Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Sevilla

Sevilla

Pueblos de Sevilla

Sevilla, Capital de Andalucía

Sevilla está situada al SO de la Península Ibérica, en el centro de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Sevilla, capital de Andalucía, es la cuarta ciudad de España en cuanto al número de habitantes. Esta cuenta con 704.114 personas en el área metropolitana. La población total en la capital y los 105 pueblos de la provincia es de 1.758.720 habitantes repartidos en un área de 14.042 kilómetros cuadrados. Sevilla puede ser considerada, sin lugar a dudas, el centro artístico, cultural, financiero, económico y social del sur de España.

A tan sólo 6 metros sobre el nivel del mar, en plena Vega y Campiña del río Guadalquivir, y a orillas de éste, conforma una aglomeración urbana que se extiende hacia el Aljarafe, Las Marismas, el Parque Nacional de Doñana, la Sierra Norte y la Sierra Sur.

La fundación de Sevilla, según la leyenda, fue la ciudad mítica de Tarsis fundada por Hércules y que la cedió a su hijo Híspalo, de ahí su antiguo nombre: Híspalis.

Su origen se remonta al siglo VIII a.c., durante el periodo tartésico, a partir de un poblado llamado Ispal. En este poblado se comerciaba con navegantes griegos, cartagineses y fenicios. Fue destruido en el siglo II a.c. en las guerras entre cartagineses y romanos. Terminada las Guerras Púnicas fue reconstruido por los romanos y pasó a llamarse Híspalis.

También en la época romana perteneció a la Hispania Ulterior y tras la división administrativa del emperador Diocleciano pasó a la Bética.

Con la caída del Imperio Romano, los vándalos entraron en la ciudad en el 428. Destruyeron numerosos edificios, fueron expulsados más tarde por los godos. En el año 573 la ciudad es tomada por Leovigildo. De esta época destacan las figuras de los obispos San Leandro y San Isidoro, autor de las Etimologías.

Durante el periodo de Al-Andalus, en los primeros años del siglo VIII llegan los árabes al mando del general Musa ibn Nusayr haciendo de Sevilla una de las ciudades más hermosas de Al-Andalus. Empezó a ser conocida como Isbiliyya.

En el siglo IX los normandos atacan Sevilla causando importantes daños y es Abderramán II quien los expulsa y fortifica la ciudad. A partir del año 1013 con los reinos de taifas, la ciudad experimenta un importante auge.

También pasaron por la ciudad los almorávides, a partir de 1086 y los almohades, a partir de 1144. Vive por estas fechas su esplendor económico por el comercio con el norte de Africa. Se construye la gran Mezquita, una de cuyas torres es la Giralda.

La conquista cristiana fue llevada por Fernando III en el año 1248.

El descubrimiento de América da un nuevo impulso a Sevilla. En el 1503 se crea la Casa de Contratación para el control de personas y mercancías que iban o venían de América. El puerto hace que la ciudad prospere notablemente. Se convierte en una de las ciudades más importantes de todo occidente. Esta prosperidad influye en la arquitectura, imaginería y pintura.

Debido al aumento del tamaño de los barcos y de su calado comienza a ser difícil la entrada de éstos a través del Guadalquivir, es por lo que a principios del siglo XVIII, todo el comercio americano pasa a ser controlado por la ciudad de Cádiz, más idóneo para estos menesteres, con lo que Sevilla sufre una esperada decadencia.

Durante el siglo XIX es conocida internacionalmente a través de las historias de los numerosos viajeros que la visitaron.

Con la celebración de la Exposición Iberoamericana en el año 1929, comienza su modernización durante el siglo XX, creándose así una infraestructura urbanística acorde con los nuevos tiempos.

Con la instauración de la democracia a finales de los setenta, Sevilla es proclamada capital de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Monumentos de Sevilla

  1. Alameda de Hércules
  2. Arco de la Macarena
  3. Antigua Audiencia
  4. Antigua Estación de Córdoba
  5. Antigua Fábrica de Tabacos
  6. Archivo General de Indias
  7. Ayuntamiento de Sevilla
  8. Basílica de la Macarena
  9. Capilla de San José
  10. Capilla de Santa María de Jesús
  11. Capilla del Patrocinio
  12. Casa de Pilatos
  13. Casa de Pinelo
  14. Casino de la Exposición y Teatro Lope de Vega
  15. Catedral
  16. Cementerio de San Fernando
  17. Convento de la Encarnación
  18. Convento de Madre de Dios
  19. Convento de Santa Inés
  20. Convento de Santa Isabel
  21. Convento de Santa Paula
  22. Convento de Santa Rosalía
  23. Estación de Autobuses
  24. Estación de FF.CC. Santa Justa
  25. Giralda de Sevilla
  26. Glorieta de Bécquer
  27. Hospital de las Cinco Llagas – Parlamento de Andalucía
  28. Hospital de los Venerables Sacerdotes
  29. Hospital Iglesia de la Santa Caridad
  30. Iglesia de la Anunciación
  31. Iglesia de San Juan de la Palma
  32. Iglesia de San Julián
  33. Iglesia de San Luis
  34. Iglesia de San Marcos
  35. Iglesia de Santa María la Blanca
  36. Iglesia de Santa Marina
  37. Iglesia del Antiguo Colegio de San Hermenegildo
  38. Iglesia del Santo Angel
  39. Itálica
  40. Monasterio de San Clemente
  41. Monasterio de Santa María de las Cuevas (Monasterio de La Cartuja)
  1. Museo Arqueológico
  2. Museo de Arte Contemporaneo
  3. Museo de Artes y Costumbres Populares
  4. Museo de Bellas Artes
  5. Museo Marítimo Torre del Oro
  6. Museo Militar Regional
  7. Museo de la Real Maestranza
  8. Pabellón Real
  9. Palacio Arzobispal
  10. Palacio de la Condesa de Lebrija
  11. Palacio de Dueñas
  12. Palacio de San Telmo
  13. Parroquia de la Magdalena
  14. Parroquia de Nuestra Señora de la O
  15. Parroquia de San Esteban
  16. Parroquia de San Gil
  17. Parroquia de San Ildefonso
  18. Parroquia de San Isidoro
  19. Parroquia de San Jacinto
  20. Parroquia de San Leandro
  21. Parroquia de San Lorenzo y Templo del Gran Poder
  22. Parroquia de San Nicolás
  23. Parroquia de San Pedro
  24. Parroquia de San Román
  25. Parroquia de San Vicente
  26. Parroquia de Santa Ana
  27. Parroquia de Santa Catalina
  28. Parroquia de Santa Cruz
  29. Parroquia del Divino Salvador
  30. Parroquia del Sagrario y Santa Iglesia Catedral
  31. Parroquia Omnium Sanctorum
  32. Pasarela de la Cartuja
  33. Plaza de España
  34. Plaza de toros de la Real Maestranza
  35. Puente de la Barqueta
  36. Puente de Triana
  37. Puente del Cachorro
  38. Reales Alcázares
  39. Teatro de la Maestranza
  40. Torre de Don Fadrique y Convento de Santa Clara
  41. Torre del Oro

Haciendas de Sevilla

– Hacienda La Caridad
– Hacienda del Rosario
– Hacienda El Gordillo
– Hacienda El Hoyo de la Trinidad

Monumentos Naturales de Sevilla

Parques Periurbanos de Sevilla

  • La Corchuela
  • Hacienda Porzuna
  • El Gergal

Parajes Naturales de Sevilla

  • Embalse de Cordobilla (Puente Genil – Aguilar de la Frontera)
  • Embalse de Malpasillo (Lucena de Córdoba – Badolatosa)
  • Brazo del Este (La Puebla del Río, Coria del Río, Utrera, Dos Hermanas, Las Cabezas de San Juan y Lebrija)

Humedales de la provincia de Sevilla

Paisajes Protegidos

  • Paisaje Protegido Corredor Verde del Guadiamar (Aznalcázar, Aznalcóllar, Benacazón, Huévar, Olivares, Sanlúcar La Mayor, Villamanrique de La Condesa)

Geoparques

  • Geoparque Sierra Norte de Sevilla (Alanís, Almadén de la Plata, Cazalla de la Sierra, Constantina, Guadalcanal, Las Navas de la Concepción, El Pedroso, La Puebla de los Infantes, El Real de la Jara y San Nicolás del Puerto)

Paisajes de Interés Cultural de Sevilla

  • Paisaje de Cote
  • Paisaje de osuna
  • Paisaje de Mulva
  • Paisaje de Estepa
  • Paisaje de Esquivel
  • Paisaje de Constantina
  • Paisaje agrario de Gerena
  • Paisaje agrario de Carmona
  • Paisaje agrario de Isla Mayor
  • Paisaje de Cazalla de la Sierra
  • Paisaje de la romería de Setefilla
  • Paisaje molinero del Río Huéznar
  • Paisaje molinero del Río Guadaira
  • Paisaje minero del Cerro del Hierro
  • Paisaje calero de Morón de la Frontera
  • Paisaje Minero de Villanueva del Río y Minas
  • Paisaje agrario de Los Alcores y la Vega del Corbones

Gastronomía y Artesanía

La gastronomía sevillana es un fiel reflejo de toda su historia. Está íntimamente relacionada con la cocina andaluza de la que toma como propios ingredientes de las zonas cercanas. Es el caso del jamón serrano, de los mariscos de Cádiz y Huelva o del queso manchego. Es imprescindible el aceite de oliva, resultado de la vinculación de Sevilla con los pueblos mediterráneos. Entre los platas principales de la gastronomía sevillana podemos destacar, además del gazpacho, la ensaladilla sevillana, que lleva escarola en vez de lechuga, el menudo (una especie de callos a la andaluza), la cola de toro, el lomo de cerdo con manteca, la pringá (mezcla de ternera, tocino, chorizo, morcilla y jamón), las pavías de pescado o las espinacas con garbanzos, elaboradas mediante una receta heredada de los árabes.

La más exquisita repostería sevillana se da en los conventos de clausura, como las yemas de San Leandro o las mermeladas caseras de Santa Paula.

Sevilla se caracteriza por su industria artesana protagonizada principalmente por la cerámica y la alfarería. La producción de cerámica se localiza en el barrio de Triana y se inicia en la época islámica. Hay que destacar también las piezas artesanales de La Cartuja, firma fundada en 1839 por Charles Pickman.

Hoy en día Sevilla sigue manteniendo una extensa red de establecimientos donde se pueden adquirir multitud de productos artesanos, como mantones, mantillas, bordados, encajes, abanicos, instrumentos musicales, objetos de guarnicionería, trajes de flamenca y complementos.

Fiestas y Tradiciones

Apenas comenzada la primavera la ciudad se transforma; su color y su olor, se hacen diferentes, el espectáculo que presenta Sevilla en estas fechas es único e inolvidable. La fiesta religiosa que celebra Sevilla, la Semana Santa, goza de renombre universal. A la capital andaluza acuden viajeros de los cinco continentes para presenciar esta solemnidad que no tiene par en la cristiandad.

La parte principal de la fiesta corre a cargo de las cofradías de Penitencia, en su caminar por las calles de la ciudad, largas filas de nazarenos, los ecos de las saetas, los pasos de Cristo, los espectaculares pasos de misterio y los armoniosos pasos de virgen (popularmente conocidos como pasos de palio), causan una impresión que conmueve; todo esto conjuntado con impresionantes imágenes de gran valor artístico y antigüedad, que mueven gran devoción entre los sevillanos.

Es de destacar a Sevilla como centro del arte religioso, no sólo a nivel nacional, sino internacional. Imagineros, doradores, orfebres, carpinteros, bordadores, cerreros, etc… siguen trabajando en la actualidad, con las mismas técnicas que en los siglos XV y XVI. Aún suenan rasgando el asfalto los pasos de los costaleros y en el aire sevillano flotan nubes de incienso y aroma de azahar cuando los capirotes y cirios se cambian por el polvo del albero, los trajes de flamenco, el paseo de caballos y carruajes, el cante, las tapas y el vino en las calles del Real de la Feria de Abril. Feria úncia que cada año atrae a miles de turistas, la primera Feria se inauguró en el Prado de San Sebastián en 1847 y tenía carácter exclusivamente ganadero. la Feria, actualmente, ha cambiado en todo.

Sevilla se pone más bonita que nunca y los sevillanos derrochan alegría y buen humor. Otras fiestas a destacar son el Corpus Christi, la Velá de Santiago y Santa Ana (en el popular barrio de Triana), la Procesión de la Virgen de los Reyes (Patrona de Sevilla) o la Cabalgata de los Reyes Magos (la más antigua de España).

Rutas por Sevilla

Sevilla, ciudad universal, enclavada en el bajo Guadalquivir, hasta donde éste es navegable. Romana, visigoda, musulmana y cristiana. Ciudad donde nacieron o vivieron algunos de los más grandes pintores, escultores, músicos y escritores que ha dado el arte en todo occidente. Ciudad marinera, alfarera, alegre, de leyendas y operas míticas. En definitiva, Sevilla representa la más pura esencia andaluza. Su cultura y sus monumentos hacen de ella una de las ciudades más bellas y singulares que el viajero puede contemplar y sobre todo, una ciudad con alma. “Faltan ojos para ver, corazón para admirar”.

La puerta de América: El descubrimiento de América y los acontecimientos posteriores convirtieron a Sevilla en una de las ciudades más importantes de su tiempo. Cabecera del monopolio comercial con el Nuevo Mundo, fue base de operaciones ultramarinas en el Atlántico y Pacífico durante más de doscientos años. El impacto de aquellas fechas ha dejado una profunda huella que se manifiesta en numerosos edificios civiles, religiosos y administrativos de variada naturaleza. Desde puntos relacionados con la figura de Colón, que residía durante sus estancias en el Monasterio de la Cartuja (s. XVI-XVIII), situado en el centro del recinto de Expo 92, y el viejo Colegio de San Laureano (s. XVI), donde su hijo Hernando levantara casa y huerta, hasta un complejo retablo de ejemplos arquitectónicos.

Tres categorías pueden establecerse para reconocer la huella americana. En primer lugar, el área portuaria, pulmón de su pasado, en cuyos muelles se inicia y concluye la primera vuelta al mundo de Magallanes y Elcano. En la imagen izquierda, el Arenal, que comprende las antiguas Atarazanas (siglos XIII-XVIII), que servía de arsenal y centro de abastecimientos, la simbólica Torre del Oro, la Torre de la Plata y el lienzo de muralla almohade (siglos XII-XIII), que configuraban la Aduana Vieja, donde se almacenaban las mercancías que entraban en la ciudad, camino del Arquillo de la Plata  hacia la Casa de Contratación, situada en el Alcázar, órgano que gestionaba el tráfico y preparación de flotas. Los metales preciosos bajaban a la Casa de la Moneda (s. XVI-XVIII), donde se acuñaba “tanta muchedumbre de oro”, según un testigo ocular, “que se hacía difícil imaginar”.

Un segundo rastro de aquellos días son los edificios religiosos, muchos pertenecientes a órdenes con intereses en América. Así, la iglesia de la Magdalena (s. XVII-XVIII), que perteneciera al convento domínico de San Pablo, centro de estudios del defensor de los indios Fray Bartolomé de las Casas, coetáneo de Colón, el convento de los Remedios (s.XVI-XVII), en el otro margen del rio, erigido para protección de los marineros de Triana, y el convento de Santa Paula, favorecido por descendientes de Colón, Hernán Cortés, virreyes e indianos.

Finalmente, tres grandes edificios emblemáticos: Palacios de San Telmo (s. XVII-XIX), sede que fue de la Universidad de Mareantes, y ahora sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía; Archivo de Indias (s.XVI-XVIII), de excepcional interés documental, y la antigua Fábrica de Tabacos (26) (s. XVIII) actual Universidad, que recuerda que por aquí entro el tabaco en Europa.

Los puentes de Sevilla: Entrando a la ciudad por el norte, siguiendo el curso del Guadalquivir, desde 1991 podemos ver el Puente del Alamillo, que como elemento singular de esta construcción, destaca un mástil de 140 metros de altura con una inclinación de 58 grados. Su autor es Santiago Calatrava.

A continuación, llegando al Convento de San Clemente, nos encontramos con el puente que caracterizó la Exposición Universal de 1992 para muchos sevillanos, el Puente de la Barqueta, que conecta el norte del recinto de la Cartuja con el casco histórico de Sevilla. Este puente se construyó sobre la orilla del río que se extiende al pie de la Cartuja, y lo asentaron sobre los pilares de la orilla opuesta por medio de barcazas en 1989. Siguiendo por la calle Torneo nos encontramos con el Puente de la Cartuja, una pasarela peatonal que enlaza dicha calle con el Monasterio de Santa María de las Cuevas. Su construcción es de 1991.

Después podemos ver el Puente del Cristo de la Expiración, también llamado del Cachorro, que resuelve las comunicaciones con Triana, siendo la salida natural hacia Huelva. Este puente tiene la peculiaridad de cubrir con lonas los pasos peatonales, lo que, además de contribuir a su estética, supone un gran alivio para los transeúntes en los meses de verano.

Llegamos a uno de los puentes más emblemáticos de la ciudad, el primer puente férreo construido sobre la ciudad en 1852, el Puente de Isabel II, conocido también como de Triana. Este puente fue declarado monumento histórico nacional el 13 de abril de 1976. A continuación se encuentra el Puente de San Telmo, que construido entre los años 1925 y 1931, une la Puerta de Jerez con la Plaza de Cuba. Más adelante se encuentra el Puente de los Remedios que, desde 1968 une la ronda histórica de la ciudad con el barrio de Los Remedios.

El último puente que cruza el Guadalquivir se construyó en 1991 con motivo de la Exposición Universal del año siguiente. Es el Puente del V Centenario, integrante de la SE-30, carretera de circunvalación de la ciudad. Es un enorme viaducto de dos kilómetros de longitud, cuyo tablero central lega a situarse 45 metros sobre el nivel del río, para no entorpecer el tráfico portuario. Se trata del punto viario más al to de la ciudad, y desde él pueden verse maravillosas panorámicas.

Exposición Iberoamericana de 1929: La Exposición Iberoamericana de 1929 y las obras con ella relacionadas transformaron profundamente la Sevilla del primer cuarto del siglo XX. El concurso de anteproyectos realizado en 1911 fue ganado por el arquitecto sevillano Aníbal González, autor de la Plaza de América y sus tres pabellones realizados entre 1911 y 1919 –Mudéjar, Renacentista y Real- hoy sede del Museo de Artes y Costumbres Populares, museo Arqueológico y dependencias municipales respectivamente.

Fue desde luego la Plaza de España la obra culminante de este arquitecto cuya construcción se extiende entre 1914 y 1928. Junto a ésta se encuentra el Pabellón de la Telefónica (Juan Talavera) y en el Prado de San Sebastián, el Pabellón de Portugal (Revello de Andrade). En los jardines de San Telmo se encuentra el que fue Pabellón de Sevilla, conjunto integrado por el Teatro Lope de Vega y el Casino de la Exposición, el Pabellón de Chile, el Pabellón de Uruguay, el Pabellón de Perú y el de Estados Unidos. En el Paseo de las Delicias se ubican los Pabellones de Guatemala, Argentina, Colombia, Brasil y Méjico; en la Avenida de Moliní, el Pabellón de Marruecos y el de la Comandancia de Marina; en la Avenida de la Raza el Pabellón Vasco.

Otras actuaciones realizadas en la ciudad con motivo de dicha exposición fueron el acondicionamiento del Parque de María Luisa por el ingeniero francés Foriester; la construcción del Hotel Alfonso XIII, el ajardinamiento frente al Archivo de Indias, la apertura de diversas calles que facilitaron la comunicación entre diferentes zonas de la ciudad y la creación del Barrio del Porvenir y el de Heliópolis.

Fuente: Guía Práctica Ciudad de Sevilla

Cómo llegar a Sevilla

Sevilla es una ciudad muy bien conectada, sobre todo después de las grandes obras realizadas con motivo de la Exposición que tuvo lugar en la capital en 1992 (EXPO-92).

Por Carretera

Desde Madrid y Cordoba por la autovía N-IV (E5).

Desde Portugal y Huelva por la Autopista A-49.

Desde Murcia, Almeria, Granada, Málaga por la A-92.

Desde Cádiz y Jerez por la N-IV o por la autopista de peaje A-4(E5).

Desde Asturias, Castilla y León, Mérida, Portugal por la N-630.

Por Avión – Tren – AVE – Autobús

Distancias

Jaén 230 km
Cádiz 122 km
Huelva 94 km
Madrid 514 km
Badajoz 211 km
Málaga 199 km
Córdoba 137 km
Almería 403 km
Granada 251 km


0 comentarios

Deja un comentario