en las plantas y se localizan en distintas partes de las mismas según la especie.

Las principales especies aromáticas que forman parte del pinarson:

  • Romero (Rosmarinus officinalis L.). Es sin duda la planta aromática mas conocida, por su olor, y por las múltiples aplicaciones que le hemos dado desde la antigüedad. En el Imperio Romano se usaba para adornar los relicarios de los espíritus protectores del hogar y en Atenas se colocaban ramillos de romero, como símbolo de la inmortalidad del alma, en las manos de los fallecidos. Su uso está asociado a buena suerte, el amor, la salud….
    De él se obtiene aceite con propiedades balsámicas que se utilizan en perfumería para lociones capilares y para la fabricación de jabones. También se usa como condimento en la cocina y aromatización de ciertos tipos de vino.
  • Lavanda (Lavandula stoechas). La lavanda es un arbusto de tallo muy ramificado de hasta 1 metro de altura, del que nacen ramas cubiertas de hojas plateadas que terminan en espigas de flores color púrpura que florecen entre Abril y Julio.
    El característico perfume de lavanda es dado de los aceites esenciales que son producidos por glándulas localizadas en todas las partes verdes de la planta (flores, hojas y tallos), pero particularmente concentrados en las flores. Su aroma es muy utilizado en perfumería, para aguas de colonias y perfumes, productos de cosmética y desde siempre ha servido para ahuyentar insectos.
    Tiene propiedades antisépticas empleándose para lavar llagas y heridas. También se usa para aromatizar vinagre, dulces y para preparar gelatinas. Muy particular y perfumado es la miel de lavanda muy apta para curar las afecciones broncopulmonares.
  • Melosa (Helichrysum picardii). La Melosa, como localmente se le conoce, es un arbusto de base leñosa con los tallos erguidos que ronda los 40 cm. de altura. Tiene flores globosas de 4 a 6 mm de diámetro y de color amarillo intenso que se conservan durante muchísimo tiempo aun despues de haberse separado de la planta, por ello también se le da el nombre de siempreviva. Tiene hojas estrechas, lineares, con el borde enrollado de color grisáceo, y al ser frotadas despiden un olor persistente que recuerda al regaliz.
    Crece en la zona mediterránea y atlántica, cerca a zonas marítimas con arenales y terrenos pedregosos. Desde el punto de vista medicinal, es usada por sus propiedades estomacales y sus infusiones habían sido utilizadas para combatir la fiebre.

Parque Natural de La Breña y Marismas del Barbate

Parque Natural La Breña y Marismas del Barbate - Torre del Tajo

Senderos del Parque Natural La Breña y Marismas del Barbate

Sendero del Acantilado
Sendero Torre del Tajo
Sendero Torre de Meca
Sendero Las Quebradas
Sendero Marismas del Barbate
Sendero Caños – Torre de Meca

Miradores del Parque Natural La Breña y Marismas del Barbate

Mirador de la Torre del Tajo

Acantilados

Acantilado de Barbate


Un comentario

  1. Raquel Aragón Valdeolmillos escribio:

    Buenos días,
    Estuvimos el fin de semana visitando ese bello paisaje. Pero nos venimos realmente tristes,como es posible que un parque natural este lleno de latas, de plástico… la carretera que va desde Barbate hasta Caños es impresionante la basura que hay en las cunetas!!! La culpa es de la sociedad que no se mentaliza de cuidar el medio ambiente. Pero yo creo que el parque debe de recoger las basuras y sancionar a la gente que desde los coches tira la basura.No sé quién debe de recogerlo pero un Parque Natural no puede estar así. La verdad es que regreso muy triste. Gracias por su atención.