Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Córdoba

Peñarroya – Pueblonuevo

Pueblos de Córdoba

Peñarroya-Pueblonuevo, Alto Guadiato

Peñarroya-Pueblonuevo, la que es capital económica del Alto Guadiato, recibe al visitante respaldada por su Peñón o Peña Roja. Llegando por la N-432 desde Córdoba y tras dejar atrás Belmez, surge primeramente Pueblonuevo y más adelante Peñarroya, que aunque constituyen un sólo municipio son en realidad dos entidades muy distintas. Peñarroya, más antigua ( de la que se tienen noticias desde el siglo XIII), extendida al calor y la sombra de esa imponente Peña; Pueblonuevo, que debe sus orígenes al auge de la minería a finales del siglo pasado.

Las calles de éste último son de un trazado más cuadriculado y racionalista, ocupando un amplio llano, mientras que Peñarroya, recostada en la falda de la Peña, tiene más inclinación y es el clásico pueblo rural de casas campesinas.

La unión de dos localidades, que hasta 1927 fueron independientes, dio lugar a la actual Peñarroya-Pueblonuevo, cuyos topónimos tienen un origen diferente. Peñarroya hace referencia al color rojizo del peñón a cuyos pies se extiende la población; Pueblonuevo alude a su reciente creación, ya que surgió de la unión de dos barriadas -Pueblonuevo y El Terrible- que habían surgido al calor del desarrollo minero.

La primera cita de Peñarroya figura en los textos del siglo XIII, al delimitar los términos parroquiales de Belmez, en el que aparece integrada, y de Tolote, transferida posteriormente a Fuenteovejuna.

Adquiere relevancia en el siglo XVI.

El descubrimiento de sus minas de carbón, que cambiaría su trayectoria histórica, data de finales de siglo XVIII (año 1778).

Monumentos de Peñarroya-Pueblonuevo

Sede Judicial
Barrio Francés
Centro de Salud
Mercado de Abastos
Biblioteca Municipal
Iglesia de Santa Bárbara
Parroquia de San Miguel
Museo Geológico – Minero
Geriatrico Virgen del Rocio
Colegio Presentación de María
Ayuntamiento y Casino del Terrible
Real Iglesia Matriz de Ntra. Sra. del Rosario
Parroquia de El Salvador y Museo de Bellas Artes

Embalse de Sierra Boyera

Gastronomía del municipio

Rairrán (variedad local del gazpacho que lleva dientes de ajo, agua, vinagre, sal y aceite de oliva). Sopa de patatas y uvas. Potaje de bacalao y espinacas. Escabeche de boquerones. Lechón en adobo. Codillo de San Fernando.

Dulces: Repápalos dulces, también conocidos como obispos de Peñarroya, cuyos ingredientes son: huevos, aceite, azúcar, cáscara de limón, miga de pan del día anterior, leche y canela en rama.

Cómo llegar a Peñarroya-Pueblonuevo

Salir de Córdoba. Tomar la N-432. Pasar cerca de El Vacar. Girar a la derecha: A-449. Entrar en Peñarroya-Pueblonuevo

Distancias

Bélmez 9,5 km
Córdoba 78 km
Pozoblanco 44 km
Cabeza del Buey 61 km
Fuente Obejuna 22 km
Villanueva del Duque 31 km
Almodovar del Campo 133 km

Vía Verde de la Maquinilla

El origen de este ferrocarril minero fue la voluntad de la Compañía de los Ferrocarriles Andaluces de unir por una vía alternativa a la principal de Almorchón-Belmez-Córdoba, sus explotaciones mineras de Santa Elisa y Cabeza de Vaca con La Vega del Fresno, donde tenía las fábricas de briquetas y aglomerados.

Para ello proyectó una línea de ancho español con casi 9 kilómetros de longitud que partía de la estación de Cabeza de Vaca, en el ferrocarril de Belmez a Córdoba, rodeaba el casco urbano de Belmez por el norte y llegaba a la mina Santa Elisa, en las proximidades de Pueblonuevo del Terrible, pasando por las principales minas de la cuenca. Su construcción se hizo en 1884.

Años antes, la Sociedad Hullera y Metalúrgica de Belmez (SHMB) había construido otro ramal en las proximidades de la estación de Peñarroya, también de ancho español, de 2,5 kilómetros en forma de Y, que discurría por el Cerco Industrial de Peñarroya y unía la estación con los hornos de coke, la fundación de plomo y los pozos Parent (Nº1), Montera, Nº 3 y Nº 4. Para este ramal la SHMB adquirió dos pequeñas locomotoras tipo O-2-OT.

En 1900 la Sociedad Minera y Metalúrgica de Peñarroya (SMMP), que se había fusionado con la SHMB, monopolizó la minería y la industria de la comarca al comprar las minas, las industrias de La Vega y el ferrocarril minero a la compañía de Andaluces. Decidió entonces potenciar el suo de este ferrocarril al unirlo con el ramal del Cerco, convirtiéndolo en el eje vertebrador de las principales minas y fábricas de la cuenca.

Un año después compró 56 vagones de 15 toneladas y otras cuatro locomotoras, tipo O-3-OT. POr el tamaño de éstas y de las dos que ya tenía, popularmente fueron llamadas «Maquinillas» y, por extensión, todo este ferrocarril minero fue conocido como «La Maquinilla».

Las vías se prolongaron en 1917 hasta las instalaciones de El Porvenir de la Industria, en el término municipal de Fuente Obejuna, completando una longitud total de 15 kilómetros, que con las vías de maniobras y sus diez apartaderos llegaba hasta los 60 kilómetros.

Llegó a tener diez locomotoras de vapor, todas con nombre propio:

Nº 1: Marta
Nº 2: Amparo
Nº 3: Terrible
Nº 4: Santa Elisa
Nº 5: Belmez
Nº 6: La Vega
Nº 7: Antolín
Nº 8: Santa Rosa
Nº 9: Porvenir
Nº 10: San Rafael

También disponía de nueve coches de viajeros, utilizados para el transporte de empleados y mineros de Belmez y Peñarroya-Pueblonuevo a las minas y fábricas, aunque fue de uso gratuito para todos, trabajadores o no de la compañía, por lo que se convirtió en el verdadero cordón umbilical entre ambos pueblos, utilizado a diario por miles de personas.

Ya en manos de ENCASUR, en 1964 comenzó el paulatino cierre y desmantelamiento de los tramos fuera de uso, haciendo el transporte de trabajadores y mercancías por autobuses y camiones. Finalmente quedaron en funcionamiento los dos tramos correspondientes a los lavaderos de El Antolín y El Porvenir, donde circularon las tres últimas maquinillas de vapor, sustituidas por locomotoras de RENFE en 1985.

Desde 2010 los vecinos de Peñarroya-Pueblonuevo y Belmez, con el apoyo de las administraciones públicas, organismos e instituciones, se proponen la recuperación medioambiental, cultural, lúdica y turística de este ferrocarril como vínculo entre ambos pueblos, en forma de Via Verde, transitable a pie, a caballo o en bicicleta, e incluso por personas con minusvalías.

El trazado de esta VÍA VERDE DE LA MAQUINILLA tiene 8 kilómetros desde Belmez hasta el Almacén Central, en el Cerco Industrial de Peñarroya, donde enlaza con otros 4 kilómetros de carril bici que discurren por el antiguo trazado urbano del ferrocarril de vía estrecha de Peñarroya a Puertollano. A lo largo de su recorrido se puede disfrutar de magníficas vistas del Valle del Guadiato y sus poblaciones, campos de cereal, olivar, encinar y dehesa, explotaciones extensivas de ovino y cerdo ibérico, además de abundantes restos de minas y fábricas que conforman un rico patrimonio industrial.


0 comentarios