Andalucia Rustica

Buscar más

Senderos en Andalucía

Sendero Los Baños – Pechina

Senderos en Andalucía

Sendero Los Baños – Pechina

El recorrido parte desde la Iglesia Apostólica de San Indalecio, por la calle Real dirección a la Plaza del Ayuntamiento, recorriendo las calles Fonda, Colón, Bailén y Rioja, hasta salir de la población hacia el Llano de la Salvadora.

En el punto de confluencia del camino con la Rambla de San Indalecio, ascendemos por ésta unos 500 m y tras cruzarla giramos a la izquierda siguiendo el antiguo trazado del tren, que a principio de siglo subía hasta los Baños de Sierra Alhamilla. El camino de los Baños, como actualmente se denomina, atraviesa paisajes de gran belleza.

El interés de la ruta se acrecienta por lo curioso de su historia, y por la especial vinculación al paisaje, donde podremos observar vestigios del antiguo trazado del ferrocarril, como lo demuestra el puente que cruza la rambla de San Indalecio. A partir de este punto la belleza paisajística de la ruta crece pasando por los Parajes del Llano de Castro y Cerro del Puente Quebrado, entre ambos se encuentran las Casas del Chorrillo (antiguos cocherones de locomotoras). El sendero finaliza en uno de los Parajes mas bellos de la provincia, los Baños de Sierra Alhamilla, un auténtico oasis en medio e una sierra árida.

Pechina

Es la capital histórica del valle del Bajo Andarax, incluso era conocida como el Valle de Pechina. Fue la población almeriense más importante, en los primeros siglos de dominación árabe. Pechina presume de haber sido musulmana, morisca y cristiana, aferrándose cada vez más a sus raíces y sus leyendas.

Dentro de su término se localizan los Baños de Sierra Alhamilla, espacio conocido como Paraje Natural, lugar de gran interés ecológico y paisajístico por su abundante vegetación (consistente en un bosque de encinas muy bien conservado y bosques de pinos de repoblación), y por su importancia ornitológica.

La fuente termal que fluye a 58º fue conocida por los fenicios y más tarde por los romanos, pero fueron los árabes quienes más la utilizaron. Durante muchos años quedó abandonada, hasta que en 1777 se rehabilitó la fuente y se construyó un balneario junto a la fuente. En 1991 fue rehabilitado el Balneario respetando su estructura y su estética.


0 comentarios