Andalucia Rustica

Buscar más

Parques Naturales de Andalucía

Reserva Natural Laguna de El Portil

Parques Naturales de Andalucía

Reserva Natural Laguna de El Portil

La Reserva Natural Laguna de El Portil se localiza en los municipios de Cartaya, Gibraleón y Punta Umbría, provincia de Huelva, Andalucía.

La formación de la Laguna de El Portil se debe a que el frente dunar no ha dejado que los arroyos cercanos, de poca potencia, desemboquen al mar, acumulándose las aguas de éstos al pie de las dunas. Así, ha ido creciendo una extensión de agua dulce, con zonas de profundidad variable.

Hace tiempo la laguna era muy rica en algas y plantas con flor, que flotaban en la superficie dibujando un paisaje de belleza única. Pero la contaminación y el elevado volumen de materia orgánica en las aguas han hecho que estas especies no hayan podido sobrevivir por lo que desgraciadamente ha desaparecido.

En la actualidad, en este humedal, se pueden ver grandes manchas de vegetación palustre, helechos y lenguas de serpiente en las orillas. Alejándonos de la laguna, hacia el bosque, se desarrolla un cinturón de vegetación de pinos y sabinas bastante bien conservado.

Un0 de los atractivos principales de la visita a la laguna a través del sendero es la observación de aves: en las zonas menos profundas se pueden observar calamones, pollas de agua, fochas, garzas reales, garcetas, agujas colinegras, patos reales y porrones. Algunas de estas aves crían en la laguna, por lo que se debe tener el mayor cuidado para no molestarlas. En aguas profundas son frecuentes porrones comunes, patos cuchara, ánades silbones y ánades frisos, también se pueden ver cormoranes sumergiéndose para pescar y alimentarse.

Desde hace tiempo, un problema importante está siendo la introducción de patos domésticos, galápagos de Florida y peces de colores, lo que influye negativamente en la vida de especies que habitan en esta Reserva Natural Laguna de El Portil.

Origen, flora y fauna

La Laguna del Portil aparece sobre una depresión excavada por dos antiguos cauces cuyo estuario fue cegado por frentes dunares activos.

Esta laguna tiene una alimentación mixta, por aportes fluviales y por la descarga del acuífero pliocuaternario de las “arenas basales”. Experimenta notables fluctuaciones de nivel condicionadas por el régimen de lluvias.

Descarga principalmente por evaporación, aunque si se producen precipitaciones abundantes la lámina de agua puede alcanzar la cota de un antiguo desagüe hacia el mar, el cual quedó alterado en su nivel de base por la construcción de la carretera de acceso a la localidad del Portil.

La vegetación específica de este humedal está compuesta principalmente por castañuelas, espadañas y juncos. En los alrededores de la laguna podemos encontrar un pinar – sabinar con enebros, sabinas, pinos, jaras y especies aromáticas como el tomillo cardoso y el poleo.

En cuanto a la fauna las aves son el grupo mejor representado, siendo esta reserva lugar de paso de algunas en su ruta migratoria, así como zona de invernación de otras.

Espátula, moritos, focha común, polla de agua, calamón, agujas colinegras, ánades silbones, patos cuchara, porrones comunes, ánades frisos, zampullín chico, garzas reales, cercetas comunes, somormujos lavanco, ánade real, cormoranes, cigüeña blanca y la garceta común son algunas de las aves presentes.

El Pinar

En las orillas de esta laguna podrá disfrutar de una vegetación compuesta por tarajes, eneas, juncos egipcios, algunas herbáceas incluidas en el “Catálogo de especies amenazadas” y helechos que, en algunos sectores de la laguna, han crecido espectacularmente.

Más al interior, crece un sotobosque de jara, mirto y tomillo carnoso, una especie endémica de Huelva y el Algarve. Este sotobosque acompaña a un pinar de pino piñonero, característico en todo el litoral de la provincia, que vive con sabinas de gran belleza y enebros de gran porte.

El pino piñonero está presente en esta costa desde hace quince mil años; procede del Mediterráneo oriental y probablemente fue introducido por otras civilizaciones. Su importante expansión se debió a su rápido crecimiento, la resistencia a la maresía y también a la sequía, lo que favoreció un rentable aprovechamiento del mismo. Por eso se han ido realizando repoblaciones desde tiempos históricos.

Tradicionalmente los habitantes de la comarca lo han usado para la fabricación de carbón o para el consumo de piñones.

En Huelva los pinares ejercen una función recreativa tan importante que los hace uno de los ecosistemas más celebrados por los visitantes.

Dunas Litorales

Una duna es una pequeña loma de arena formada por el viento. Se encuentra fuera de la zona mareal.

La arena procede de la que el mar deposita en la playa. Puede ser móvil o fija, dependiendo de la fuerza del viento o la vegetación que crece en ella. La génesis de la duna empieza cuando las arenas transportadas por el viento encuentran un obstáculo y empiezan a amontonarse.

El propio oleaje se encarga de elevar esas arenas hasta la parte más alta de la playa. A partir de esta zona de acumulación se genera una remoción de la arena, provocada por el viento hacia el interior. La presencia de plantas y rodales de barrón en este lugar retendrán los sedimentos transportados por el viento, que se irán acumulando formando pequeñas dunas embrionarias.

Como este proceso es constante, los mismos factores que han propiciado la formación de estas dunas van a traer la formación de dunas a sotavento de las primeras, formándose así cordones de dunas paralelos, de mayor altura, por estar menos expuestos a la acción del viento. Si estos cordones se desplazan, estamos hablando de un sistema de dunas móviles.

La franja de terreno donde se originan las dunas embrionarias está frecuentemente ocupada por construcciones que dificultan el desarrollo natural del sistema de dunas móviles, ya que la transmisión de arena al cordón interno deja de hacerse. Por eso la duna interior es fija y está fosilizada por la presencia de pinos y sabinas.

Arroyo de la Zahurda

Los agentes principales responsables de la formación de la Laguna de El Portil son la barrera dunar y los arroyos que alimentan la laguna.

Estos arroyos han dejado sus aguas a los pies de la duna, en el intento de desembocar al mar, son pequeños y temporales, pero sus aguas han ido formando esta laguna que, en la actualidad, cuenta con unas 15 hectáreas de extensión. La característica forma de “U” de este humedal se debe a la situación de los arroyos que la alimentan: el Arroyo de la Zahurda, en el extremo oeste; y otros, de menor importancia, en el extremo opuesto. Estos han ido modelando un arco cóncavo, cuyos extremos son los respectivos cauces.

En este extremo se encuentra uno de los puntos más alejado de la laguna, donde se puede ver una franja de vegetación palustre que da testimonio de la presencia temporal de este curso de agua.

Este tramo es bastante singular ya que, en un espacio muy pequeño, conviven vegetación palustre, con pinos piñoneros, sabinas, jaras, mirto y poleo cuyo aroma le acompañará buena parte del camino.

Fuente: Junta de Andalucía


0 comentarios

Deja un comentario