Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Huelva

Santa Olalla del Cala

Pueblos de Huelva

Santa Olalla del Cala

El municipio onubense de Santa Olalla del Cala está situado al nordeste de la provincia, en las estribacionnes de Sierra Morena , limitando con las de Sevilla y Badajoz, dentro del Parque Natural de la Sierra de Aracena y los Picos de Aroche, uno de los espacios protegidos más importantes de la Comunidad y que ocupa todo el norte de la provincia con sus dehesas y pequeñas elevaciones cubiertas, predominantemente, de bosques de encinas, alcornoques, castaños y monte bajo, por donde cursan numerosos arroyos, conformando un paisaje de extraordinaria belleza y atractivo.

Desde los restos de su Castillo se divisa una espléndida panorámica del pueblo y los alrededores, destacanto en su casco urbano la Iglesia de la Asunción y la ciclópea Plaza de Toros.

Situada en la estribaciones de Sierra Morena, en la Sierra de Aracena, camino de paso en la Ruta de la Plata, frontera del Reino de Sevilla con Extremadura, la antigüedad de Santa Olalla del Cala, aún no ha podido precisarse. No consta de una fecha de fundación de la villa, o de cuando se produjo el establecimiento de los primeros pobladores.

La posición estratégica de Santa Olalla del Cala en el tránsito de metales extraídos de los importantes enclaves mineros de Almadén de la Plata, Minas de Riotinto, o “La Papúa” o “El Tratejón” en Zufre, hace imaginar los orígenes de la presencia del hombre en esta localidad, en la Edad de Bronce, en el III milenio a. C. Este intercambio comercial sentaría la base de la conocida Ruta de la Plata, que alcanzaría su máximo esplendor en la época romana.

En la Edad de Hierro existió un poblado, ubicado en el mismo lugar dónde hoy en día se encuentra el castillo.

Con la dominación romana, los emperadores dieron vital importancia a las calzadas, como enlace de comunicaciones para la circulación de mercancías, tropas y como no, para transmitir su cultura. Se intensificaron las extracciones mineras, así como el tráfico comercial entre Andalucía occidental y el Norte de la península.

Con la presencia musulmana, se produce un conflicto bélico a mediados del s. XI, cuando el rey Azz al Dawla pide ayuda al de Badajoz, el bereber Muhanmad, para repeler a las tropas invasoras de Almutamid, rey moro de Sevilla, que se encontraban en Santa Olalla. El rey de Badajoz logra que se retire el ejército enemigo, y conquista de nuevo la plaza de Santa Olalla y toda la vega del río Cala.

La historia de Santa Olalla del Cala comienza en el s. XIII, tras la conquista de Sevilla por el rey Fernando III el Santo en 1248. La anterior historia no es sino prehistoria al carecer desgraciadamente de documentación escrita.

La reconquista cristiana de la sierra se llevó a cabo a mediados del s.XIII, a manos de Sancho II de Portugal, con el apoyo de órdenes militares. Los enfrentamientos fronterizos continuaron, así que para frenar la continua amenaza portuguesa, se creó una línea defensiva denominada la Banda Gallega, con pobladores del Norte de la Península, principalmente de León, Asturias y Galicia.

Esta línea se basó en la existencia de una serie de fortificaciones intercomunicadas visualmente mediante señales con antorchas. Y así fue como Sancho IV el Bravo, a petición de las autoridades hispalenses, concede el privilegio a varios pueblos de la sierra para la construcción de fortalezas, que resguardaron y frenaron los continuos ataques del país vecino. Se construyeron el Castillo de Santa Olalla, junto con el de Cumbres Mayores, Fregenal de la Sierra y la reconstrucción del de Aroche.

El castillo fortaleza, una iglesia parroquial y una sinagoga judía, son las referencias de la existencia medieval de la villa de Santa Olalla.

Santa Olalla fue vendida a finales del siglo XVII a D. Juan Ventura Tirado, quien obtendría los poderes para controlar las tasas fiscales, con el consiguiente derecho para adquirir las rentas, para nombrar las autoridades locales así como impartir justicia ordinaria.

A comienzos del s. XIX, durante la invasión francesa, Santa Olalla se constituyó en Cuartel General de la Zona de la Infantería de Marina convirtiéndose en el centro de la actividad bélica de la sierra.
Fue a finales de este siglo cuando la villa de Santa Olalla, se instauró como pueblo de la provincia de Huelva.

Hacia 1830 se constituye la provincia de Huelva como tal, pues hasta entonces la región había formado parte del Reino de Sevilla junto con grandes partes de la provincia de Cádiz. Este hecho y el nuevo espírtu industrial que anima el diecinueve, supone una importante revitalización económica de la región que durará hasta la primera parte del siglo XX. Compañías inglesas entran en la provincia vinculándose de nuevo a las explotaciones mineras que representan el vínculo principal que relaciona Huelva con el resto del mundo.

Junto a la minería y la ganadería, en el XIX surge una nueva oportunidad industrial para la sierra, y por tanto para Santa Olalla del Cala, que es la producción de corcho para los tapones de las botellas de vino. Esta nueva invención tecnológica, se exporta especialmente a Inglaterra y Francia. En Santa Olalla del Cala surgieron y prosperaron varias fábricas de tapones de corcho, que dieron un fuerte impulso económico a la villa.

Acontecimiento importante en el avance de la sociedad santaolallera del s. XX fue la construcción de la estación del ferrocarril, siendo una de las más importantes de la provincia, de la que hoy apenas se conservan algunas naves casi destruidas, al ser desmantelada la vía a principios de los años 50.
Alguno de los hechos más significativos ocurridos recientemente, han sido la presentación del nuevo escudo y bandera en 1995, el nombramiento de la patrona Santa Eulalia como Hija Predilecta de la localidad en 1999, así como la celebración de las IX Jornadas del Patrimonio de la Sierra en 1994, muestra del afán de un pueblo de indagar en su enigmático y casi desconocido pasado que hoy por hoy intentamos esclarecer a través de este soporte electrónico con el fin de que sea accesible a cualquier persona que lo desee en cualquier rincón del planeta.

Monumentos

Iglesia de la Asunción. Construida sobre una sinagoga judía del siglo IX o X, que luego fue mezquita. En el interior destaca una imagen de la Virgen de los Dolores, de Juan de Mesa.

Plaza de toros.

Ermita de Santa Eulalia.

Yacimientos Arqueológicos

Castillo, siglo XIII.
Construido tras la conquista cristiana por privilegio de Sancho IV.

Urbanismo

Monumento a la Marina Española.

Mina de Teuler

Gastronomía

La gastronomía está basada en los típicos productos de la tierra y derivados del cerdo. Destacan el caldillo, en época de matanza y los gazpachos de invierno con asadura y culantro, las ensaladas de pimientos y tomates asados con sardinas.

En repostería destacan las tortas de manteca, bollas de chicharrones, gañotes y piñonates.

Cómo llegar

Salir de Huelva en direccion: San Juan del Puerto – Trigueros – Fregenal de la Sierra. En los alrededores de San Juan del Puerto, girar a la derecha: N-435 en dirección: Trigueros – Badajoz. Continuar en: A-493. Atravesar Valverde del Camino. Continuar en: Carretera de Zalamea. Continuar en: N-435. Pasar cerca de El Pozuelo. En los alrededores de Zalamea la Real, girar a la derecha: A-461. En los alrededores de La Granada de Rio-Tinto, tomarHV-5011. Girar a la derecha: A-461 y pasar cerca de Zufre. Continuar hasta Santa Olalla del Cala.

Distancias

A Huelva 120 km
A Aracena 41 km
A Zufre 16 km
A Higuera de la Sierra 29 km
A Cortegana 69 km
A Aroche 84 km
A Sevilla 70 km


0 comentarios

Deja un comentario