Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Almeria

Somontín

Pueblos de Almeria

Somontín – Valle del Almanzora

Somontín se encuentra en la parte norte del Valle del Almanzora, a pocos kilómetros del río, se eleva sobre sus raíces de piedra, el pueblo de Somontín entre las faldas de la sierra a una altura de 831 m sobre el nivel del mar. Sus calles, tortuosas y estrechas, empinadas y fatigosas, se remansan en torno a las plazas del Santo y del «Mercao». A través de los álamos o bajo el porche nos acercan al pretil de la iglesia para mostrarnos desde allí, la silueta de una sierra cincelada a golpe de martillo y salpicada de verdes lunares de pinos: la Sierra de los Filabres. En ese telón de fondo, podemos observar y contemplar, enganchadas como figuras de pesebre, una gran panorámica semicircular de pueblos de la comarca del Almanzora: Lúcar, Higueral, Serón, Bayarque, Bacares, Tíjola, Armuña, Sierro, Suflí, Purchena, Olula del Río, Macael, Fines y Cantoria. Fue al contemplar este paisaje que el escritor modernista Francisco Villa espesa bautizó al pueblo en uno de sus poemas con el nombre de «Balcón del Almanzora».

Del origen de Somontín es difícil de precisar la fecha, aunque hay datos de investigadores a partir del s. II de la Era Cristiana, estando situado más al Sur de la villa actual, como aparece en un estudio de José Diego García Guirao sobre el Valle del Almanzora, indicando que este pueblo tuvo cierta importancia, como lo indica el hecho de que el emperador Marco Aureliole autorizó a acuñar moneda.

Con la invasión de los árabes el pueblo de Somontín se asienta definitivamente en su actual enclave por sus ventajas defensivas, difícil acceso y abundancia de manantiales de agua. Debió de ser un punto estratégico, toda vez que en el siglo IX aparece como fortaleza musulmana (Hisn Somontan). En caso de conflicto bélico era el lugar más seguro como refugio para los vecinos de los pueblos cercanos.

Terminada la reconquista de estos lugares, el 25 de junio de 1492 los Reyes Católicos dieron a don Alonso Fernández de Córdoba, señor de Alcaudete y Montemayor, las villas de Somontín y Fines. Debió de perderlas pronto, pues Castro Guisasola dice que «en 1540 ambas villas eran de Gaspar Rótulo. Este o su padre, arrendador de las rentas reales en el Reino de Granada, debieron comprarlas en 1574 siendo propiedad de Galeazo Rótulo Carrillo».

Una vez expulsados los moriscos, durante el período de la repoblación los bienes y tierras confiscados a los expulsados, fueron entregadas a las familias repobladores, procedentes de distintos lugares del país. Como dato curioso, los moriscos no quemaron la iglesia, que posteriormente fue mejorada. En el año 1594, se dice el pueblo recibe la visita de un ínclito personaje, don Miguel de Cervantes Saavedra, pues, dado el oficio que tenía por aquellos años, «Recaudador de Impuestos de la Hacienda Real», hubo de personarse en Somontín y otros pueblos del Almanzora, puesto que había problemas con la recaudación de las alcabalas reales.

La existencia de minas de talco no es citada hasta el Madoz, de 1848, lo que nos da pie a pensar que se le pudieron ocultar datos al registrador en 1752 o que las minas fueron descubiertas en el intervalo de tiempo entre 1752 y 1848. La explotación minera se ha realizado generalmente de forma anárquica por medio de pequeñas sociedades o mineros independientes, aunque en 1918 aparecía una compañía inglesa, «The Somontin Mines Ltd», que se dedicaba en realidad a la adquisición de la producción de las distintas minas y el desagüe de las mismas, pero su vida fue efímera.

El mineral extraído de ellas se transportaba a Purchena en recuas de asnos y desde allí al puerto de Águilas por el ferrocarril Lorca-Baza. Desde el año 1924 se instalan dos pequeñas fábricas de talco en la estación de ferrocarril de Purchena, una perteneciente a la sociedad «Echeverría y Acosta» y otra cuyo dueño era la Sociedad «Fábrica Española de Talco,S.A.» empleando unos quince obreros y produciendo sobre mil quinientas toneladas al año. La producción de las mismas estaba condicionada por la demanda exterior que hizo fluctuar los precios en especial los del mineral de color gris (jaboncillo moreno), muy apreciado para la fabricación de jabón.

Después de la Guerra Civil se produjo una reactivación, alcanzando una producción récord de 7.789 tm., y en el año 1942 llegaron al 45 por 100 de la producción nacional. En los últimos años las minas de talco se han encontrado con problemas de inundación de las labores de extracción por aparecer bolsas de aguas subterráneas, además del agotamiento de los filones productivos, provocando el cierre y la emigración de muchas familias hacia otros lugares, pasando de los 1.047 hab. de 1950 a los 680 de 1970, cuando decaen las minas.

Después de un paréntesis de actividad minera y riqueza, a partir de los setenta se retoma la actividad agrícola entre los vecinos de Somontín que no se habían marchado a Cataluña, Andorra y, sobre todo, incorporándose al cuerpo de la Guardia Civil, en el que tantos hijos del pueblo han militado, llegando algún año a superar la cantidad de cien. Son cifras muy significativas en relación con el número de habitantes.

Monumentos de Somontín

Iglesia parroquial, siglo XVI.
Ubicada en la antigua mezquita. En su interior hay una Virgen de los Dolores de Salzillo.

Yacimientos Arqueológicos

Cerro del cortijo del Carrillo.
Yacimiento de restos romanos.

Plaza del Sanro.
Restos de un cementerio árabe.

Urbanismo

Plaza de la Constitución.
Emporchados de la época de los moriscos.
Calle de la Iglesia.
En la fachada de una casa se encuentra un escudo de la Santa Inquisición con caracteres del siglo XVIII.

Fuentes y Manantiales

  • Fuente del Pino
  • Lavadero de Somontín
  • Fuente de San Sebastián

Gastronomía de Somontín

Migas de Trigo. Olla de Trigo. Fritada de Purchena (a base de tomates y pimientos). Empedrado (Arroz con bacalao y habichuelas). Albóndigas de bacalao. Fritá de conejo.

Dulces: Mantecados caseros. Tortas de manteca. Hornazos. Buñuelos. Roscos fritos.

Cómo llegar

Salir de Almería en dirección: N-340 – Murcia – Ronda de Almería – A-92 – Granada. Tomar la salida en dirección: Salida 453 – Viátor – Base Militar La Legión – A-92 – Guadix – Granada. En la rotonda, tomar la salida 4 Continuar en: A-92. Tomar la salida en dirección: Salida 373/376 – Tabernas – Murcia – N-340a. Pasar cerca de Tabernas, Benitorafe y Macael. Seguir indicaciones hasta Olula del Río. Atravesar Olula del Río. Seguir todo recto y girar a la izquierda: A-334. Continuar en: ALP-402 y entrar en Somontín.

Distancias

Suflí 12 km
Fines 15 km
Lúcar 22 km
Tíjola 16 km
Almería 91 km
Partaloa 25 km
Purchena 8,5 km
Armuña de Almanzora 14 km

Sendero de Las Minas del Talco / Características de la Zona

Orografía

Este sendero de Las Minas del Talco discurre por la Sierra de las Estancias en su parte más septentrional. Se ubica en la comarca del alto Almanzora. La diversidad geológica se nos muestra de una forma muy patente cuando andamos en los alrededores del Cerro Montroy, el término municipal de Lúcar, o en La Asomaica, en el término de Somontín, y cuando bajamos a los cauces de las diferentes ramblas por las que discurre o atraviesa el sendero. Los materiales geológicos se corresponden con los metamórficos del nevado-filábride y los sedimentarios del denominado alpujárride.

Reseñas Históricas

Indudablemente el hecho de mayor importancia para la realización de este sendero es el de recuperar las antiguas sendas usadas por los habitantes de Lúcar y Somontín para acceder a las minas de “jaboncillo” de sus municipios. Estas minas fueron explotadas de forma un tanto anárquica siendo transportado el mineral a la estación de ferrocarril de Purchena donde existían dos fábricas de transformación de la esteatita, una de la compañía Echevarria y Acosta, y la otra de la Sociedad Fábrica Española de Talco S.A. La producción de Lúcar y Somontín llegó a representar en 1.942 el 45% del total nacional. El sendero además pasa por un molino harinero restaurado del siglo XVI de tipo rodezno.

A lo largo del recorrido podemos apreciar la arquitectura rural, en forma de cortijo, que se practicaba en la zona. Los dos núcleos poblacionales por los que discurre el sendero nos dejan, al callejear por ellos, una interesante idea sobre la arquitectura popular de esta parte del Alto Almanzora.

Clima

La posición geográfica que ocupan estos pueblos de la Comarca del Alto Almanzora en Almería, así como la altura y la proximidad al Mediterráneo, condicionan una climatología relativamente suave en cuanto a sus temperaturas. Las precipitaciones no son cuantiosas estando las medias alrededor de los 400 mm. Por metro cuadrado y año. Además la insolación es elevada, en torno a las 2.900 horas anuales. Todo ello hacen que nos encontremos en una zona semiárida.

Flora

Podemos diferenciar varios tipos de vegetación según por donde estemos en el sendero. En la Fuente de los Caños ya encontramos una vegetación de álamos (Populus alba) importante. En su continuidad podemos ver variadas gramíneas, retamas (Retama sphaerocarpa) y chumberas (Opuntia ficus-indica). Hay algunas huertas con olivos, naranjos y herbáceas de cultivo que varían según la época del año. Ya en la rambla de Lúcar encontramos las plantas típicas de una vegetación de ribera compuesta por la adelfa (Nerium oleander), árbol del paraíso (Eleagnus angustifolia), retama y taray (Tamarix bobeana) principalmente. Cuando el sendero va bordeando el enclave calizo de las laderas del Montroy nos encontramos con matorral mediterráneo formado por gran variedad de plantas entre las que abundan el romero (Rosmarinus officinalis), la albaida (Anthyllis cytisoides), el esparto (Stipa tenacísima), la jarilla almeriense (Helianthemum almeriense), la bolina (Genista umbellata) y el ágabe o pita (Agave americana). En el paso por el barranco del Rojo existen unos ejemplares de enebros (Juniperus conmunis). Podemos también observar masas de pinar en buen estado de conservación el el término municipal de Somontín, así como algunos rodeles de encinas y chaparras. En al Rambla de Escuchagranos podemos ver vegetación de ribera similar a la de la Rambla de Lúcar ya citada. El paso por el Plantonar nos enseña algunos olivos de gran prestancia, al igual que por el camino del Molinillo de vuelta a Lúcar.

Fauna

En nuestro recorrido podemos encontrarnos algunas rapaces sobrevolando nuestras cabezas. En las zonas húmedas de las ramblas se suelen encontrar evidencias de la presencia del jabalí con sus típicos hociqueos en los barros. El zorro es frecuente en estas latitudes, aunque cada vez menos. Los reptiles también están representados por lagartijas y lagartos, así como alguna culebra bastarda y de escalera, así como la culebra de agua. Los anfibios, ranas y sapos, los podemos encontrar en algunas de las balsas cercanas al recorrido.

Situación Geográfica

Nos encontramos en la provincia de Almería, Comarca del Valle del Almanzora. Enclavados dentro de la llamada zona del Mármol. Lúcar se encuentra a unos 97 km. de la capital y Somontín a unos 116 km.

Datos del Itinerario

Lugar de salida: desde Lúcar o desde Somontín.
Lugar de llegada: Lúcar o Somontín.
Cómo llegar: A Lúcar se puede acceder desde la A-92 tomando la carretera A-334 en dirección a Albox, desde la N-340 se toma el cruce de Tabernas hacia Olula del Río y desde la A-92 Norte, acceso hacia Serón, tomando la A-334 dirección Zurgena.
La carretera que lleva directamente a Somontín es la comarcal AL-6103 cuando salimos de esta carretera, nos metemos en un cruce que enlazamos con la A-334 y si vamos hacia la derecha vamos hacia Baza, y si vamos a la izquierda nos dirigimos a Huércal-Overa.
Distancia: 13.159 metros.
Tiempo: 4 horas 30 minutos.

Abrir imagen para ver a mayor tamaño

Sendero de Las Minas del Talco - Somontín

Fuente: Ayto. de Somontín | Ayto. de Lúcar | Diputación de Almería


0 comentarios

Comments are closed.