Andalucia Rustica

Buscar más

Embalses en Jaén

Presa El Centenillo

Embalses en Jaén

Presa El Centenillo – Baños de la Encina

Las obras de la Presa El Centenillo finalizaron en Diciembre de 1.935. El embalse está situado en el cáuce del río Grande, en el municipio andaluz de Baños de la Encina , en la provincia de Jaén.

Este embalse pertenece a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (zona de Jaén).

La superficie de cuenca de este embalse es de 111,645 km2.

El embalse de El Centenillo tiene una Superficie 27,20 Has y una capacidad 1,66 Hm3.

El tipo de presa es de Gravedad y planta recta, con una cota de coronación de 538 m y una altura desde cimientos de 33 m. Su longitud de coronación es de 105 m, su cota de cimentación es de 505 m y su cota del cauce en la presa de 505 m.

La Presa de El Centenillo dispone de 2 aliviaderos y 1 desagüe en la presa.

Finalidad-Objetivos de la Presa El Centenillo

La Presa de El Centenillo se construyó con estos objetivos:

– Abastecimiento

Coordenadas UTM 30: 436307 – 4248023

Presa El Centenillo - Embalse del Centenillo - Pantano del Centenillo - Baños de la Encina

La vegetación en El Centenillo

A lo largo de los siglos la vegetación y el paisaje se han ido transformando según los diferentes usos que el hombre ha dado a los montes. La corta de madera para leña, para fortificar las minas o para la creación de pastos, llegó a provocar la completa desaparición del arbolado en algunos cerros. En el siglo XX la finalización de la actividad minera provocó una despoblación y con ello la disminución de la presión sobre el monte, lo que permitió la recuperación de la vegetación natural.

La vegetación natural se compone de encinas y alcornoques acompañados por diferentes especies de arbustos, que varían en función de las distintas condiciones ambientales. En las umbrías le acompañan madroños y labiérnagos, en las solanas aparecen acebuches y sobre suelos pedregosos, que retienen poca humedad, crecen los enebros.

En la segunda mitad del siglo XX se realizaron repoblaciones de pino piñonero, cuyo objetivo fue recuperar el monte y controlar la erosión, crear empleo y generar recursos económicos como la madera y la piña. Con el paso del tiempo los pinares menos densos se han naturalizado, al brotar entre los pinos la vegetación natural.

La presencia de algunos eucaliptos en puntos concretos, como en el Cerrillo del Plomo, se debe a su uso para desecar zonas encharcadas gracias a la capacidad de estos árboles para absorber gran cantidad de agua. Además por su crecimiento rápido creaban zonas de sombra y eran fuente para la obtención de leña.


0 comentarios