Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Almeria

Turrillas

Pueblos de Almeria

Turrillas, Paraje Natural Sierra de Alhamilla

Turrillas es un pueblo de arquitectura tradicional popular, cuidado y limpio, rodeado de campos de almendros y situado entre la Sierra de los Filabres y la Sierra Alhamilla, a unos 8 km de Lucainena de las Torres. Parte de su término está incluido en el Paraje Natural Sierra de Alhamilla, lugar de gran interés ecológico y paisajístico por su abundante vegetación (consistente en un bosque de encinas muy bien conservado y bosques de pinos de repoblación), y por su importancia ornitológica.

La historia de Turrillas va unida a la de su vecino municipio de Níjar. Por capricho real, en el año 1445, para favorecer a la familia del Regi, dependerá temporalmente de la jurisdicción de SorbasLubrín. Perteneciente a la taha de Níjar en la época musulmana, pasa a manos cristianas en la campaña de 1488.

Con la expulsión de los moriscos, Turrillas debió de quedar desierta, pues en el segundo tercio del siglo XVI la población aproximada era de 400 moriscos y ningún cristiano viejo. Los nuevos habitantes llegaron sobre todo de tierras murcianas.

La población de Turrillas fue aumentando hasta entrar en el siglo XX con casi 1.400 vecinos. Este es el período de expansión de la minería del hierro.

Pero los años de bonanza económica terminaron con el inicio de la primera guerra mundial. La minería almeriense no se repuso tras la contienda europea y el paro hizo mella en los habitantes de Turrillas, que tuvieron que partir en busca de un futuro mejor.
El coto de Lucainena era uno de los más rentables de la provincia, donde la iniciativa de la naviera vizcaina «Sota y Azúcar» constituyó la «Compañía Minera de Sierra Alhamilla», con ferrocarril propio hasta el embarcadero de Agua Amarga.

Monumentos de Turrillas

Iglesia parroquial, siglo XVI.
Destaca su torre, torre-fuerte, construida a mediados del siglo XVI para defenderse los cristianos de los ataques de los moriscos.

Ermita de San Antonio. Morabito.

Yacimientos Arqueológicos

Peñón de Inox.
Yacimiento argárico.

Gastronomía

Embutidos. Migas de harina y pan. Arroz con conejo.

Pero la especialidad de este município es: Olla. Puchero. Gachas colorás. Gurullos.

Cómo llegar a Turrillas

Salir de Almería. Tomar Carretera de Granada. Atravesar Huércal de Almería. Seguir todo recto. Tomar la carretera nacional N-340 en dirección: Huércal de Almería – Almería – E-15 – N-340 – Nijar – Murcia. En la rotonda, tomar la salida 1 Continuar en: A-92A en dirección: A-92 – Benahadux – Guadix. Travesía de Benahadux. En la rotonda, tomar la salida 3 Continuar en: A-92 en dirección: Guadix – Granada. Tomar la salida en dirección: Salida 376 – N-340a – Tabernas – Sorbas. En la rotonda, tomar la salida 2 Continuar en: N-340A en dirección: Sorbas – Tabernas. Pasar cerca de Tabernas y seguir indicaciones hasta Turrillas.

Distancias desde Turrillas

Níjar 28 km
Sorbas 20 km
Gádor 34 km
Gérgal 40 km
Almería 48 km
Benahadux 37 km
Uleila del Campo 26 km
Lucainena de las Torres 8 km

Senderismo

Sendero Turrillas – Las Cucas PR-A 384

Longitud: 12,44 km
Duración (ida): 3 h 30 min
Grado de dificultad: medio
Tipo de sendero: circular
Ascenso acumulado: 446 m
Descenso acumulado: 446 m

El sendero tiene su inicio y fin en el pueblo de Turrillas, comienza en el núcleo urbano junto a la Iglesia de Santa María, que data del siglo XVI, interesante por su torre-campanario de carácter defensivo y por su techumbre de tipo mudéjar. Tras recorrer varias calles se toma el camino del Collado de Marín, por el que se asciende suavemente por la umbría del marchal, pasando junto a diversas construcciones tradicionales en desuso, como son balates, balsas, cortijos, eras, navajos, etc.

Posteriormente llega al Collado de las Nogueras, desde el que la senda desciende en dirección al Cortijo de Ayarza, en el que se puede apreciar una era en buen estado, se toma el Camino del Gambal en dirección al Cortijo de La Vicenta, con similares características que el anterior, tras esto se pasa por una zona con encinas dispersas, se atraviesa el Barranco de Morales, y se llega al Cortijo de las Cucas, desde allí se asciende en dirección sur atravesando un magnífico espartal y pasando junto a una calera (construcción tradicional para obtención de cal viva). Posteriormente toma dirección noroeste por el Camino de los Colectores y el Camino de Huebro, para pasar por la umbría de Gaiteros, aquí la vegetación se hace más densa abundando la retama y la aulaga. Desde allí se toma el Camino de Níjar en dirección Marchal Seco, un poco antes confluye con el sendero Turrillas – Loma del Perro (PR-A 383), desde donde se puede acceder al GR 140. Se toma entonces una pista, que pasa junto al cortijo del Marchal Seco, más adelante sale una senda que asciende suavemente y discurre por una zona en la que predomina el esparto, la albaida, el tomillo de invierno, etc. En este tramo se puede disfrutar  de unas espléndidas vistas hacia el sureste, pudiéndose ver por ejemplo Mesa Roldán.

Se llega a La Reyana, atravesando el antiguo Camino de Lucainena, hoy transformado en vial del parque eólico, para tomar la senda por una cañada, que discurre paralela a un sembrado, más adelante se pueden ver algunas cumbres de Sierra de Filabres, Sierra Nevada, Sierra Almagrera, la Depresión de Sorbas-Tabernas o Cabo Cope, desde aquí el sendero desciende serpenteando hasta unas antenas, desde las que se sigue por un carril y más tarde por la carretera, para tomar después el último tramo de senda que baja al pueblo.

Sendero Turrillas – Loma del Perro PR-A 383

Longitud: 9,57 km
Duración (ida): 2 h 45 min
Grado de dificultad: medio
Tipo de sendero: circular
Ascenso acumulado: 471 m
Descenso acumulado: 471

El sendero tiene su inicio y fin en el pueblo de Turrillas, comienza en el núcleo urbano junto a la Iglesia de Santa María, que data dle siglo XVI, interesante por su torre-campanario de carácter defensivo y por su techumbre de tipo mudéjar. Tras tomar varias calles se toma el antiguo Camino de Almería hasta las Eras de los Peñones, desde donde se sale del pueblo por el Camino del Nacimiento, pasando junto a la balsa del mismo nombre, y se sigue hasta llegar a la carretera del Colativí, por la que se circula un corto tramo, se inicia entonces una senda perfectamente integrada en el paisaje, que nos llevará hasta la Loma del Perro, en esa umbría empiezan a aparecer encinas, junto con especies de matorral como la aulaga, jara blanca o matagallos. En este punto se llega a un carril por el que discurre el GR 140, que comparte un corto tramo con este sendero.

Tras ello se toma a la izquierda otro carril que va por la loma, y tras un giro a izquierda baja por una umbría en la que abundan las encinas, cruzando un barranco y subiendo por la solana hasta la confluencia con el PR-A 384, Turrillas – Las Cucas, desde aquí continúa pasando junto al cortijo del Marchal Seco, más adelante se toma una senda que asciende suavemente y que discurre por una zona en la que predomina el esparto, la albaida, el tomillo de invierno, etc. En este tramo se puede disfrutar de unas espléndidas vistas hacia el sureste, pudiéndose ver por ejemplo Mesa Roldán. Se llega a La Reyana, atravesando el antiguo Camino de Lucainena, hoy transformado en vial del parque eólico, para tomar la senda por una cañada, que discurre paralela a un sembrado, más adelante se pueden ver algunas cumbres de Sierra de Filabres, Sierra Nevada, Sierra Almagrera, la Depresión de Sorbas-Tabernas o Cabo Cope, desde aquí el sendero desciende serpenteando hasta unas antenas, desde las que se sigue por un carril y más tarde por la carretera, para tomar después el último tramo de senda que baja al pueblo. Fuente: Panel Informativo Ayto. de Turrillas


0 comentarios