Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Almeria

Partaloa

Pueblos de Almeria

Partaloa – Valle del Almanzora – Almería

El pueblo de Partaloa está situado en el Valle del Almanzora, cercano a los términos de Albox, Cantoria, Fines, Oria y Olula del Río. Demasiada tierra para tan pocas personas en la actualidad, pero generoso con sus vecinos, acogedor, entusiasta de las fiestas y del trabajo, necesitado de inversiones para recuperar un pasado más activo en el campo de la agricultura.

Sus 52,50 km2 y sus 400 habitantes disfrutan de la tranquilidad y la belleza natural de un valle de arcillas blancas bordeados por dos lomas cubiertas con una capa continua de piedra aglomerada de gran espesor, donde la erosión ha ido excavando abundantes oquedades y grutas que acogieron en su día a los primeros hombres y en la actualidad este paisaje natural ofrece un espectáculo de fantasía por su singularidad, aunque no exento de un futuro peligro debido al posible desprendimiento de algunas rocas en superficie cercanas al núcleo urbano (son los conocidos «órganos» que rodean el pueblo).

A través de su historia aparece con muy diversos nombres: Carsaloba, Cartaloba, Cantalobo, Paralobra, en la Bula de 1505 aparece como Partaloba, nombre que tendrá su continuidad hasta finales del siglo XVIII, ya en el siglo XIX aparecerá con el nombre actual.

Tras la conquista cristiana pasará por muy diversas manos ya sea por cesión o por compra. Los Reyes Católicos ceden Partaloa a don Diego Hurtado de Mendoza éste nombrará alcaide a Muhammad Valenci. En el 1501 sería vendida a don José Álvarez de Toledo y Osorio Córdoba y Guzmán, poseedor de los señoríos de Cantoria y Partaloa. En el año 1515 sería vendida por el Duque de Cantoria y Partaloa a don Pedro Fajardo por dos millones y medio de maravedíes, de éstos, 150 eran para los edificios y fortalezas y el resto por los 470 vasallos que había entre ambas villas a razón de 5.000 maravedíes cada uno. Sería nombrado alcaide Pedro Tortosa.

Son dignas de mención las tradiciones de las «farras», celebración de fiestas de amigos unidas a la comida y la bebida, o «La Cencerrá» fiesta que se celebra con canciones, ruidos de latas y cacerolas la noche en que una pareja contrae matrimonio y uno de los dos es viudo o viuda.

Monumentos de Partaloa / Qué ver

Las Fiestas de San Antonio

Fiestas de carácter popular en honor a San Antonio de Padua, patrón de Partaloa. Desde hace mucho tiempo y respondiendo a la imagen de Partaloa emigrante, el pueblo cuando más afluencia de personas tenía era en verano, así que se decidió que las fiestas patronales de San Antonio que se celebran el 13 de junio deberían tener alguna referencia en la época estival.

Durante la segunda semana de agosto se celebran dichas fiestas, caracterizadas por infinidad de actividades tales como: Feria del miediodía, Misa y Procesión en honor a nuestro patrón San Antonio, Baile en la Plaza de la Constitución amenizado por orquestas, Representación de Moros y Cristianos, etc.

Todo envuelto en un ambiente de diversión y reencuentro con familiares y amigos.

Mirador de Partaloa

Situado en la cima de la ladera norte del municipio, majestuoso, sencillo, fiel cumplidor de su papel de embajador del pueblo, podemos encontrar el Mirador de Partaloa.

Es visita obligada para turistas y curiosos que desean contemplar la hermosura y naturaleza del entorno de toda la Comarca del Río Almanzora, Sierra de las Estancias, Sierra de Chirivel y Los Vélez, y hasta se puede insinuar la vista de nuestro hermoso Mar Mediterráneo si dirigimos nuestra mirada hacia el Sureste. Hermoso espacio para relajar la mirada y contemplar una vista única, donde se funden la naturaleza con los diversos núcleos urbanos de los municipios limítrofes a Partaloa.

Pareciera un embajador que constantemente nos llamara a propios y extraños a acercarnos a él para invitarnos a asomarnos al presente y al futuro, a contemplar desde un marco incomparable las bellezas del lugar.

Las Farras

Si preguntamos a cualquier vecino del pueblo por las Farras, la respuesta sería unánime, nos dirían que es pasar el sábado de gloria todo el día de fiesta con grupos de amigos, familiares, e incluso foráneos que en esas fechas nos visitan.

Ahora bien, si nos remontamos a los orígenes de las Farras, ahí tal vez encontráramos opiniones diversas, pues los mayores nos dirían que en su época ya se hacían Farras, y que sería el equivalente a la celebración de los Quintos en tantos y tantos lugares de la geografía nacional.

Sabemos que es una fiesta muy ancestral, donde los jóvenes se reunían para comer, beber y divertirse durante el sábado a la tarde, y se estaba de juerga toda la noche hasta que el cuerpo aguantara. Bien avanzada la madrugada, los mozos farreros salían a poner ramos a las novias, pretendientes, etc., y así demostrar sus intenciones amorosas. Asimismo se engalanaba la puerta de la Iglesia y el San Juanico se arreglaba para la procesión de Resurrección. La mayoría de estos jóvenes juntaban el final de las Farras con las Meriendas del domingo.

Actualmente podemos ver a grupos de farras de jóvenes, otros de adultos, otros con los niños, y cada cual celebra con gran ilusión y cariño esta tradicional fiesta, “Las Farras de Partaloa”.

Paisaje y Entorno

Siglos y siglos de historia han forjado figuras nacidas de las entrañas de nuestra hermosa tierra de Partaloa. A lo largo de ese tiempo, alguien quiso llamarlos “los órganos”, porque realmente su estructura se asemeja a la del instrumento musical.

Si el algarrobo es el escudero, el guardián del municipio, estas bellas estructuras de piedra son los soldados fieles que guardan las murallas del fortín, como si se tratase de una fortaleza, donde se esconde un tesoro, para que ningún extraño pueda arrancar la belleza singular de nuestro hermoso pueblo. Flanqueando el municipio tanto por el Este, con el Algarrobo como testigo, por el Norte con el Mirador como parada y por el Poniente, con el Cerro de Plana, estas bellas y singulares moles rocosas, dotan de un encanto particular y cuanto menos atractivo, que hacen que el visitante las contemple a la par de extrañado, un tanto maravillado por lo poco usual de la visión.

Hermosa estampa de naturaleza como realizada por el más original artista, dibujando un paisaje agreste, duro, pero a la par singular y bello, dejando la constante incógnita y la pregunta que todo visitante nos hace… ¿y no tenéis miedo de que se desplacen y caigan encima de las casas?…

El Algarrobo

Testigo mudo de muchos años de historia de nuestro municipio, sus ramas y profundas raíces podrían contarnos tantos hermosos amaneces y bellos atardeceres vividos. Fiel escudero de una fortaleza singular, donde en lugar de almenas encontramos piedras monumentales y llenas de historia, y sus principales batallas han sido libradas contra el viento de poniente, fuerte y pertinaz luchador en tantos y tantos días, pero al que ha conseguido derrotar en tantas batallas. Cualquier visitante que llega a este municipio pronto se percata de la presencia del Algarrobo, y queda en su retina como una de las bellezas singulares que rodean a nuestro coqueto y llamativo pueblo.

Es un emblema para todos, y nunca falta a su cita anual con los eventos  más significativos y representativos tanto festivos como solemnes que aquí se celebran, ya que forma parte del escudo de nuestro municipio. Orgullo y referente de tantas generaciones, todos lo recordamos siempre, principalmente cuando estamos lejos de nuestra tierra, ya que es un símbolo que nos aferra a nuestra querida Partaloa.

Moros y Cristianos

La celebración de Moros y Cristianos se ha convertido en una de las actividades típicas dentro de las fiestas en honor a nuestro patrón San Antonio. Se caracteriza por un gran despliegue de caballos y disfraces emulando la conquista mora de Partaloa y su posterior expulsión Cristiana.

El pueblo se reúne en la rambla en torno al sábado y domingo de Fiestas. Los participantes por el bando moro son Rey Moro, Embajador Moro, Tropa y espía Moro. Por el bando Cristiano cuenta igualmente con Rey Cristiano, Embajador Cristiano, Tropa y Espía Cristiano. El sábado tiene lugar la representación del desembarco Moro y la conquista de Partaloa. El domingo por el contrario se representa la reconquista por parte de los Cristianos, emulando la entrada de Partaloa en el 1500  a los Reyes Católicos. La representación aumenta en interés cuando los participantes aluden a los ciudadanos en tono de sorna, y en intervenciones en poesía no se deja títere con cabeza respecto a lo acontecido en el último año en el pueblo. Nadie toma mal dichas críticas, apelando al entorno festivo en el que se representan.

La Iglesia

La Iglesia de San Antonio de Padua es el edificio religioso de mayor relevancia en el municipio. Se erigió en 1679 bajo la advocación de San Antonio de Padua, patrón de Partaloa.

Tras el terremoto que sacudió Partaloa en 1973 la antigua Iglesia sufrió cuantiosos daños. Finalmente fue derruida y en su emplazamiento se construyó el actual edificio aprovechando algunos recursos del anterior como es la campana.

En la actualidad la Iglesia cuenta con un maravilloso retablo de madera situado en el altar mayor, así como con diversas imágenes y tronos entre los que cabe destacar la Virgen de los Dolores, San Juanico (El Resucitado), y el Cristo Crucificado, talla de gran belleza restaurada por un discípulo del maestro Salzillo.

Fuente: 7 Maravillas de Partaloa. Ayto. de Partaloa | Diputación de Almería

Gastronomía

Migas. Puchero. Olla de segadores. Caldo de huevos. Gurullos (pasta de harina, agua y aceite que se desmenuza formando unas bolitas o granos).

Remojón. Pelotas. Choto a la pastoril. Manitas de cerdo con pisto. Trigo guisado. Fritada de sangre. Hornazo.

Dulces: Roscos de aguardiente. Roscos de naranja. Almendrados. Suspiros.

Cómo llegar a Partaloa

Salir de Almería en dirección: N-340 – Murcia – Ronda de Almería – A-92 – Granada. Tomar la salida en dirección: Salida 453 – Viátor – Base Militar La Legión – A-92 – Guadix – Granada. En la rotonda, tomar la salida 4 Continuar en: A-92. Tomar la salida en dirección: Salida 373/376 – Tabernas – Murcia – N-340a. Pasar cerca de Tabernas, Benitorafe y Macael. En los alrededores de Olula del Río, girar a la derecha: A-334. Girar a la izquierda: A-399. Entrar en Partaloa.

Distancias desde Partaloa

Suflí 24 km
Albox 12 km
Cantoria 8 km
Almería 92 km
Purchena 20 km
Olula del Río 14 km
Huércal Overa 35 km
Armuña de Almanzora 25 km

Fuentes y Manantiales

  • Mina de la Cimbra
  • Fuente del Ciscarico
  • Mina de la Almazara
  • Fuente de Cerro Gordo
  • Poza del Cerro del Navajo

0 comentarios

Deja un comentario