Andalucia Rustica

Buscar más

Parques Naturales de Andalucía

Parque Natural Doñana

Parques Naturales de Andalucía

Parque Natural Doñana y Parque Nacional

Parque Natural Doñana y Parque Nacional.

El Parque Nacional de Doñana se considera la mayor reserva ecológica de Europa y tiene fama universal. Su gran extensión de marismas acoge durante el invierno a numerosas especies de aves acuáticas, que suelen alcanzar cada año los 200.000 individuos. Muy próximos a Doñana se localizan otros espacios naturales que, aunque situados fuera de los límites del Parque Nacional, comparten paisajes similares así como el hábitat de diversas especies animales y vegetales. Nos referimos al Parque Natural Doñana, donde se incluyen masas forestales de pinos, marismas máso o menos transformadas y tramos de brazos y caños del río Guadalquivir que antiguamente inundaban la marisma.

Las 53.835 Ha. del Parque Natural Doñana se distribuyen entre las provincias de Cádiz, Huelva y Sevilla.

En la localidad gaditana de Sanlúcar de Barrameda se encuentran las marismas de Bonanza, muy cerca de la desembocadura del Guadalquivir. Se trata de una franja de marisma natural que se inunda con las mareas, a diferencia del resto de las marismas del Guadalquivir que ya sólo reciben el agua de lluvia de algunos cauces. Todavía actualmente en estas marismas existen salinas que son visitadas por el flamenco y la avoceta para buscar refugio y alimento.

Muy próximo se halla el Pinar de la Algaida, donde en octubre se celebra una popular romería. Este bosque de pino piñonero procede de una replobación realizada a principios del siglo XIX y de otras plantaciones posteriores. En él nidifican el milano negro, con más de un centenar de parejas, así como el ratonero, el águila calzada, urracas y rabilargos. Lagunas ya desaparecidas como la Laguna del Ansar recibían multitud de anátidas de elevado valor cinegético.

En este pinar se halla el Santuario del Lucero, un antiguo recinto sagrado en el que se han encontado restos de diversas y ancestrales culturas, así como el Pozo de los Caveros de origen romano.

También en Sanlúcar se encuentra el Centro de Recepción e Interpretación de la Naturaleza “Bajo de Guía” que, además de ofrecer información general sobre el Parque Natural Doñana, posibles rutas o itinerarios, etc., posee entre otras una exposición permanente sobre las zonas húmedas de Andalucía. También el visitante puede conocer las tradicionales actividades económicas de Sanlúcar, como la carpintería de ribera para la construcción de sus típicas embarcaciones, la pesca,…además del folklore y las fiestas, como la de la vendimia en septiembre o el tradicional recorrido que numerosas embarcaciones hacen desde Sevilla hasta Sanlúcar por el río a final de mayo.

El pinar del Coto del Rey se continúa ya en la provincia de Sevilla, en los términos de Aznalcázar y Villamanrique de la Condesa, con bosques de pinos que constituyen el refugio de diversas especies de rapaces. Existen además marismas, transformadas en mayor o en menor medida para el cultivo del arroz, caños y cauces como el Brazo de la Torre, Isla Mayor o Entremuros del Guadiamar, donde acuden las aves que habitan en Doñana durante los veranos e inviernos de sequía.

Al norte de la provincia de Huelva se localizan los pinares y las marismas de Hinojos que, cuando se inundan, reciben miles de aves acuáticas. En el litoral de Almonte aparece el espectacular acantilado del Asperillo y más hacia el oeste se dispone el complejo del Abalario, salpicado de pequeñas lagunas rodeadas de pinos y eucaliptos. En la misma playa o en las dunas, erosionadas por el oleaje y casi destruidas existen todavía restos de torres vigías.

Sin duda alguna, la más singular manifestación cultural de toda la comarca es la romería del Rocío. Millares de peregrinos acuden en carretas, a pie o a caballo, hasta esta aldea a orillas del Arroyo Madre de las Marismas donde el rey Alfonso X el Sabio mandó construir la ermita de la Virgen.

Charco del Acebrón – Parque Nacional

En este tramo el arroyo de la Rocina es más profundo y el bosque de ribera se abre ofreciendo la posibilidad de disfrutar de esta pequeña laguna. Su origen es probablemente artificial ya que, al parecer, el antiguo propietario profundizó el cauce e impermeabilizó el fondo para evitar la colonización vegetal.

Lo que hoy se conoce como Charco del Acebrón, es una de las escasas zonas de aguas libres del arroyo. Esta particularidad ha permitido que varias especies de peces autóctonos como el cacho, la colmilleja, o el barbo gitano hallan encontrado un hábitat propicio para su supervivencia. Sin embargo, también acoge a otros peces exóticos como la carpa, la gambusia o el black-bass que suponen una dura competencia para las especies autóctonas.

El Madroño | Espacio Natural Doñana

El madroño es un arbolillo que, normalmente, no supera los cuatro metros de altura. Le gusta crecer junto a encinas y alcornoques, en zonas con bastante humedad. Parque Natural Doñana y Parque NacionalSe mantiene verde todo el año y florece en otoño o principios del invierno, coincidiendo con la maduración de los frutos.

Las flores, discretas y delicadas, parecen una pequeña ollita hinchada. Sus frutos maduros, dulces y exquisitos, contienen una cierta cantidad de alcohol, por lo que embriagan con facilidad y producen dolor de cabeza.

En el pasado, sus hojas y corteza se utilizaban contra la diarrea y en el curtido de pieles. Los frutos se fermentaban para producir alguardiente y vinagre. Si están de un color rojo anaranjado intenso es que están maduros. Pruebe a comerlos y disfrute de ese sabor único. Pero no olvide que se le pueden subir a la cabeza.

El Asperillo, monumento geológico y soporte de biodiversidad

La labor del viento a lo largo de miles de años fue acumulando extensos mantos sucesivos de arena que han dado lugar a una de las formaciones geomorfológicas mas singulares de la Península. El médano del Asperillo, declarado Monumento Natural.

El médano del Asperillo es un acantilado que se extiende unos 25 kilómetros de longitud y 30 metros en sus mayores escarpes. En la actualidad podemos observar los tres procesos principales que modelan este paisaje; el viento (que actua sobre la duna activa), la erosión abrasiva del oleaje y los procesos de erosión en piping o tubificación.

Los afloramientos de agua dulce, que tiñen las arenas con tonalidades anaranjadas por el óxido del hierro, y las capas oscuras de turba que asoman por el acantilado, otorgan a este espacio llamativos colores y aumentan el número de especies que pueden sobrevivir en el Asperillo.

Entre las especies que encontramos se encuentra el enebro costero. Más abundante en el pasado, actualmente quedan pocos ejemplares, lo que pone en peligro su supervivencia en este paraje único de la costa onubense. La repoblación que usted puede observar forma pare de una serie de actuaciones realizadas para la conservación y recuperación de este árbol en Andalucía.

El Asperillo, monumento geológico y soporte de biodiversidad - Parque Natural Doñana - Parque Nacional Doñana

Senderos del Parque Natural Doñana

Sendero Cerro del Águila
Sendero Laguna del Jaral
Sendero Cuesta de Maneli


0 comentarios

Deja un comentario