Andalucia Rustica

Buscar más

Senderos en Jaen

Ruta Féliz Rodríguez de la Fuente

Senderos en Jaen

Ruta Féliz Rodríguez de la Fuente

La Ruta Féliz Rodríguez de la Fuente discurre desde el Mirador Féliz Rodríguez de la Fuente hasta el Mirador de Cabeza de Viña con una extensión de casi dieciocho kilómetros en pleno corazón del Parque Natural más extenso de España. Diseñada por D. Joaquín Araújo esta ruta comienza en le Mirador de Féliz desde el que se divisa el este del Embalse del Tranco y la isla de Bujaraiza, lugar en el que el equipo  del entrañable naturalista rodara las famosas imágenes de la berrea de los ciervos en celo.

El mirador ofrece una gran panorámica de buena parte de la Sierra de las Banderillas y de su cumbre de 1.993 metros, de las aguas embalsadas del Guadalquivir en el Tranco y de la pequeña isa de Bujaraiza, con los restos de su castillo de origen medieval.

Desde aquí, la Ruta Féliz Rodríguez de la Fuente se interna hacia el sur en un bosque de coníferas, constituido fundamentalmente por el pino negral y pino carrasco, aunque poco a poco se abre paso el auténtico bosque mediterráneo, con quejigos, encinas, madroños, lentiscos, agracejos, etc.

A un kilómetro del mirador llegamos al Parque de Fauna Silvestre. Aquí podremos hacer una pequeña ruta a pie que nos conduce al Mirador del Castillo de Bujaraiza que ofrece otro ángulo de la isla, y más adelante, al Mirador de Las Ánimas, situado en el Collado del Almendral donde es posible observar en estado de semilibertad buena parte de los ungulados del Parque Natural de Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, ciervos, gamos, jabalíes…

Si seguimos los mojones de piedra colocados en cada kilómetro de la ruta y labrados artesanalmente en piedra caliza, se alcanza el Puente de las Golondrinas, sobre el río Guadalquivir, donde es conveniente dejar el coche para hacer a pie los 9,3 km que restan de ruta. Ida y vuelta 18 km, por lo que es recomendable llevar provisiones.

Cruzando arroyos bajo la refrescante sombra de chopos, fresnos y sauces, con incursiones en el bosque mediterráneo, y en los pinares, se llega al Mirador de Mirabueno. Recibe dicho nombre porque desde aquí hay una espectacular vista del Guadalquivir antes de arribar al embalse. Con un poco de suerte puedes observar los majestuosos vuelos de los buitres leonados y de alguna que otra águila calzada.

El camino invita a hacer un descanso en las vistas panorámicas del Collado del Almendral que ofrece el punto de vista opuesto al del Parque de Fauna Silvestre al estar ubicado en la margen contraria del Embalse del Tranco, en una meseta cubierta por un denso tarajal que se adentra en sus aguas.

Desde el último mirador de la ruta, el de Cabeza de la Viña, puede observarse la enorme isla de Cabeza de la Viña con sus más de 1.000 hectáreas, parece surgida de las aguas del embalse. Aquí, puedes bajar hacia la orilla para disfrutar más de cerca, especialmente en invierno, de la avifauna acuática.

Otros senderos en Andalucía aquí.


0 comentarios