Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Málaga - Municipios y Localidades Malagueñas

Sedella

Pueblos de Málaga - Municipios y Localidades Malagueñas

Sedella

El municipio de Sedella está situado al noroeste de la Axarquía, entre las sierras de Tejeda y Almijara. Sedella disfruta de un entorno natural exuberante, donde los arroyos de Matanzas, Encinar y Granados proporcionan agua en abundancia dando lugar a una rica vegetación. Pueblo morisco donde la vid fue su principal cultivo y aún constituye un elemento destacado en su paisaje y en su economía, produciendo sus campos vino dulce, seco o semiseco que podrá adquirir en bares o en casa de particulares.

El núcleo urbano se halla a 690 metros sobre el nivel del mar y dista 54 kilómetros de Málaga, 23 de Vélez Málaga y 8 de Canillas de Aceituno, que es el pueblo más cercano. La precipitación media en la zona es de 670 l/m2 y la temperatura media anual se sitúa en 17º C.

La historia ha querido dejar reflejado en su entramado de calles y monumentos constancia de su paso por esta villa, aportando cada cultura algo característico que la hace especial. La casa Torreón como vestigio musulmán, la Iglesia de San Andrés y la Ermita de la Esperanza, conforman los principales monumentos que se pueden visitar en el casco urbano de Sedella. Pero lo más destacado de este pueblo es su patrimonio natural con innumerables rutas y senderos que el viajero no olvidará.

El hallazgo de varias monedas y otros restos arqueológicos en los alrededores de Sedella, hacen pensar que el municipio estuvo habitado por fenicios y romanos. Sedella fue tomada por los cristianos en 1487. El fortín se convirtió en sede del Señorío de Sedella, que en 1543 fue adquirido por el alcalde del pueblo, Gabriel de Coalla, que aprovechó la necesidad de la corona de recaudar fondos para la guerra.

En el siglo XVI la localidad se erigió en uno de los primeros focos de la revuelta contra los cristianos, que acabó trágicamente en 1569 con la toma del Peñón de Frigiliana. Dos años después, Felipe II ordenó la expulsión de los moriscos. El municipio quedó prácticamente despoblado hasta la llegada de cristianos viejos, procedentes sobre todo de La Mancha y Carmona. El terremoto que sacudió la comarca de la Axarquía en diciembre de 1884 causó innumerables destrozos en Sedella.

Tras la conquista cristiana en 1487 el pueblo pasó a llamarse Xedalia. No obstante y según la tradición popular, el origen del actual nombre de Sedella se sitúa en la época de la Reconquista. Cuenta una leyenda que tras los enfrentamientos de los musulmanes con las tropas de los Reyes Católicos en el Arroyo de la Matanza, la reina Isabel se refirió a la contienda diciendo: » Sé de ella».

Monumentos de Sedella

Casa Torreón: es la antigua mansión fortaleza del Señor de Sedella. Fue levantada en el siglo XVI en el estilo mudéjar sobre planta cuadrangular. El torreón presenta arcos geminados sobre columnas renacentistas y decorados con esgrafiados de estética morisca. El interior está cubierto con armadura y tirantes de triángulo.

Iglesia de San Andrés: se encuentra ubicada en la parte más alta del pueblo. De este edificio merece la pena destacar su torre cuadrada de dos cuerpos con una terminación de tejadillo octogonal con arcos abiertos de medio punto, construida en el siglo XVI. En el interior del templo podremos ver esculturas de los siglos XVII y XVIII y una custodia del siglo XVII.

Ermita de Ntra. Sra. de la Esperanza: se localiza a las afueras del casco urbano y forma parte de los restos del castillo árabe de Sedella. Erigida en el siglo XVII, es una muestra de la arquitectura popular de esta zona. En su interior se veneran las imágenes de Nuestra Señora de la Esperanza y de San Antón, patronos de la villa.

Molino de Sedella: situado en las cercanías del casco urbano, en las faldas de una colina de fuertes pendientes, se trata de un antiguo molino de harina, de pequeña entidad, abandonado y posteriormente rehabilitado por el ayuntamiento para su uso museístico.

Lavadero Público: A la entrada del pueblo se encuentra el antiguo lavadero público. Más que por su interés arquitectónico destaca por la importancia que tuvo en la vida social de Sedella. Durante años fue punto de reunión habitual de los vecinos de esta población de la Comarca de la Axarquía.

Bodegas Sedella Vinos: Situada en la parte alta de la finca, el edificio que alberga la bodega es de gran atractivo arquitectónico. Sedella Vinos ofrece visitas a la bodega y a sus viñedos, pudiendo disfrutar previa reserva de distintas degustaciones.

Gastronomía de Sedella

La cocina de Sedella se caracteriza sobre todo por el caprino. Entre los platos, la mayoría típicos de la zona de la Axarquía, destacan el chivo al ajillo, el choto al vino y el potaje de coles y de hinojos.

También podemos degustar el pan mojao, el potaje de Semana Santa, las parpuchas o tortillas de bacalao, todo ello acompañado de vino del terreno.

Los campos de Sedella producen vino dulce, seco y sequillo o semiseco que se pueden adquirir en bares o en casa de particulares.

En el capítulo de la repostería están los roscos al horno, dulces caseros de clara herencia árabe, que podemos degustar en cualquier época del año y especialmente en fiestas.

Fiestas y Tradiciones

  • San Antonio Abad (mediados de enero)
  • Semana Santa y Corpus Christi
  • Fiesta de la Trilla (segundo fin de semana de julio)
  • Fiestas en Honor a la Virgen de la Esperanza (primer fin de semana de agosto)
  • Fiesta en Honor a Santa Cecilia

Cómo llegar a Sedella

Desde la Costa del Sol se puede llegar al pueblo tomando la autovía del Mediterráneo (A-7; N-340) hasta la circunvalación de Vélez Málaga. En este punto hay que acceder a la A-335, dirección Alhama de Granada. Tras recorrer unos 9 kilómetros a partir de la circunvalación de Vélez Málaga, hay que desviarse por la MA-125 hasta Canillas de Aceituno. De esta localidad parte la MA-126 que conduce a la localidad.

Distancias

Málaga 61 km
Periana 30 km
Torre del Mar 30 km
Rincón de la Victoria 45 km

Espacios Naturales

Sedella se encuentra entre las Sierras de Tejeda y Almijara, en un entorno natural de gran valor ecológico y paisajístico. Los arroyos de Matanzas, Encinar y Granados proporcionan agua en abundancia al municipio, que posee una rica vegetación. Los aficionados al senderismo podrán perderse por atractivos parajes como la Cueva Horeada, el Pico de la Maroma, el Salto del Caballo, el Camino de Arrieros. En los Cerillales de la Fuente, dos arroyos se unen creando el río Sedella.

Senderismo / Rutas

Sedella

Sedella

Sedella

Sedella

Sedella

Ayuntamiento de Sedella

Iglesia de San Andrés

Iglesia de San Andrés

Torre – Campanario de la Iglesia de San Andrés

Ermita de Ntra. Sra. de la Esperanza

La Era de Trilla

Se construyó hacia los años 30 con la finalidad de extraer el grano y paja de los cereales, principalmente trigo, cebada, garbanzos y lentejas. Tras la repoblación de los montes con pinos se dejó de utilizar la era, pues los vecinos ya no podían cultivar cereales en estos parajes.

Estas eras consistían en una superficie de terreno llano en forma circular y recubierta de piedras donde se realizaba la trilla.

La trilla es un a labor que, tras la siega o cosecha, separa el grano de la paja. Se empezaba echando las parvas (cereal ya tendido en la era para trillarlo); las bestias arrastraban la trilla, dando vueltas y vueltas sobre la parva, donde los pedernales de la trilla iban desgranando las espigas y cortando sus cañas hasta convertirlas en pajas. Una vez molido todo, con una escoba se barría la era y se hacía un montón juntando paja y grano.

Cuando el aire empezaba a levantarse se procedía al aventado, se lanzaban las parvas hacia arriba y aprovechando las corrientes de aire la paja caía a un lado y el grano al otro. Entre los aperos más utilizados en estas labores se pueden destacar el que dominan «biergo» (horca de madera) así como palas de madera. Después, se procedía al cribado del grano, a mano, aislando el grano de otras semillas, piedras y demás impurezas. Por último la paja se almacenaba en pajares, dando por concluidas las tareas agrícolas del cereal. Fuente: Taller de Empleo «La Maroma», 2011.

Torreón

Casa Torreón de Sedella

Fuentes y Manantiales de Sedella

  • Fuente de Sedella
  • Fuente del Puente Árabe
  • Fuente del Cerro El Fuerte
  • Manantiales del Río de la Fuente
  • Fuente de la Pisadica del Niño Dios
  • Fuente de la cara sur de Sierra Tejeda
  • Manantial en la cara sur de Sierra Tejeda
  • Manantial de la Senda a la Hoya del Cortijo I
  • Manantial de la Senda a la Hoya del Cortijo II
  • Manantial en la Senda de Picaricos a la Hoya del Cortijo

Lavadero

Lavadero de Sedella

Mirador de la Buitrera

Hace unos años, en el Parque Natural de Sierra Tejeda, Almijara y Alhama en el término municipal de Sedella se decidió recuperar e introducir el buitre leonado.

Hoy día existe en la Axarquía la buitrera de Sedella, lugar donde estos animales tienen asegurada su alimentación y desde donde, junto a otros centros fuera de la comarca de la Axarquía, se reproducen y se extienden de nuevo.

Subir a la buitrera conlleva un paseo agradable y no muy arduo, donde podemos ver una escultura al buitre y poder pasar el día en un entorno agradable de campo en el área recreativa.

En mitad del camino que va desde el área recreativa a la buitrera se ha creado un pequeño mirador de éstas aves, los buitres.

En la realización del mirador se han utilizado materiales autóctonos de la zona, como juncos, cañas y bolinas, reduciendo con ello el impacto que pueda crear la instalación del mismo en el Parque.

Con este pequeño mirador se va a permitir observar el comedero de las carroñeras en su hábitat natural así como deleitarse con sus armónicos vuelos.

La choza del guarda

Se construyó aproximadamente en los años 60, por el Guarda de la zona.

Era un pequeño albergue para poder protegerse de las inclemencias meteorológicas, lluvia, viento, y en algunas ocasiones nieve, durante el desempeño de su trabajo. Sus funciones principales eran la de vigilante de las nuevas repoblaciones de pinos que se habían realizado en el monte.

Quedó abandonada a partir del momento en que se cambió el funcionamiento y organización de la gestión forestal, pasando estos a disponer de vehículos para poder desempeñar sus funciones.

En 2011 ha sido restaurada asimilándose al máximo posible a su forma original, utilizándose para ello materiales autóctonos de la zona, como cañizos, juncos y bolinas entre otros.

En este punto el visitante podrá hacer una pequeña parada, y deleitarse con los sonidos y paisajes de este precioso lugar.

El Molino

La adquisición de este antiguo molino de harina por parte del Ayuntamiento de Sedella, y su posterior rehabilitación, han significado la puesta en valor de un lugar en estado ruinoso, utilizándose en la actualidad como lugar de esparcimiento y encuentro para actividades diversas.

Este molino se utilizaba para moler el grano de cereales, principalmente el del trigo que se sembraba por la zona, del cual se obtenía la harina. Las gentes de la zona llevaban allí su grano, y pagaban, debido a la escasez, con una parte del producto.

El proceso de molienda del cereal se realizaba mediante la fricción de grandes piedras, aprovechando el salto de agua embalsada de la presa para riego que se sitúa justo en su parte posterior.

Constaba de una piedra circular (aún se conserva dentro del molino) que, utilizando la energía hidráulica de esa agua proveniente del río “El Encinar”, y canalizada por una acequia, ejercía la fuerza necesaria para la molienda.

La era de trilla

Se construyó hacia los años 30 con la finalidad de extraer el grano y paja de los cereales, principalmente trigo, cebada, garbanzos y lentejas. Tras la repoblación de los montes con pinos se dejó de utilizar ésta era, pues los vecinos ya no podían cultivar cereales en estos parajes.

Estas eras consistían en una superficie de terreno llano en forma circular y recubierta de piedras donde se realizaba la trilla.

La trilla es una labor que, tras la siega o cosecha, separa el grano de la paja. Se empezaba echando las parvas (cereal ya tendido en la era para trillarlo); las bestias arrastraban la trilla, dando vueltas y vueltas sobre la parva, donde los pedernales de la trilla iban desgranando las espigas y cortando sus cañas hasta convertirlas en pajas. Una vez molido todo, con una escoba se barría la era y se hacía un montón juntando paja y grano.

Cuando el aire empezaba a levantarse se procedía al aventado, se lanzaban las parvas hacia arriba y aprovechando las corrientes de aire la paja caía a un lado y el grano al otro. Entre los aperos más utilizados en estas labores se pueden destacar el que denominaban “biergo” (horca de madera) así como palas de madera. Después, se procedía al cribado del grano, a mano, aislando el grano de otras semillas, piedras y demás impurezas. Por último la paja se almacenaba en los pajares, dando por concluidas las tareas agrícolas del cereal.

La Calera del Pozuelo

Las caleras son hornos en donde se quemaba la caliza para convertirla en cal viva. El proceso consistía en añadir primero el combustible: roble, madera de castaño, hayas, o nogales. Encima, piedra caliza triturada y, sobre esta, otra vez el combustible. Así se alternaban las capas de combustible y caliza. Todo ello exigía el trabajo de varias personas, por eso se reunían tres o cuatro casas o se hacía en común entre todos los vecinos.

Cuando estaba todo preparado se prendía la calera desde la boca de abajo. La cal viva se utilizaba para muchas cosas: en la construcción, mezclada con tierra y agua se empleaba como mortero para levantar todo tipo de paredes, servía como desinfectante de pozos y fuentes, para terminar con enfermedades y epidemias; era buena para curar las heridas del ganado; las paredes de las casas se pintaban con la cal blanca.

Según cuenta los vecinos del municipio, normalmente solían estar encendidas tres días y tres noches, en ocasiones más tiempo según la cantidad que se quería conseguir. Cuando la caliza se quemaba ya se convertía en cal que después de enfriarla se guardaba para posteriores usos. Fuente: Taller de Empleo «La Maroma», 2011.

Alojamientos Rurales

  • Casa Tejo (6 personas)
  • Casa Acebuche (15 personas)
  • Casa Verde Oliva (4 personas)
  • Casa Paraíso Andaluz (17 personas)

Ayto. de Sedella


0 comentarios

Deja un comentario