Andalucia Rustica

Buscar más

Monumentos en Málaga

Ruinas de Bobastro

Monumentos en Málaga

Ruinas de Bobastro en Ardales

Las Ruinas de Bobastro se encuentran el el término municipal de Ardales, a escasos minutos de la localidad malagueña y justo antes de llegar al Embalse Superior Tajo de la Encantada – Presa de Villaverde.

La Iglesia Rupestre Mozárabe de Bobastro es, sin duda alguna, la mejor obra de arquitectura realizada por los mozárabes en el sur de la Península Ibérica. Con más de once siglos de antigüedad, sigue siendo el principal recuerdo de la gran revuelta que los cristianos mantuvieron contra el Islam andaluz durante parte de los siglos IX y X. El personaje clave en toda esta rebelión, orquestada desde las sierras malagueñas, fue Omar Ibn Hafsún, de ascendencia hispano visigoda aunque islamizado hasta el punto de formar parte de la clase militar del emirato de Córdoba.

Omar se revela y cuando se consolida la revuelta de los mozárabes (cristianos en tierras de al-andalus), decide encastillarse en Bobastro (paraje de las Mesas de Villaverde en Ardales, Comarca del Guadalteba), donde se le unen muchos descontentos, conformando una auténtica ciudad de los mozárabes.

Las estrategias contra el poder suman numerosos aliados en fortalezas y poblaciones del entorno andaluz que terminan por desestabilizar el poder estatal. Aunque la táctica de Omar incluyó, como ofensa definitiva contra Córdoba, la construcción de iglesias y la protección de eremitas y monjes cristianos. Como insulto principal, construyó el monasterio y la iglesia rupestre de Bobastro (aunque cerca del alcázar, situado en la parte superior de las Mesas de Villaverde, edificó otra iglesia).

La monumentalidad del conjunto y su situación bajo la protección de grandes murallas definen, con cierta claridad, la importancia del monasterio emplazado en la ladera oeste de Bobastro.

La iglesia es una escultura más que una construcción arquitectónica. Se talló en un promontorio de areniscas, con unas dimensiones aproximadas de 18×9 metros, dentro de una planta basilical (rectangular) que se compartimentó con naves longitudinales, divididas, a su vez, en tres espacios a lo ancho dedicados a los fieles, los religiosos y los altares. Destacan en su construcción los grandes contrafuertes (innecesariosw en una obra tallada), los arcos de herradura de la única pared conservada y la cabecera con tres ábsides, el central con forma de arco de herradura y los laterales cuadrangulares.

La Montaña excavada presenta a los pies de la iglesia una cripta y bajo la cabecera, el inicio de una puerta pasillo que nunca se culminó.

Las obras pudieron iniciarse a finales del siglo IX (en torno al año 890). El monasterio se adosaba a este edificio religioso, conservando paredes de sillares y elementos excavados que demuestran la existencia de una construcción en torno a un patio central, donde se ubicó el gran aljíbe, que se llenaría con probabilidad con el agua de lluvia aportada por los tejados. A su alrededor, una serie de estancias donde se alojarían los monjes, y restos de almacenes, algunos de ellos rectangulares y profundos que han sido equivacadamente identificados como tumbas.

Nos encontramos, por tanto, ante una obra que se culminó con materiales de construcción (ladrillos) en las zonas donde la roca no daba más altura, se cubrió, seguramente, con una armadura de madera y una cubierta de tejas. Además, se constata el nombramiento como obispo de las iglesias de Bobastro de Yafar Ibn Maqsim, lo que refuerza la idea, definitiva, de que el monasterio estuvo en funcionamiento hasta su destrucción por las tropas del Califa Abd-al-Rahman III en 929.

Bobastro – Ciudad de Omar Ibn Hafsún
Iglesia Rupestre Mozárabe – Siglos IX-X


0 comentarios