Andalucia Rustica

Buscar más

Senderos en Almería

Sendero La Jairola – El Castillejo

Senderos en Almería

Sendero La Jairola – El Castillejo PR-A 303 – Abrucena

Longitud de trazado: 9,5 km         Tipo de sendero: Circular

Tiempo estimado: 4 horas             Terreno: vereda y carril

Desnivel positivo: 400 m                Época: primavera, verano y otoño

Desnivel negativo: 400 m               Dificultad: media

Hablar de Abrucena es hablar de paisajes con historia y esfuerzo humano por subsistir en un lugar tan agreste y hermoso como es la Sierra Nevada Almeriense. Desde el principio de los tiempos sus habitantes han trabajado en la sierra construyendo bancales donde poder desarrollar una agricultura totalmente de subsistencia. El sendero La Jairola y Castillejo recorre en 9,5 kilómetros varios de los parajes más emblemáticos de la sierra del municipio de Abrucena, dentro del Parque Natural de Sierra Nevada.

En el camino de la Jairola aún encontramos feraces huertas regadas gracias a una antigua acequia, alimentada por el rio de Abrucena y que recoge las aguas del deshielo. Acequia, posiblemente construida por los antiguos moradores musulmanes del Castillejo en época medieval. La fortificación de El Castillejo se localiza en un cerro justo enfrente del actual pueblo, este se considera el primer emplazamiento de Abrucena. Hoy día solo quedan sus ruinas, pero se trata de un lugar mágico y desde el cual se domina todo el territorio circundante.

Esta sierra tiene multitud de antiguos caminos de herradura y nuestro sendero transcurre por varios de ellos, recuperando así su uso ancestral.

Tras dejar atrás el camino de la Jairola nos encontramos con la cortijada más emblemática de la sierra de Abrucena, Los Monjos, cuyos orígenes se remontan al año 1507, nada menos que 500 años de antigüedad.

Nuestro caminar nos lleva a otros cortijos con historia como son La Abubilla, hoy restaurado y dedicado al turismo rural, el cortijo Los Lotrines el más alto de todos. El cortijo Haza Mocha, hoy en ruinas es testigo mudo del esfuerzo y el sudor de sus antiguos habitantes para sacarle algo de fruto a la tierra y poder subsistir en los crudos días del invierno.

Nuestro camino de herradura sigue recorriendo la sierra y sus barrancos, pasando cerca del cortijo La Olivilla. Tras él la senda nos conduce entre la vegetación al emplazamiento de El Castillejo. Un amplio camino de Herradura conduce de nuevo, directamente a Abrucena, a la calle del Agua.


0 comentarios