Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Almeria

Serón

Pueblos de Almeria

Serón – Sierra de los Filabres

Serón es un bonito pueblo situado en la ladera norte de la Sierra de los Filabres, excelente terreno de regadío, de parrales y de naranjos. Limita con los municipios vecinos de Tíjola, Alcóntar, Caniles y Bayarque.

El río Almanzora cruza una comarca que, continuando hacia el Norte, comunica con la Sierra de las Estancias y se extiende en forma de triángulo hacia las estribaciones de la Sierra de Baza en la provincia de Granada y que siguiendo hacia el Oeste llega hasta el mar Mediterráneo.

El relieve es accidentado y el núcleo orogénico está compuesto por calizas secundarias con sustrato de pizarras paleozoicas, encontrándose sedimentos arcillosos, margosos y conglomerados depositados en los fondos marinos que ocupaban esta zona durante el Terciario, y con los aportes continentales del Plioceno y del Cuaternario, que los agentes responsables de la erosión traían de las montañas cercanas.

Lugar de asentamientos desde la Prehistoria, en su término municipal se encuentran varias cuevas. Quizás los hallazgos más importantes sean la existencia del vaso campaniforme. La copa argárica que se produce junto al río Almanzora y se esparce por toda Europa. El pueblo actual data del siglo XIV, se formó el núcleo de población alrededor de una fortaleza.

En época romana fue denominada Serius y durante la dominación goda formó parte del reino de Teodomiro pasando a poder musulmán a finales del siglo VIII.

La villa y su fortaleza fueron conquistadas en 1489. Tras las capitulaciones, los Reyes Católicos la dieron en señorío al caudillo bastetano Mahomat Haçen y después de la expulsión de éste a Berbería, pasó a propiedad de D. Diego López Pacheco, Marqués de Villena.

La revuelta morisca de 1568 fue especialmente violenta en Serón. En julio de 1569, los moriscos se apoderaron de la fortaleza y de la villa y mataron a sus habitantes menos a los niños menores de doce años y a las mujeres que las llevaron a las Alpujarras. En el año 1570, don Juan de Austria sufrió su única derrota frente a los moriscos y estuvo a punto de morir. En la llamada Cuesta de la Matanza, 6.000 moriscos mandados por El Maleh y El Habaquí atacaron las tropas de don Juan de Austria. Perdido Serón se perdió todo el valle del Almanzora. Se parapetaron entonces en el castillo con abundantes provisiones. Terminada la guerra los moriscos fueron expulsados. La repoblación se llevó a cabo con vecinos procedentes de fuera del Reino de Granada.

En el siglo XIX también se verá afectada por la fiebre minera. En el año 1845 se descubrió un criadero de nitro en el Angosto, donde se construyeron tres fábricas. La explotación minera se desarrollaría durante todo el siglo XIX. Ya en nuestro siglo entre los años 1920 al 1930 el proceso se invirtió trayendo consigo una prolongada crisis y con ello la bajada de la población debido a la emigración.

Monumentos de Serón

Ermita de Nuestra Señora de los Remedios
Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Anunciación

Ermita de Santa Bárbara
La Ermita fue construida a iniciativa del director de la Sociedad Cabarga San Miguel, Don Alfonso Sierra y su esposa Doña Carmen Ochoa, probablemente en 1918, tras la epidemia de gripe acaecida en el municipio de Serón. Otras fuentes datan la construcción en 1910-1911. Jurisdicionalmente dependía de la parroquia de La Loma y el párroco se desplazaba a celebrar misa dominical, a bautizar, a presidir los matrimonios canónigos y a prestar diversos servicios religiosos.

En 1948, el Párroco Don Alejo Muñoz, junto con los vecinos de los distintos cotos mineros adquieren la imagen de Santa Bárbara, patrona de los mineros y del artillero.

A finales de 1959, siendo Director Don Miguel Kramer, un huracán derribó la cubierta que fue reconstruida por los trabajadores Luis Monchón, Antonio Peregrín y Emilio Herrero.

En la actualidad el inmueble pertenece al municipio de Serón y en 2001 se procede a su rehabilitación, sufragando los gastos de tan ambicioso proyecto, el ayuntamiento y multitud de donantes que generosamente contribuyeron a que la ermita volviese a recuperar su esplendor de antaño. Entre los dadivosos destaca Don José María Iglesias, que legó las campanas de bronce fundido y yugo de madera de roble, e hizo posible que en el coto minero volvieran a repicar las campanas. El volteo es electrónico y han sido bautizadas con los siguientes nombres: Assumpta Braque, Eva Iglesias y Judith Corberó Iglesias.

La inauguración y bendición de la Ermita y sus campanas se llevó a cabo en 2002. Dos años después la pintora Aguti, cedió siete cuadros para su decoración y en 2008 se produce el primer bautizo.

La capilla de estilo colonial, nos recuerda las edificaciones del norte de Europa, con techumbre de chapa roja que hace que su silueta resalte entre el verde de los pinos.

Yacimientos Arqueológicos

Castillo, siglo XIII.
Sólo se conservan una pared y algunos lienzos de muralla. En el siglo XIX se construyó una torre de estilo neoclásico.

Cueva de la Sarna.
Se encontraron restos de armas de cobre y objetos realizados en piedra.
Cueva del Palo.
Se encontraron puntas de flechas y cerámicas.

Cueva de la Morciguilla.
Se encontraron restos de armas de cobre, vasijas de barro y restos humanos.

El Marchal.
Bronce I. Necrópolis de la cultura megalítica.

Urbanismo

Casco urbano.

Plaza de Arriba.
Las Menas de Serón.
Antiguo poblado minero con construcciones típicas inglesas, alemanas o belgas.

Molino de Agua.
Es el único que queda en funcionamiento.

Casa de la Cultura.
En su interior se encuentra la biblioteca municipal, salas de exposiciones, oficina de información juvenil y centro de tercera edad.

Barriadas.
Serón cuenta en su término con 26 barriadas entre las que destacan: Los Zoilos, Los Angostos, La Jauca, El Valle, Las Menas, El Reconco y La Estación.

Cortijos de Serón

– Cortijo Serbal
– Colonia de San Rafael

Fuentes y Manantiales de Serón

  • Fuente Perica
  • Fuente de Liar
  • Fuente del Aljibe
  • Fuente de la Vega
  • Fuente de Huélago
  • Fuente de San Juan
  • Fuente de San Rafael
  • Fuente de la Jordana
  • Fuente de la Lágrima
  • Fuente de Santa Bárbara
  • Fuente del Pozo de Nieve
  • Fuente de Cañada y Plazas

Árboles Singulares en Serón

  • Encina de la Peana
  • Encina de los Trébedes
  • Cornicabra del Puente de El Valle
  • Encina de El Marchal del Abogado

Encina de la Peana
Esta encina es considerada, según los técnicos de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía el árbol de mayor porte y uno de los de mayor antigüedad de todos los catalogados hasta la fecha en la comunidad autónoma, encontrándose incluido en el Catálogo de Árboles Singulares de la provincia de Almería.

De enorme belleza, este ejemplar destaca por el tamaño de su fuste y copa que están proporcionados y conforman una estructura muy equilibrada. La cruz es muy amplia y está formada por cuatro ramas maestras que se subdividen en una tracería constituyendo una copa perfectamente redondeada.

El nombre local es debido a una gran peana de casi 15 metros de perímetro que presenta la base y que hace que ésta actúe como un pedestal resaltando su perfección, alcanzando cerca de los 19 metros de altura.

La Encina de la Peana se localiza en una ladera de orientación oeste y con gran pendiente junto a otras encinas dispersas. En las proximidades sobreviven otros ejemplares centenarios de esta especie como la Encina de la Ermita de la Loma, la Encina del Marchal del Abogado o la del Paraje Los Sapos.

Encina de El Marchal del Abogado
Conocida localmente como la Carrasca de la Poza, esta encina, de unos 8 metros de perímetro en la base y unos 16 metros de altura, se encuentra catalogada por los técnicos de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía  en el Catálogo de Árboles Singulares de la Provincia de Almería.

La robustez de este bello ejemplar atrae la mirada de los caminantes. El tronco tiene un diámetro notable, mide más de 5 metros  a 80 centímetros de la base, sobre esta altura se forma la cruz, diferenciándose tres ramas principales que se abren originando una amplia copa de ramaje muy enmarañado hacia el exterior , pero más despejada en la zona central. Dicha fronda se proyecta sobre más de 400 metros cuadrados dando una gran sombra.

En las proximidades de esta singular encina sobreviven otros ejemplares milenarios de esta especie como la Encina de la Peana, la Encina de la Ermita de la Loma o la del Paraje Los Sapos.

Gastronomía de Serón

Excelente jamón, además de los sopicaldos y otros condumios que junto con el vino forjaron fama hasta mediados del siglo XIX. Desde entonces el pueblo de especializó en el manejo de las viejas recetas de salazón, aderezos, aliños y embutidos.

Se tiene especial habilidad con las harinas, siendo exquisitos platos como: las gachas, los gurullos con liebre, perdiz o conejo, los hormigos, los andrajos, las tortas gachas y sobre todo las migas cortijeras.

Cómo llegar a Serón

Salir de Almería. Tomar la carretera de Granada. Atravesar Huércal de Almería. Continuar en A-92A. Travesìa de Benahadux. En la rotonda, tomar la salida 3 y continuar en: A-92, tomar la salida en dirección Salida 362 – Gérgal Este – Olula de CastroBacares – Las Menas – Serón – A-339. Travesía de Las Menas y seguir indicaciones hasta Serón.

Distancias desde Serón

Tíjola 7,5 km
Lúcar 14 km
Albox 39 km
Gérgal 42 km
Almería 79 km
Escúllar 72 km
Cantoria 32 km
Purchena 15 km
Olula del Río 22 km

Poblado Minero de la Menas de Serón / Senderos en Serón

Pabellón de los Obreros
Edificio construido de muros de carga de mampostería enfoscada y pintada, los forjados son de rollizos y la cubierta era de teja alicantina. Albergaba las viviendas de los mineros y sus familias, en la actualidad está sin rehabilitar.

El inmueble presenta dos plantas y sótano que servía para salvar el desnivel existente y como lugar para las caballerías, los corrales y el almacén. Las dieciséis viviendas de las que consta se distribuyen de la siguiente manera: cuatro entradas independientes que hacían las veces de portales y desde los cuales se accedía a las dos viviendas de la planta baja y al final de la escalera a las dos de la planta alta.

Al hacer estas viviendas, la compañía conseguía que las familias se asentaran en Menas y de esa forma evitaban el absentismo laboral.

El alquiler de las mismas era descontado de la nómina, al igual que la leña y el pan cuya cantidad iba en función de los miembros de la familia. Solamiente dieciséis familias tendrían el privilegio de estrenar casa nueva. Aún recuerdan, los que allí vivieron, su llegada a un hogar amplio, cómodo y confortable, y las que más disfrutaron de ellas fueron las mujeres, ya no tendrían que ir a buscar agua a las fuentes, ni lavar en la balsa de la Cirila, barranco jota o la fuente del Lagarto porque disponían de agua corriente y saneamientos. La distribución era: cocina con chimenea, despensa, sala de estar, dormitorios y aseo.

Estas «comodidades» eran un lujo para la época y sólo unos pocos disfrutaban de ellas. Esta felicidad durará poco, en 1968 la Compañía presenta el expediente de crisis y se ve obligada a cerrar las minas, los mineros tendrán que emigrar y comenzar una nueva vida.

Con una superficie construida de 1.338,56 metros cuadrados, era la construcción más grande de la época si exceptuamos los talleres.

En los años setenta comienza el expolio y hoy observamos este edificio en un estado de abandono muy avanzado. Han desaparecido puertas, ventanas, saneamientos, cocinas…

Tolva y Puente de Hierro

La Tolva. Construida a base de muros de carga de mampostería, su función era la de almacenar el mineral que llegaba en carretillas, desde la Mina Carlos o Jota. Aquí se depositaba, se filtraba y se volvía a cargar el hierro en los baldes del cable para su transporte hasta el Cargadero de Los Canos (kilómetro 98,300 de la línea Lorca-Baza). Desde aquí, en ferrocarril, al Cargadero del Hornillo en el puerto de Águilas donde era embarcado y transportado hasta los altos hornos de Vizcaya.

El Puente de Hierro. Su estructura es de hierro y alfajías de madera y se construye para atravesar el barranco del río Bolonor y comunicar Cabarga San Miguel con el poblado.

Entre 1950 y 1952, la carretera de Serón y Las Menas queda concluida. Este acontecimiento supuso un gran avance, no obstante los mineros continuaron subiendo andando y demandaron a la Compañía y a las autoridades municipales el transporte colectivo hasta las minas. En 1958 Cabarga San Miguel inicia el servicio de llevar y traer a los obreros en tres camiones Pegaso Comet; ya no tenían que soportar las largas caminatas de hasta dos horas, para llegar al puesto de trabajo, con frío, viento, y su peor enemigo, la nieve. Concluida la jornada laboral debían de regresar a casa, otra vez andando y los que contaban con un bancal, una parata o un huerto, continuar la jornada, cultivando la tierra para criar hortalizas y verduras y así añadir un plus al sobre de la compañía.

En este lugar, se situó la parada de los camiones que se encargaban de transportar a los mineros y un vecino de la localidad, viendo la posibilidad de negocio, decidió abrir un bar del cual aún quedan ruinas al que todo el mundo llamó «el Bar del Bombo». Cuando lo inauguró, su mujer estaba embarazada y quedó con este nombre hasta su cierre.

Hospital (Actual Camping Las Menas)

Edificio construido a base de muros de carga de mampostería vista sin labrar y cubierto por teja árabe. En su orígenes contaba con una amplia zona ajardinada que nunca llegó a cultivarse.

El hospital se encontraba próximo a las bocas de las minas Concepción y Necesaria, en el centro del poblado y cerca de la casa del médico.

Interiormente presentaba un largo pasillo y habitaciones a ambos lados, y cada una de ellas disponía de dos camas, una mesita de noche y dos sillas; contaba, además, con servicios de curas y tratamientos; quirófano, jpara realizar operaciones si el accidente así lo requería; una máquina de rayos X, toda una novedad para la época si tenemos en cuenta que la instalan en los años 50; y una cocina que se usaba solo si había enfermos hospitalizados.

El personal con el que contaba era un médico y un practicante contratados por la empresa y vivían en el poblado. Las consultas se realizaban por la mañana y cada seis meses se efectuaban reconocimientos médicos a todos los trabajadores.

Se se producía un accidente en la mina se advertía con el sonido del PITO (sirena) y la gente acudía corriendo al hospital para ver quienes eran los afectados.

Para facilitar la evacuación de heridos en caso de accidente se realizaban simulacros cada cierto tiempo acompañados de «cursos de prevención de accidentes».

Hoy, este edificio está rehabilitado y alberga la recepción de un camping municipal y un restaurante mesón. Las parcelas para acampar se ubican en los antiguos jardines y cuenta con varias cabañas de madera.

SL-A 192 Sendero Local Las Menas / Mina Concepción

La Mina Concepción se encuentra en la explanada de Los Cortijillos, y era explotada por la compañía Mines et Chemin de Fer Bacares-Almería et Extensions. Pertenece al coto de Menas, era el más mineralizado de la zona, formando por las minas Aguilucho, Concepción, Menas y Necesaria. En los años cincuenta, el jefe de explotación era Don Nicolás de Lastre.

La mina Concepción presentaba un entibado de madera, que apoyaba en los muros de mampostería. En el arco de la entrada, aún hoy podemos leer su nombre, pese a la desaparición de los caracteres metálicos que antaño la constituían.

El socavón del nivel Concepción presentaba unos 1.450 metros de longitud, y los trabajos que se realizaban eran los de explotación, exploración, carga y transporte. En los últimos años, la mina disponía de aire comprimido en todos los canales y se alumbraban con carburos. El método de explotación era por tramos horizontales y rellenos.

El mineral arrancado se transportaba desde las galerías por railes sobre vagonetas, en un principio tiradas por caballerizas, y en los últimos años por locomotoras diésel hasta las líneas del exterior; a continuación atravesaban la explanada de Los Cortijillos y entraban en otra boca de mina que servía de conexión con la mina Jota, y desde ésta hasta la tolva principal para cargar el mineral en los baldes metálicos y llevarlos al ferrocarril Lorca-Baza, hasta el Cargadero del Hornillo en Águilas (Murcia).

SL-A 192 Sendero Local Las Menas / Mina Jota y Mina La Perdigona

En el Barranco de Menas, a la derecha se sitúa la mina Jota y a la izquierda la mina La Perdigona a la que se accede por un puente de madera, recientemente construido.

La mina Jota, se ubica en la concesión de Menas en el denominado «nivel Carlos». Servía como galería principal, donde se revertía todo el mineral que era transportado en vagonetas, al principio con animales de tiro, y en la última etapa con locomotoras diésel. Las vagonetas llegaban hasta la Tolva General de Las Menas, y por cable aéreo lelgaban hasta el Cargadero de Los Canos.

La mina Jota es una de las últimas en cerrarse, y en los últimos años la iluminación era eléctrica, pero los mineros siempre llevaban sus carburos.

La mina La Perdigona era explotada por la compañía Mines et Chemin de Fer Bacares-Almería et Extensions hasta 1925, que pasará a formar parte de la Sociedad Minera Cabarga San Miguel. Pertenece al coto de Perdigones con las minas La Perdigona, San Pedro, La Tachuela y Demasía de mi Lola.

El método de explotación es por tramos horizontales y rellenos. Cuando las galerías o secciones ya habían sido explotadas se rellenaban y cerraban para preservar la seguridad de la mina, contando la empresa con tres canteras que suministraban piedra para relleno.

La bocamina se encuentra en su primer tramo emboquillado con dovelas de hormigón, esta forma de entibar se usará en los últimos años de la explotación minera. Pasado el primer tramo, el trazado de sus múltiples galerías continúa excavado sobre la roca siendo necesaria la entibación con madera en algunas zonas.

Esta mina presenta una puerta porque en los meses que siguen a su cierre, Don Renato gestionó el cultivo de setas en sus galerías.

SL-A 192 Sendero Local Las Menas / Mina Necesaria

La mina Necesaria se encuentra en el Barranco de Las Menas y era explotada por la Compañía Mines et Chemins de Fer Bacares-Almería et Extensions hasta 1925, que pasará a formar parte porteriormente de la Sociedad Minera Cabarga San Miguel.

En los primeros años de la extracción del mineral se realizaba a pico y pala y se usaban mulos para su transporte. En los últimos años la mina se había modernizado y contaba con aire comprimido en todas las galerías y el transporte hasta el exterior se realizaba con locomotoras diésel.

La bocamina de Necesaria se encuentra en su primer tramo emboquillada con dovelas de hormigón, esta forma de entibar se usará en los últimos años de la explotación. Esta mina estará en producción hasta el cierre de la compañía junto con la mina Jota y Concepción.

La jornada laboral era de ocho horas cada turno distribuidos en tres relevos ininterrumpidos, de siete de la mañana a tres de la tarde, de tres de la tarde a once de la noche y de once de la noche a siete de la mañana que comenzaba de nuevo. La actividad no cesaba nunca, generando dos tipos de puestos de trabajo, los del interior de la mina y los del exterior de la misma. Todos los mineros iban siempre acompañados de sus carburos, que les servían para alumbrarse en el interior de la mina y en el exterior si les tocaba trabajar de noche.

La mina dependía directamente del director de la explotación, en segundo plano de los capataces de las minas y los vigilantes que controlan los trabajos de explotación, y en último lugar los mineros, que es el sector más numeroso. Los oficios más usuales son los de maniobrista, barrenador, saneadores, muleros, maestro entibador, viéros, chaveteros, peones y pinches.

SL-A 192 Sendero Local Las Menas / Los Cortijillos

Situados en la rambla de Las Menas, debajo de las canteras y cerca de la mina Concepción, en sus orígenes solo existía un precario cortijo, propiedad del «tío Antonio Melenas», que era de Bacares. Esta zona se convirtió en lugar de referencia y Antonio, conocedor extraordinario del terreno, asesoró a la compañía Mines et Chemins de Fer Bacares-Almería et Extensions en cuanto a veredas, caminos y lindes. Después de muchos días y meses se estableció entre ellos una verdadera amistad, y cuando finalizaron las tareas de reconocimiento, lo dejaron de guarda de los terrenos adquiridos en propiedad y de las concesiones registradas. Durante once años estuvo sin recibir noticias ni compensación económica por sus servicios, él hizo frente a todos los cargos que se tramitaban a través del Ayuntamiento de Bacares y soportó las burlas y las bromas de sus conocidos.

Cuando volvieron para acometer la explotación quedaron admirados de la lealtad y fidelidad al compromiso contraído y, en reconocimiento, le nombraron encargado general y se le reservó asiento en las reuniones técnicas y económicas de la Dirección. Se puede afirmar que fue el primer empleado de la compañía, denominada popularmente como «Casa Menas».

En 1915 era un conjunto de humildes viviendas de obreros y diez años después su aspecto es el de una cortijada que le llamará Los Cortijillos del «Maestro Rosa». Aquí se instaló el edificio del transformador y el de los compresores, donde había cuatro motores de explosión de 28 H.P para el accionamiento de alternadores y compresores destinados a la producción de aire comprimido, que por tubería era llevado a donde se encontraban trabajando los martillos de perforación.

En estas dependencias estaba instalado el famoso «pito» de Las Menas, que con su silbido informaba de los horarios, de los turnos, de las comidas e incluso de cuando se producía un accidente en la mina y todo el mundo acudía a la puerta del Hospital para saber quién o quiénes habían sido los heridos o fallecidos en la mina.

SL-A 192 Sendero Local Las Menas / El Rascador

La barriada de El Rascador ya existía. Era un grupo de tres cortijos con sus respectivos huertos y secanos que pertenecían a Cipriano de Toro, Antonio Sola y el Sioro. La presencia de estas familias, el agua de la fuente de La Cirila y la posición de solana, fueron determinantes para que los obreros se concentraran aquí, haciendo de El Rascador un típico barrio minero de gran densidad humana, con gran actividad tanto de día como de noche.

Sus habitantes son los obreros y trabajadores relacionados con los oficios mineros, por esta razón será el barrio más conflictivo y donde se ubicará el Sindicato de los Mineros, existiendo en el mismo un Guarda Municipal.

Las casas son de mala calidad y existían numerosas chabolas, construidas de forma privada y por las que cobraban altos alquileres, ya que las compañías no edifican casi nada en ella. Carece de infraestructuras y de calles, y no existe agua corriente en las viviendas, pero si contó con numerosas tiendas: cantinas donde se vende de todo, destacando la de Los Patitas en la que trabajaban 14 personas; la Cooperativa La Filabresa de la compañía The Bacares, que llegó a tener su propia moneda; la panadería de Antonio Domene; el comercio de tejidos y estanco de Ricardo Cucharas, y los puestos callejeros de aguardiente que proliferaban por todos los recovecos.

En 1912, había un teatro con cinematógrafo, construido por la Sociedad formada por Ruperto Álvarez, José Silvestre y Antonio Sola (iluminado con carburos hasta que llegó la luz eléctrica), qu econtrataban a compañías de renombre nacional y también un casino.

El rascador va perdiendo su hegemonía, según Las Mesas va construyendo un cine, casino, viviendas para los obreros, campo de fútbol, economato y una plaza de toros.

Fuente: Poblado Minero de las Menas de Serón. Ayto. de Serón

Sendero de las Encinas Milenarias PR-A 319

Recorrido: Circular
Longitud: 10,8 km
Tiempo estimado: 4 horas
Época: Todo el año
Desnivel neto: 343 m
Tipo de terreno: muy homogéneo, pistas de tierra y algunos tramos de senda tierra y pedregoso.

El sendero de inicia en El Marchal del Abogado, a unos 9 km de Serón por la carretera A-1178 de Las Menas. Aquí podemos disfrutar ya de una gran encina como es la «Carrasca de la Poza». Saldremos junto a un corral a una pista que seguiremos a la derecha hasta llegar al cruce con La Loma que dejaremos para ir hacia el Cortijo del Pocico. Seguimos pista hasta llegar a una balsa en la que, al pasarla, giraremos a la izquierda para entrar en senda dentro de un trozo autóctono de bosque mediterráneo de encinar con un variado sotobosque. Aquí se ha recuperado el antiguo sendero por el que la gente iba del Cortijo del Pocico al del Serbal. Este va tomando un poco de altura hasta salir a unos llanos y una pista donde tendremos la opición de subir a ver la estrella de la corona del sendero como es la Encina Milenaria denominada de «La Peana» que está considerada como la más monumental de Andalucía.

Volvemos de nuevo al llano para entrar en un pinar de repoblación dejando el cruce hacia La Loma a nuestra izquierda. Vamos a ascender por pista entre un variado encinar donde podemos disfrutar de otras cuantas encinas de un considerable tamaño. Salimos a Los Sapos, donde también existe ontra encina singular, giramos a la izquierda y bajar al poco hacia El Cortijuelo, llegando ya a la pedanía de La Loma con su iglesia de San Miguel de finales del s. XIX. Pasada esta nos encontramos con otra gran encina con nombre propio como es «Las Trébedes», con sus famosas tres patas.

Poco más abajo vamos a tomar senda, al principio de ella tendremos la opción de visitar el Cementerio de La Loma, único en toda la sierra, para volver de nuevo aquí para tomar esta antigua senda, hoy recuperada que unía La Loma con El Marchal del Abogado de la que aún quedan algunos tramos empedrados. Vamos ahora en descenso observando un variado paisaje llevando a nuestra derecha el Barranco del Fargali. Saldremos a una pistilla por la que volveremos de nuevo al Marchal tras haber disfrutado de unas singulares encinas de la especie «Quercus ilex subesp. ballota».

Sendero Panorámico

Camino Natural Vía Verde del Hierro

Cargadero del Tesorero
A finales del siglo XIX comenzaron a explotarse los ricos criaderos de hierro de la Umbría de la Sierra de los Filares, en Bacares y Serón.

Para rentabilizar la extracción se hizo necesaria la utilización de medios de transporte eficaces y baratos. Estos consistieron en una tupida red de cables aéreos que transportaban el mineral entre explotaciones, entre ellas las de las Menas, y lo llevaban a la Vía Férrea de la Great Southern of Spain Railway en Serón.

Esta estación extraordinaria incluía los cargaderos de los Caños, La Estación y del Tesorero.

Entre 1903 y 1970 miles de trenes, hasta siete diarios, llevaron el mineral de hierro de las minas a la localidad murciana de Águilas, donde se cargaba en barcos en el embarcadero «El Hornillo».

Hacia 1909 la sociedad Hispano Holandesa instaló en el P.K. 108,100 la estación de descarga de un cable aéreo procedente de las minas que explotaba en el término municipal de Baza, llamadas del Tesorero. El teleférico tenía una longitud de 15,5 km. constaba de 310 vagones que cargaban 450 kg. cada uno y circulaban a una velocidad de 2,5 metros por segundo por lo que el cargadero conseguía un rendimiento de 40 toneladas por hora.

Es el cargadero que peor a soportado el paso del tiempo.


Un comentario

  1. Maria Carpi Yélamos escribio:

    Mi abuelo materno nació en Serón y trabajó en las minas, zona Los Perdigones, que no lo veo mencionado. No se si sería parte de las Menas. Si alguien lo sabe, por favor me gustaría saberlo..gracias