Andalucia Rustica

Buscar más

Sin categoría

Serranía de Ronda

Sin categoría

Serranía de Ronda

En el extremo más occidental de la provincia de Málaga se encuentra la Serranía de Ronda.

En 1.500 km2 se distribuyen más de veinte pueblos de blancos de cal que nos hablan de historias remotas de moros y cristianos.

Por su riqueza y diversidad biológicas, prácticamente la totalidad de su territorio está protegido en mayor o menor medida, siendo los tres parques naturales, Sierra de Grazalema, Los Alcornocales y Sierra de las Nieves, junto con el Paraje Natural de Sierra Bermeja, los espacios de mayor relevancia.

La Serranía de Ronda, además de un impresionante legado histórico, presenta un no menos valioso patrimonio natural por la riqueza y variedad de sus ecosistemas y sus impresionantes formaciones geológicas . Dentro de la comarca se encuentran un gran numero de espacios naturales protegidos, destacando los tres Parques Naturales; Los Alcornocales, la ultima selva del Mediterráneo; la Sierra de las Nieves, casa del pinsapo, especie de Abeto muy singular; y, la Sierra de Grazalema, donde el excepcional régimen pluviométrico,  el mas alto de la península, ha originado un paisaje de gran espectacularidad.

La ocupación humana de la Serranía de Ronda ha sido interrumpida desde la prehistoria hasta la actualidad dejando abundantes e importantes vestigios de todas las épocas diseminados por los 1256 km2 de extensión del territorio. Encontramos interesantes pinturas rupestres en la Cueva de la Pileta del lejano paleolítico, hace 30000 años, y monumentos funerarios y restos de poblados de la edad del cobre y del bronce, hace tan solo entre 3000 y 6000 años. También llego hasta aquí la todopoderosa Civilización romana dejando la huella de ciudades enteras como Acinipo y un pasado islámico aun presente en las tortuosas calles de nuestros pueblos. En mitad de todo esto, la ciudad de Ronda se alza majestuosa sobre su atalaya de piedra como un testigo mudo e inmutable del paso de los siglos.

Pero la historia no se detiene, como no se detiene el agua que ha movido molinos y batanes, que ha andado por acequias regando huertos y que ha inundado de luz eléctrica a muchos pueblos.

Y sigue al agua, como hilo de la historia, dando vida a nuestra Serranía, a la agricultura, a la ganadería, al comercio o al turismo.

Unos pueblos, unos paisajes, unas gentes por descubrir. Una comarca por querer.

Bienvenido y bienvenida a la Serranía de Ronda.

Valle del Guadiaro


0 comentarios