Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Granada

Sorvilán

Pueblos de Granada

Sorvilán, Alpujarra Granadina

Sorvilán es una población andaluza enclavada en la Alpujarra Baja granadina, en la vertiente suroeste de la Sierra de la Contraviesa, muy cerca ya de la costa mediterránea, goza de un clima subtropical templado, propicio para el cultivo de higueras y vides que producen el afamado vino de estas tierras.

El extremo sur de su término municipal se abre al litoral, participando de las esencias del sur mediterráneo: un mar en calma, un cielo azul y luminoso, y las templadas y suaves brisas que dan carácter y nombre propio, Costa Tropical, a este singular espacio, donde se ubican las poblaciones de Melicena y Los Yesos.

Sorvilán limita con los municipios vecinos de Polopos, Torvizcón, Albondón y Albuñol.

El término municipal está formado por los núcleos de población de Alfornón, Melicena, Los Yesos y Sorvilán.

Al parecer la historia conocida de Sorvilán comienza entre los siglos X-XI cuando se establece el sistema de riego tan característico de la comarca: nacimientos de agua que llenan albercas desde donde parten acequias que conducen el agua a las tierras de cultivo.

Durante el siglo XI buena parte de La Alpujarra se siembra de moreras y se inicia una formidable producción de sedas que llagarán a competir con las mejores de Oriente y que se exportan, junto con frutos secos y esencias aromáticas desde el nuevo puerto de Almería, Sorvilán será un pueblo próspero durante los siglos siguientes, como toda la comarca.

En el siglo XIV los bereberes fundan Alfornón, al norte del municipio y los nazaritas construyen la torre fortificada de Melicena sobre otra anterior. Por esta epoca el pueblo entra a formar parte de la taha del Gran Cehel, cuya cabeza era Almegíjar.

Coincidiendo con la toma de Granada por los Reyes Católicos se mejora de nuevo el sistema de riego. Pero en 1568 estalla la guerra de Las Alpujarras que termina con la derrota de los moriscos y se decreta su expulsión. Castilla crea entonces el Señorío de Torvizcón, a él pertenecerá Sorvilán hasta bien entrado el siglo XIX.

La repoblación de las tierras casi deshabitadas se lleva a cabo con colonos procedentes de León, Galicia, Asturias y Castilla. Los nuevos colonos, forasteros acostumbrados a otros sistemas de cultivo, comienzan una masiva roturación de tierras con la consiguiente desaparición progresiva de los bosques, se abandona la red de albercas y acequias tradicionales, decae la industria de la seda y se introduce el viñedo, comenzando así la elaboración de vino y pasas.

Durante los siglos XVI y XVII en que las poblaciones de la costa fueron tan castigadas por los piratas berberiscos, Sorvilán se libró de los ataques y saqueos debido a su emplazamiento alto.

Durante el siglo XVIII se afianza el cultivo de la vid, pero la comarca empieza a decantarse por una economía de subsistencia en la que el cultivo de hortalizas y frutas así como la harina que se muele son solo para consumo propio. Se restablece el antiguo sistema de albercas y acequias y los campos se organizan en bancales, hoy en día aún se pueden ver en muchos laeros.

En el siglo XIX la población se ve reducida a la mitad con la emancipación de Polopos y sus futuros anejos: Portuguillos, Haza del Trigo, La Mamola, Torre del Cautor. Aún así se alude a Sorvilán como un lugar próspero debido a la exportación de vino a Jerez para el encabezamiento de sus famosos vinos, a la producción de pasas que se envían a Málaga y al aguardiente de Alfornón que llegó a tener hasta 5 destilerías, algunas se han conservado hasta mediados del siglo XX.

A finales del siglo XIX llega la filoxera que acaba con el cultivo de la vid y deja sin valor las tierras. Es entonces cuando sus habitantes se pueden convertir en labradores propietarios de las fincas que hasta este momento habían pertenecido al Señorío.

Con la llegada del siglo XX se introduce de forma intensiva el almendro y renace el cultivo del viñedo. Pero a pesar de ello comienza su decadencia económica y se inician las primeras emigraciones, en un principio a América y Orán. Pero es en la segunda mitad del siglo cuando sus habitantes lo abandonan de forma masiva y emigran a otras zonas de España, las consecuencias aún se dejan notar en la población.

Monumentos

Iglesia Parroquial de San Cayetano
Torre de Melicena
Molino de Alfornón

Gastronomía de Sorvilán

En este municipio destacan sus vinos y almendros, además de sus tomates, sandías, calabacines, berenjenas y melones. No faltan los guisos autóctonos de la Alpujarra, como son las migas y las gachas ‘colorás’, así como tampoco el pescado. El postre más afamado es el cuajado de almendras.
Cómo llegar a Sorvilán
Desde Granada: Carretera N-323 sur (dirección Motril). Después de aproximadamente 37 Km coger el desvío hacia Lanjarón. Continuar esta carretera hasta llegar a Órgiva. Salir de Órgiva. Tomar A-4131. Seguir indicaciones hasta Sorvilán.

Distancias desde Sorvilán

Granada 84 km
Cádiar 34 km
Órgiva 31 km
Rubite 18 km
Albuñol 14 km
Polopos 10 km
Alfornón 14 km
Albondón 21 km
Torvizcón 35 km
Gualchos 33 km

Fuentes y Manantiales de Sorvilán

  • La Fuente Alta
  • Fuente de Abajo
  • Fuente del Cabo
  • Pilar de la Fuente
  • Fuente El Madroño
  • Fuente de la Parrilla
  • Fuente de los Álamos
  • La Fuente de Alfornón

Sorvilán - Los Yesos


0 comentarios