Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Almeria

Serón

Pueblos de Almeria

Serón – Sierra de los Filabres

Serón es un bonito pueblo situado en la ladera norte de la Sierra de los Filabres, excelente terreno de regadío, de parrales y de naranjos. Limita con los municipios vecinos de Tíjola, Alcóntar, Caniles y Bayarque.

El río Almanzora cruza una comarca que, continuando hacia el Norte, comunica con la Sierra de las Estancias y se extiende en forma de triángulo hacia las estribaciones de la Sierra de Baza en la provincia de Granada y que siguiendo hacia el Oeste llega hasta el mar Mediterráneo.

El relieve es accidentado y el núcleo orogénico está compuesto por calizas secundarias con sustrato de pizarras paleozoicas, encontrándose sedimentos arcillosos, margosos y conglomerados depositados en los fondos marinos que ocupaban esta zona durante el Terciario, y con los aportes continentales del Plioceno y del Cuaternario, que los agentes responsables de la erosión traían de las montañas cercanas.

Lugar de asentamientos desde la Prehistoria, en su término municipal se encuentran varias cuevas. Quizás los hallazgos más importantes sean la existencia del vaso campaniforme. La copa argárica que se produce junto al río Almanzora y se esparce por toda Europa. El pueblo actual data del siglo XIV, se formó el núcleo de población alrededor de una fortaleza.

En época romana fue denominada Serius y durante la dominación goda formó parte del reino de Teodomiro pasando a poder musulmán a finales del siglo VIII.

La villa y su fortaleza fueron conquistadas en 1489. Tras las capitulaciones, los Reyes Católicos la dieron en señorío al caudillo bastetano Mahomat Haçen y después de la expulsión de éste a Berbería, pasó a propiedad de D. Diego López Pacheco, Marqués de Villena.

La revuelta morisca de 1568 fue especialmente violenta en Serón. En julio de 1569, los moriscos se apoderaron de la fortaleza y de la villa y mataron a sus habitantes menos a los niños menores de doce años y a las mujeres que las llevaron a las Alpujarras. En el año 1570, don Juan de Austria sufrió su única derrota frente a los moriscos y estuvo a punto de morir. En la llamada Cuesta de la Matanza, 6.000 moriscos mandados por El Maleh y El Habaquí atacaron las tropas de don Juan de Austria. Perdido Serón se perdió todo el valle del Almanzora. Se parapetaron entonces en el castillo con abundantes provisiones. Terminada la guerra los moriscos fueron expulsados. La repoblación se llevó a cabo con vecinos procedentes de fuera del Reino de Granada.

En el siglo XIX también se verá afectada por la fiebre minera. En el año 1845 se descubrió un criadero de nitro en el Angosto, donde se construyeron tres fábricas. La explotación minera se desarrollaría durante todo el siglo XIX. Ya en nuestro siglo entre los años 1920 al 1930 el proceso se invirtió trayendo consigo una prolongada crisis y con ello la bajada de la población debido a la emigración.

Monumentos de Serón / Qué visitar

Castillo Nazarí

Castillo de época nazarí, data del siglo XIII. Jugó un importante papel en la época musulmana debido a su carácter defensivo y sirvió de refugio en la sublevación de los moriscos. La situación de este castillo es majestuosa y sus proporciones son generosas, sobre todo en su base, ya que éstas se van reduciendo conforme asciende, quedando en la parte superior una pequeña explanada, donde se construyó a comienzos del siglo XX una Torre de estilo neo-mudéjar que alberga el mecanismo de un reloj. La Torre es de planta cuadrada, elevada sobre un zócalo de mampostería. El busto se hace de piedra y se usa el ladrillo para enmarcar los huecos y reforzar las esquinas. La torre se divide en dos pisos con ventanas bipartitas en cada uno de sus frentes, éstas presentan en el remate un arco de medio punto realizado en ladrillo.

De la fortaleza original sólo queda una pared y algunos lienzos de muro diseminados a lo largo de la construcción. Su planta es rectangular, formada por cubos trapezoidales de amplias bases donde se van erigiendo torreones, construidos a base de mampostería unida con argamasa, usando el ladrillo para las esquinas, puertas y ventanas. En ellos se distingue con precisión los muros antiguos y los que posteriormente se han adosado como elementos de restauración.

Recientes actuaciones han intervenido sobre la recreación de las almenas, el acondicionamiento de un espacio escénico al aire libre, así como un mirador en la parte superior del castillo. Leer más…

Poblado Minero Las Menas

Poblado minero cuyos yacimientos ferrosos fueron los más importantes y productivos de la provincia de Almería durante más de medio siglo. Construido progresivamente con una ordenación urbanística jerárquica, alberga edificaciones de gran calidad arquitectónica, entre las que destacan la Ermita de Santa Bárbara, el hospital, oficinas, pabellón de obreros, talleres y varias casas de directivos y técnicos.

Su abandono, tras el cierre de las minas en 1968, causó múltiples expolios, pero ha sido recuperado como centro turístico con área de acampada, un apartahotel y otras instalaciones de naturaleza que han puesto en valor este singular paraje, como un centro de visitantes, un centro de interpretación geominero y un parque forestal con árboles y arbustos autóctonos, que permiten conocer tanto la historia minera de la zona, como las características ambientales de los Filabres.

En el entorno encontramos también una tolva construida a base de muros de mampostería, y alguna mina abandonada, junto a un puente. Leer más…

Iglesia de la Anunciación

Construcción del siglo XVII declarada Monumento Histórico-Artístico de carácter nacional en 1983, en la que confluyen las dos tradiciones arquitectónicas de aquella época en la zona, la mudéjar, heredera de la tradición islámica, y la cristiana.

Su interior es diáfano, de planta rectangular, lo forman tres naves separadas por esbeltos pilares que confieren al edificio nobles proporciones. La capilla mayor está abovedada. A su lado izquierdo se sitúa la torre, de planta cuadrada, coronada por el campanario. En el lado derecho se encuentra la sacristía que da paso al camarín y a los jardines que circundan el edificio y dan acceso a la portada lateral, hoy cegada. La nave central presenta una magnífica armadura de lima bordón con motivos de estrellas de ocho puntas y lazo cuadrado decorando el almizate y las parejas de tirantes, todo perfilado con labor de agramilado.

Sus portadas presentan idéntico diseño dentro del sobrio clasicismo del primer barroco; ambas son de cantería y su vano de medio punto se enmarca entre columnas toscanas sobre altos plintos, prolongándose la línea de impostas por detrás de ellas; encima de un entablamento, sobre el que se aprecian huellas de un frontón, se corona con el escudo del obispo Portacarrero. La portada lateral cegada, se halla prácticamente desecha y se completa con el escudo del Marqués de Villena.

Ermita de Ntra. Sra. de los Remedios

La Ermita de Nuestras Señora de los Remedios, construcción neoclásica de los siglos XVIII-XIX, fue mandada construir bajo el obispado de Don José María Orberá y Carrión. La ermita presenta un exterior muy sobrio, sin embargo, su interior destaca por su simplicidad y belleza.

Ubicada junto a la plaza que lleva su mismo nombre, su ornamentación se articula por medio de una sucesión de pilastras de orden jónico unidas por arcos ciegos de medio punto y sustentando entablamentos, sobre los que se vuela la bóveda de cañón con lunetos terminados en óculos. Con planta rectangular y una sola nave, los muros son ciegos, estando únicamente perforados por vanos circulares y remontados por una cornisa.

Tras el arco toral se abre la capilla mayor, donde se encuentra la imagen de la Patrona, la Virgen de los Remedios, que se cubre con cúpula bellamente decorada con la paloma del Espíritu Santo y angelotes, pintada por el artista almeriense Miralles.

Respecto a la imagen de la Virgen, existía una anterior a la actual, se cree que su origen remonta al siglo XIX, coincidiendo con la construcción de su ermita. Fue destruida durante la guerra civil española, como tantos símbolos religiosos. Finalizada la guerra, se cuenta, que una señora de Serón conocida como Carmen “La Soriana” encargó una imagen de la Virgen en 1938 al escultor granadino Espinosa Cuadro y ésta fue pagada por aportación popular.

En el mes de agosto se celebran las Fiestas Patronales en honor a la Virgen de los Remedios. El 14 de agosto, la Virgen en comitiva es bajada desde su ermita hasta la Iglesia de la Anunciación, para el 15 de agosto, día de su celebración, el pueblo la venere en la solemne procesión que recorre las calles del municipio, celebrándose posteriormente la Santa Misa.

Ermita de Santa Bárbara

La Ermita fue construida a iniciativa del director de la Sociedad Cabarga San Miguel, Don Alfonso Sierra y su esposa Doña Carmen Ochoa, probablemente en 1918, tras la epidemia de gripe acaecida en el municipio de Serón. Otras fuentes datan la construcción en 1910-1911. Jurisdiccionalmente dependía de la parroquia de La Loma y el párroco se desplazaba a celebrar misa dominical, a bautizar, a presidir los matrimonios canónigos y a prestar diversos servicios religiosos.

En 1948, el Párroco Don Alejo Muñoz, junto con los vecinos de los distintos cotos mineros adquieren la imagen de Santa Bárbara, patrona de los mineros y del artillero.

A finales de 1959, siendo Director Don Miguel Kramer, un huracán derribó la cubierta que fue reconstruida por los trabajadores Luis Monchón, Antonio Peregrín y Emilio Herrero.

En la actualidad el inmueble pertenece al municipio de Serón y en 2001 se procede a su rehabilitación, sufragando los gastos de tan ambicioso proyecto, el ayuntamiento y multitud de donantes que generosamente contribuyeron a que la ermita volviese a recuperar su esplendor de antaño. Entre los dadivosos destaca Don José María Iglesias, que legó las campanas de bronce fundido y yugo de madera de roble, e hizo posible que en el coto minero volvieran a repicar las campanas. El volteo es electrónico y han sido bautizadas con los siguientes nombres: Assumpta Braque, Eva Iglesias y Judith Corberó Iglesias.

La inauguración y bendición de la Ermita y sus campanas se llevó a cabo en 2002. Dos años después la pintora Aguti, cedió siete cuadros para su decoración y en 2008 se produce el primer bautizo.

La capilla de estilo colonial, nos recuerda las edificaciones del norte de Europa, con techumbre de chapa roja que hace que su silueta resalte entre el verde de los pinos.

Jamón de Serón y Embutidos

Años de trabajo, décadas de experiencia y el clima justo, han logrado que la marca “Jamón de Serón” se convierta en sinónimo de calidad como producto exclusivo, consiguiendo el distintivo de Indicación Geográfica Protegida. Para los entendidos en sabores, Serón es referencia obligada, ya que si un pueblo ha conseguido mantener una tradición artesanal de unos productos como el jamón y los embutidos en toda su pureza, ese es Serón, elaborando unos productos artesanos de excelente calidad.

El sector cárnico viene desarrollándose en nuestro municipio desde el siglo XVIII, aprovechando un recurso natural, el clima. Los fríos vientos del invierno y las agradables temperaturas del verano hacen de serón uno de los mejores lugares para la curación del buen jamón. Los embutidos de Serón son elaborados con recetas que ha ido pasando de padres a hijos, siempre adecuándose a las modernas técnicas de producción. Los productos más elaborados en Serón son: chorizo, morcilla, blanquillo, longaniza blanca o roja, salchichón, relleno de Serón, butifarra negra, cabeza de jabalí, lomo embuchado, lomo al romero, morcón, relleno de pavo, sobrasada dulce y picante, etc.

El Aljibe

El aljibe de Serón, es junto a la fuente y balsa de Cela, una de las principales surgencias termales del Valle del Almanzora. Su acceso es fácil y sin dificultades y próximo a la Vía Verde. Está situado muy cerca de la barriada de Fuencaliente, un caserío de pequeñas y enjalbegadas viviendas donde destaca la Iglesia y un mirador panorámico de un gran visual.

El lugar es un oasis de verdor en medio de un paisaje agreste de tierras blancas y arcillosas, que suavemente desciende desde la Sierra de las Estancias hasta el río y Valle del Almanzora. El paisaje, venerado y mágico, es uno de esos lugares donde el hombre, aparte de calmar la sed de los campos, viene sintiendo desde siempre el atractivo de las aguas y de las fuentes.

El agua de la fuente es de origen termal y sale a 24 grados de temperatura, en el invierno se observa el humo y vapor que sale de la balsa. El caudal del agua, siempre permanente, es de 18 litros por segundo y riega una considerable extensión de tierras, casi 25 hectáreas de feraces y fecundos huertos en los pagos de Cocaira, La Granja, El Molino, Los Cañares y La Torrecilla, aunque su principal atractivo es el de haber servido de lugar de baño y de ocio de los habitantes de Serón y del Valle del Almanzora.

Vía Verde del Hierro

El Camino Natural Vía Verde del Almanzora Tramo del Hierro, es un antiguo trazado en desuso del ferrocarril Guadix-Almendricos que data de 1894, que discurre por el término municipal de Serón, acondicionado actualmente como itinerario no motorizado para ser recorrido a pie o en bicicleta.

La Vía cuenta con un recorrido de 11,8 km con pendiente mínima, en el que encontramos a nuestro paso tres antiguos cargaderos de mineral de hierro abandonados, de ahí que el camino reciba en nombre de Tramo del Hierro, ya que transportaban el mineral entre explotaciones mediante una tupida red de cables aéreos y lo llevaban a la vía férrea en Serón. Es un sendero de mucha belleza natural que discurre la mayor parte del tiempo paralelo al río Almanzora, entre otras zonas con mucha vegetación, y lugares muy fértiles y de un gran valor paisajístico y ambiental.

La Vía Verde del Hierro constituye un medio atractivo y sostenible para que los visitantes disfruten de nuestro entorno natural, facilitando la práctica de un ocio activo y saludable y favoreciendo la recuperación de una parte importante de nuestro patrimonio, vestigio de la actividad minera.

Yacimientos Arqueológicos en Serón

Castillo, siglo XIII.
Sólo se conservan una pared y algunos lienzos de muralla. En el siglo XIX se construyó una torre de estilo neoclásico.

Cueva de la Sarna.
Se encontraron restos de armas de cobre y objetos realizados en piedra.
Cueva del Palo.
Se encontraron puntas de flechas y cerámicas.

Cueva de la Morciguilla.
Se encontraron restos de armas de cobre, vasijas de barro y restos humanos.

El Marchal.
Bronce I. Necrópolis de la cultura megalítica.

Urbanismo

Casco urbano.

Plaza de Arriba.
Las Menas de Serón.
Antiguo poblado minero con construcciones típicas inglesas, alemanas o belgas.

Molino de Agua.
Es el único que queda en funcionamiento.

Casa de la Cultura.
En su interior se encuentra la biblioteca municipal, salas de exposiciones, oficina de información juvenil y centro de tercera edad.

Barriadas.
Serón cuenta en su término con 26 barriadas entre las que destacan: Los Zoilos, Los Angostos, La Jauca, El Valle, Las Menas, El Reconco y La Estación.

Cortijos de Serón

– Cortijo Serbal
– Colonia de San Rafael

Fuentes y Manantiales de Serón

  • Fuente Perica
  • Fuente de Liar
  • Fuente del Aljibe
  • Fuente de la Vega
  • Fuente de Huélago
  • Fuente de San Juan
  • Fuente de San Rafael
  • Fuente de la Jordana
  • Fuente de la Lágrima
  • Fuente de Santa Bárbara
  • Fuente del Pozo de Nieve
  • Fuente de Cañada y Plazas

Árboles Singulares en Serón

  • Encina de la Peana
  • Encina de los Trébedes
  • Cornicabra del Puente de El Valle
  • Encina de El Marchal del Abogado

Encina de la Peana
Esta encina es considerada, según los técnicos de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía el árbol de mayor porte y uno de los de mayor antigüedad de todos los catalogados hasta la fecha en la comunidad autónoma, encontrándose incluido en el Catálogo de Árboles Singulares de la provincia de Almería.

De enorme belleza, este ejemplar destaca por el tamaño de su fuste y copa que están proporcionados y conforman una estructura muy equilibrada. La cruz es muy amplia y está formada por cuatro ramas maestras que se subdividen en una tracería constituyendo una copa perfectamente redondeada.

El nombre local es debido a una gran peana de casi 15 metros de perímetro que presenta la base y que hace que ésta actúe como un pedestal resaltando su perfección, alcanzando cerca de los 19 metros de altura.

La Encina de la Peana se localiza en una ladera de orientación oeste y con gran pendiente junto a otras encinas dispersas. En las proximidades sobreviven otros ejemplares centenarios de esta especie como la Encina de la Ermita de la Loma, la Encina del Marchal del Abogado o la del Paraje Los Sapos.

Encina de El Marchal del Abogado
Conocida localmente como la Carrasca de la Poza, esta encina, de unos 8 metros de perímetro en la base y unos 16 metros de altura, se encuentra catalogada por los técnicos de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía  en el Catálogo de Árboles Singulares de la Provincia de Almería.

La robustez de este bello ejemplar atrae la mirada de los caminantes. El tronco tiene un diámetro notable, mide más de 5 metros  a 80 centímetros de la base, sobre esta altura se forma la cruz, diferenciándose tres ramas principales que se abren originando una amplia copa de ramaje muy enmarañado hacia el exterior , pero más despejada en la zona central. Dicha fronda se proyecta sobre más de 400 metros cuadrados dando una gran sombra.

En las proximidades de esta singular encina sobreviven otros ejemplares milenarios de esta especie como la Encina de la Peana, la Encina de la Ermita de la Loma o la del Paraje Los Sapos.

Gastronomía de Serón

Excelente jamón, además de los sopicaldos y otros condumios que junto con el vino forjaron fama hasta mediados del siglo XIX. Desde entonces el pueblo de especializó en el manejo de las viejas recetas de salazón, aderezos, aliños y embutidos.

Se tiene especial habilidad con las harinas, siendo exquisitos platos como: las gachas, los gurullos con liebre, perdiz o conejo, los hormigos, los andrajos, las tortas gachas y sobre todo las migas cortijeras.

Cómo llegar a Serón

Salir de Almería. Tomar la carretera de Granada. Atravesar Huércal de Almería. Continuar en A-92A. Travesía de Benahadux. En la rotonda, tomar la salida 3 y continuar en: A-92, tomar la salida en dirección Salida 362 – Gérgal Este – Olula de CastroBacares – Las Menas – Serón – A-339. Travesía de Las Menas y seguir indicaciones hasta Serón.

Distancias desde Serón

Tíjola 7,5 km
Lúcar 14 km
Albox 39 km
Gérgal 42 km
Almería 79 km
Escúllar 72 km
Cantoria 32 km
Purchena 15 km
Olula del Río 22 km

Alojamientos Rurales

  • Molino Viejo (14 personas)
  • Casa de la Luna (6 personas)
  • La Casa de la Acequia (6 personas)
  • La Posada del Candil (49 personas)

Sendero de las Encinas Milenarias PR-A 319

Recorrido: Circular
Longitud: 10,8 km
Tiempo estimado: 4 horas
Época: Todo el año
Desnivel neto: 343 m
Tipo de terreno: muy homogéneo, pistas de tierra y algunos tramos de senda tierra y pedregoso.

El sendero de inicia en El Marchal del Abogado, a unos 9 km de Serón por la carretera A-1178 de Las Menas. Aquí podemos disfrutar ya de una gran encina como es la «Carrasca de la Poza». Saldremos junto a un corral a una pista que seguiremos a la derecha hasta llegar al cruce con La Loma que dejaremos para ir hacia el Cortijo del Pocico. Seguimos pista hasta llegar a una balsa en la que, al pasarla, giraremos a la izquierda para entrar en senda dentro de un trozo autóctono de bosque mediterráneo de encinar con un variado sotobosque. Aquí se ha recuperado el antiguo sendero por el que la gente iba del Cortijo del Pocico al del Serbal. Este va tomando un poco de altura hasta salir a unos llanos y una pista donde tendremos la opción de subir a ver la estrella de la corona del sendero como es la Encina Milenaria denominada de «La Peana» que está considerada como la más monumental de Andalucía.

Volvemos de nuevo al llano para entrar en un pinar de repoblación dejando el cruce hacia La Loma a nuestra izquierda. Vamos a ascender por pista entre un variado encinar donde podemos disfrutar de otras cuantas encinas de un considerable tamaño. Salimos a Los Sapos, donde también existe otra encina singular, giramos a la izquierda y bajar al poco hacia El Cortijuelo, llegando ya a la pedanía de La Loma con su iglesia de San Miguel de finales del s. XIX. Pasada esta nos encontramos con otra gran encina con nombre propio como es «Las Trébedes», con sus famosas tres patas.

Poco más abajo vamos a tomar senda, al principio de ella tendremos la opción de visitar el Cementerio de La Loma, único en toda la sierra, para volver de nuevo aquí para tomar esta antigua senda, hoy recuperada que unía La Loma con El Marchal del Abogado de la que aún quedan algunos tramos empedrados. Vamos ahora en descenso observando un variado paisaje llevando a nuestra derecha el Barranco del Fargali. Saldremos a una pistilla por la que volveremos de nuevo al Marchal tras haber disfrutado de unas singulares encinas de la especie «Quercus ilex subesp. ballota».

Sendero Panorámico

Camino Natural Vía Verde del Hierro

Cargadero del Tesorero
A finales del siglo XIX comenzaron a explotarse los ricos criaderos de hierro de la Umbría de la Sierra de los Filares, en Bacares y Serón.

Para rentabilizar la extracción se hizo necesaria la utilización de medios de transporte eficaces y baratos. Estos consistieron en una tupida red de cables aéreos que transportaban el mineral entre explotaciones, entre ellas las de las Menas, y lo llevaban a la Vía Férrea de la Great Southern of Spain Railway en Serón.

Esta estación extraordinaria incluía los cargaderos de los Caños, La Estación y del Tesorero.

Entre 1903 y 1970 miles de trenes, hasta siete diarios, llevaron el mineral de hierro de las minas a la localidad murciana de Águilas, donde se cargaba en barcos en el embarcadero «El Hornillo».

Hacia 1909 la sociedad Hispano Holandesa instaló en el P.K. 108,100 la estación de descarga de un cable aéreo procedente de las minas que explotaba en el término municipal de Baza, llamadas del Tesorero. El teleférico tenía una longitud de 15,5 km. constaba de 310 vagones que cargaban 450 kg. cada uno y circulaban a una velocidad de 2,5 metros por segundo por lo que el cargadero conseguía un rendimiento de 40 toneladas por hora.

Es el cargadero que peor a soportado el paso del tiempo.

Cargadero de Los Canos
A través del Cargadero de los Canos se embarcaba el mineral procedente del cable de Cabarga San Miguel que, a diferencia de los Manzano y Cortijuelo, era el doble carril. Así por uno circulaban las vagonetas vacías y por otro las llenas. El Cargadero es una excelente muestra de funcionalidad. Se trata de una estructura de casi 100 metros con dos grandes depósitos superiores con capacidad para 30.000 toneladas, sobre el que vertía la estación terminal del cable, por debajo del mismo, dos túneles paralelos permitían la descarga por gravedad sobre los vagones. Su estado de conservación es excelente.

El Cargadero está situado apenas a 3 kilómetros de la estación de Serón, junto a la redia de Almanzora.

Fuente: Ayto. de Serón | Dipalme


Un comentario

  1. Maria Carpi Yélamos escribio:

    Mi abuelo materno nació en Serón y trabajó en las minas, zona Los Perdigones, que no lo veo mencionado. No se si sería parte de las Menas. Si alguien lo sabe, por favor me gustaría saberlo..gracias

Deja un comentario