Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Córdoba

Pozoblanco

Pueblos de Córdoba

Pozoblanco, Valle de los Pedroches

Pozoblanco está situado al nordeste de la provincia, este municipio ocupa el centro de la comarca de los Pedroches, de la que se considera la capital. Su paisaje, por tanto presenta las características de esta zona de sierra, con extensas dehesas de encinares, utilizadas para la ganadería extensiva de ganado vacuno, de cerdo ibérico y ovino. Aparte de esto, existen también cultivos de cereal y olivos.

La ciudad, como centro comercial y administrativo de la comarca, es el resultado de la mezcla de tradición y modernidad. Por una parte nos encontramos calles recoletas de viviendas tradicionales donde se une el granito y la cal, como elementos definitorios de la arquitectura de la zona, y por otro existen nuevas construcciones de edificios modernos y calles amplias. A destacar la parroquia de Santa Catalina y la de San Sebastián.

El poblamiento que parece tener esta zona en época prehistórica no se continúa de forma intensa, por lo que conocemos, en los períodos ibérico y romano. Se han conservado pocos restos arqueológicos pertenecientes a la época ibérica, destacando algunas monedas y restos cerámicos. Son interesantes los materiales conservados en el tesoro de Los Almadenes de Pozoblanco. Este yacimiento, como otros que citaremos a continuación, nos muestra una de las principales actividades que, ya desde época ibérica, se debieron desarrollar en la región: la explotación minera, que encontraría uno de sus canales de salida en el río Guadiato, el mismo que en épocas anteriores pudo favorecer la relación cultural entre la costa malagueña y la zona de Badajoz.

El hecho de que Los Pedroches no aparezcan reflejados en buena parte las fuentes antiguas escritas puede deberse a su ubicación, que parece alejarse de las principales rutas romanas, que los bordean sin penetrar en ellos: La zona escapa a la descripción pliniana, que hace hincapié en la Beturia, al oeste de Los Pedroches, pero sólo cita marginalmente a Baedro, ciudad que se ubica en esta región. En lo que a las vías de comunicación se refiere, tenemos principalmente la ruta Corduba-Emerita, que se pasaba por Mellaria (Fuente Obejuna), o sea, al oeste de este sector. Sin embargo, una vía secundaria recorre el territorio, separándose de la vía Corduba-Emerita a la altura del castillo de Vioque y marchando hasta el Puerto del Calatraveño; desde allí se divide en dos ramales que estructuran las comunicaciones de Los Pedroches: el primero enlaza Corduba con Sisapo, pasando por Baedro; el segundo gira hacia el este en dirección a Pozoblanco, Pedroche y Torrecampo, torciendo luego hacia el oeste para, trás pasar por El Guijo, unirse al primer ramal en el término de Santa Eufemia.

Las fuentes antiguas nos citan también dos ciudades en Los Pedroches, Baedro y Solia; ninguna de las dos ha sido identificadas con exactitud, pero se sabe que Solia se hallaba en la región oriental y Baedro en la occidental. El problema que presenta Pozoblanco es que se halla en una posición central dentro del territorio de Los Pedroches, por lo que es difícil adjudicarlo a una u otra ciudad, por otra parte, el deseo de buscar un límite natural visible entre Solia y Baedro nos hace pensar que éste pudo ser el río Guadamatilla, que deja a Pozoblanco en el sector oriental, perteneciendo, por tanto, a la ciudad de Solia.

Los datos que tenemos sobre le término de Pozoblanco en época iberoromana se relacionan directamente con la explotación minera, actividad muy desarrollada en toda Sierra Morena. La zona de la ermita de la Virgen de Luna, la estación de La Jara, La Romana, Casa de la Solana, La Colambre y sobre todo, Almadén de Pozoblanco, son importantes yacimientos mineros en los que se ha encontrado material relacionado con el trabajo del metal, cobre en su mayor parte. Destaca entre los hallazgos el ya nombrado tesoro de Los Almadenes, con fíbulas, torques, vajillas, placas, monedas, anillos y discos, principalmente en plata. Al tesoro pertenecen también más de cien denarios romanos de época republicana, que denotan la existencia de una rica aristocrácia indígena o ciudadadanos romanos relacionados con la explotación de minas. Algunas inscripciones halladas en la zona nos citan a personajes como Caius Calpurnius Fronto, Lucius Fulvius Badius o Rufina Domitia, cuyos nombres parecen indicar que gozaban de la ciudadanía romana. La agricultura no sería muy rentable, pero sí la ganadería, propia de un terreno de pastos y árboles como sería el de la zona de Córdoba, cuya madera se consumiría en grandes cantidades en las explotaciones mineras.

Según la tradición Pozoblanco habría tenido su origen en un asentamiento realizado por pastores de Pedroche con el motivo de una epidemia de peste. Dicho asentamiento se habría llevado a cabo en el lugar hoy denominado Pozo Viejo, al pie de un cerro, entorno al cual surgió el nucleo de población. Siguiendo siempre esa tradición, el nombre del pueblo se debería al color de ese pozo, blanqueado por excrementos de las gallinas de los alrededores.

En 1641, las Siete Villas de los Pedroches se ven obligadas a comprar sus tierras a la Corona, aunque hasta el mes de noviembre de 1724, no se llevó a cabo el deslinde de sus términos. Poco después , en 1747, va a desaparecer la jurisdicción de los Marqueses de El Carpìo sobre las villas de los Pedroches, y entre éstas la de Pozoblanco. En el siglo XVIII Pozoblanco había alcanzado ya cierta supremacía sobre el resto de las villas de la Comarca y así, en 1771, se convierte en capital de Los Pedroches y Carlos II le concederá la instalación en la villa del juzgado y el corregimiento, hasta entonces en la vecina villa de Torremilano.

En 1836, tendrá lugar la ruptura de la comunidad de las Siete Villas en el disfrute de la dehesa, procediéndose al reparto del territorio entre éstas.

El siglo XIX sigue conociendo un importante auge de la villa, que junto a la tradicional agricultura y ganadería posee una potente industria de fabricación de paños y bayetas.

De la mano de Alfonso XIII, obtendrá Pozoblanco el título de ciudad y en 1971 se constituye en cabeza de zona.

Monumentos de Pozoblanco

Parroquia de Santa Catalina (s. XVI).

Parroquia de San Bartolomé.

Parroquia de San Sebastián.

Ermita de San Gregorio.

Santuario de la Virgen de Luna.

Ermita de San Antonio.

Capilla de Nuestro Padre Jesús Nazareno – Hospital.

Ermita de Jesús de la Columna.

Pósito.

Yacimientos Arqueológicos

Cueva de la Osa, pinturas rupestres esquemáticas.

Cortijo del Germo, época visigoda.

Urbanismo

Barrio de San Bartolomé.
Plazoleta del Pozo Viejo.
Calle Real.
Plazoleta del Cerro.

Museos
Casa de la Cultura.

Cortijos en Pozoblanco

Cortijo de Don Ramón
Cortijo la Canaleja
Cortijo de las Rozas Viejas
Fábrica el Chato o Cortijo de Sant Fernando
La Molina del Aceite o Fábrica de Aceite San Antonio
Pedrique

Gastronomía de Pozoblanco

Destaca por sus carnes y sus dulces que satisfacen el paladar más exigente. Los derivados del cerdo, elaborados con esmero, constituyen un plato principal en la cocina pozoalbense: jamón ibérico y jamón al horno, lomo en caña, chorizos, morcillas, morcón, presa de paletilla,… también ternera a la vallesana y pierna de cordero. Entre los dulces son típicos los pelusos y las perrunas, propios de las fiestas navideñas, y el hornazo tipico en la romería de la Virgen de Luna. El chocolate es también tradicional en Pozoblanco, merced a la existencia de fabricantes que lo han elaborado durante años.Un plato de gran aprecio es el ajito de cuajar, elaborado con el cuajar del cerdo refrito con ajos, así como las típicas “migas totás”, plato ancestral de los antiguos pastores.

Es Pozoblanco en la actualidad uno de los lugares pioneros y con mayor número de productores de aceite ecológico en toda España. Un gran logro ha sido conseguir la denominación de origen para los productos del Cerdo Ibérico “Los Pedroches”, concretamente jamones y paletas, que ha permitido posicionarlos en los mercados más exigentes.

Cómo llegar a Pozoblanco

Desde Córdoba:
N-432 hasta Cruce de Espiel.
N-502 hasta Alcaracejos.
C-420 hasta Pozoblanco.

Desde Badajoz.
C-450 desde Monterrubio de la Serena hasta Belalcazar.
C-420 desde Cabeza del Buey hasta Pozoblanco.

Desde Ciudad Real.
N-502 hasta Alcaracejos.
C-420 hasta Pozoblanco.

Distancias

Añora 6 km
El Viso 16 km
Córdoba 72 km
Cardeña 50 km
Belalcázar 40 km
Alcaracejos 11 km
Santa Eufemia 30 km
Fuente Obejuna 58 km
Villanueva de Córdoba 21 km
Villaviciosa de Córdoba 59 km

Pozoblanco

Venta de Propiedades Inmobiliarias en Pozoblanco


2 comentarios

  1. Domingo escribio:

    Corregido error José Luis.
    Ahora a trabajar para que lo devuelvan a su lugar de origen Alcaracejos que seguramente sea donde tiene que estar para disfrute de sus habitantes, aunque en el Museo Arqueológico de Córdoba tampoco está mal.

  2. Jose luis escribio:

    Amigo ,el tesorillo de los almadenes o chaparro barrenao esta en el termino de alcarecejos. Entrrate un poco de la historia del mismo y como llego a un vecino de pozoblanco, de echo yo mismo me encargue en el museo arqueologico de cordoba que cambiasen la ubicacion a alcaracejos

Deja un comentario