Andalucia Rustica

Buscar más

Sin categoría

Valle del Genal

Sin categoría

Valle del Genal

El Valle del Genal se localiza entre los Parques Naturales de la Sierra de las Nieves, Parque Natural Sierra de Grazalema y Parque Natural de los Alcornocales.

El valle del río Genal es el territorio de la Serranía de Ronda que cuenta con mayor número de municipios, 15 sobre los 25 del total. Aunque reúne muy pocos habitantes (9000 aprox.), sus gentes luchan por aferrarse a la tierra. La emigración y el descenso vegetativo (menos hijos por unidad familiar) han supuesto una enorme pérdida de población.

Las gentes del Valle del Genal han mantenido desde tiempo inmemorial un rico patrimonio natural y cultural.

Para apreciar sus valores es conveniente visitar todos sus pueblos: Pujerra, Igualeja, Parauta, Cartajima, Júzcar, Faraján, Alpandeire, Atajate, Benadalid, Benalaluría, Algatocín, Jubrique, Genalguacil, Benarrabá y Gaucín.

Lo más genuino del paisaje del Valle del Genal es la diversidad de terrenos que lo conforman. Así podemos distinguir hasta cinco unidades topográficas distintas que originan una vegetación rica y diversa.

Primero: el macizo de peridotitas de Sierra Bermeja (rocas igneas) que da lugar a matorrales con abundancia de plantas que solo viven en estas sierras (endemismos) y cuya presencia se explica por la existencia de metales pesados en el subsuelo. Entre los pinares destacan los pinsapares de Abies pinsapo, únicos en el mundo sobre serpentinas.

Segundo: materiales calizos, en los que la vegetación predominante son matorrales que han sustituido a los encinares. Son también abundantes los coscojares y las sabinas.

Tercero: materiales pizarrosos siliceos en los que predomina el alcornocal, pudiendo encontrarse madroñales, jarales y brezales endémicos  con aulagas. En barrancos umbríos aparece el quejigal y antiguos castañares e incluso indicios de robledal.

Cuarto: en los valles fluviales, con una variada mezcla de materiales de arrastre, predomina la vegetación riparia formada por sauces, fresnos, chopos, adelfas, alisos e incluso laureles, acebos, helechos y juncales.

Y quinto: en los terrenos arcillosos del Bajo Genal la vegetación está muy empobrecida. Debido al uso que se le da al territorio son muy abundantes los lentiscares, jarales, aulagares y los pastizales.

El río Genal nace en las estribaciones más accidentadas de la Sierra de las Nieves. En el pueblo de Igualeja, un espectacular nacimiento aporta un cristalino caudal a su cauce. Su longitud es de unos 53 km.

Circula al Norte y Este por las Sierras de Cartajima e Igualeja y hacia el Sur por Sierra Bermeja. Recorre un curso paralelo al Guadiaro, y a la altura de Casares se unen para desembocar en el Mediterráneo.

Numerosos arroyos de escaso caudal vierten sus aguas en él: gorgorte, Benamaya, Benajamuz, Almarchal..

En sus orillas crecen los árboles y arbustos de rivera: chopos, alisos, sauces, fresnos, adelfas, hiedras, algún helecho y la bellísima flor de la viuda.

En las fiestas de Moros y Cristianos de Benalauría le dedican al Genal entre otros, estos sentidos versos:

Y veré los altos chopos, viento verde en primavera
y amarillo en el otoño cuando los fríos se acercan.
Y las bandadas de nubes coronar Sierra Bermeja,
donde los pinos se mecen, preñados de viento y niebla,
como si fueran palomas con las alas entreaviertas.

Municipios del Valle del Genal

Municipios del Alto Genal

Municipios del Bajo Genal

Nacimiento del Río Genal - Valle del Genal - Igualeja

Valle del Genal - Algatocín

Más sobre el Valle del Genal

El Valle del Genal forma uno de los parajes naturales de la Serranía de Ronda que atesora más ecosistemas naturales, diversidad geológica, variedad de fauna y endemismos botánicos.

Tal biodiversidad le han hecho ser considerado por la Unión Europea como LIC (Lugar de Interés Comunitario) y formar parte de la primera Reserva de la Biosfera Intercontinental del Mediterráneo declarada por la UNESCO y entre otros territorios andaluces y del norte de Marruecos, afecta a la totalidad de la Serranía de Ronda.

Los 60 km que suman el Genal y sus afluentes están jalonados por diferentes molinos y huertas familiares. En las zonas más altas del valle los inmensos castañales ofrecen un espectáculo natural cada otoño, cuando la hoja del castaño, antes de caer, cambia se color verde por tonos ocres, rojos y amarillos ofreciendo un paisaje distinto cada día que pasa.

La belleza de los pueblos blancos que salpican el valle se complementa con:

  • El Nacimiento de Igualeja: Considerado por muchos como el nacimiento del Río Genal, es un enclave de gran frondosidad donde el agua cristalina brota del interior de la montaña para, tras un tortuoso recorrido, desembocar en el Guadiaro por debajo de Gaucín.
  • Paraje Natural de los Reales de Sierra Bermeja: Situado en las inmediaciones de Genalguacil y por encima de Estepona, con sus 1.600 metros de altitud ofrece una impresionante panorámica sobre la Costa del Sol y la zona del Estrecho de Gibraltar por un lado; y sobre el conjunto del Valle del Genal por otro. Además alberga un bosque de pinsapos de 100 hectareas.
  • Museo Etnográfico de Benalauría: Es un molino de aceitte del siglo XVIII que se conserva en perfecto estado y cuya pieza principal es la prensa fabricada en una viga de madera de castaño de una sola pieza de más de doce metros de largo. La colección de enseres y utensilios, así como su disposición en el edificio, muestran el modo de vida de nuestros antepasados.
  • Red de Miradores: Distribuidos a la largo de la Carretera Paisajística que une Ronda con Gaucín (A-369) se han habilitado una docena de miradores que cuentan con paneles interpretativos del paisaje y están equipados con áreas de aparcamiento y mobiliario, lo que permite un mejor disfrute de las vistas. De todos estos destaca el Mirador de Algatocín desde el que se pueden ver 7 pueblos.
  • Castillos Árabes: Aunque está documentado que existieron más castillos, hoy en día se conservan en buen estado el Castillo del Águila en Gaucín desde el que se divisa Gibraltar y el Norte de África; y el Castillo de Benadalid en torno al que se celebran cada mes de agosto la festividad de Moros y Cristianos y que alberga el cementerio del pueblo.
  • Áreas de Baño: Con la llegada del buen tiempo se habilitan para el baño varias zonas a lo largo del Genal y de sus afluentes. Las más populares son la de San Juan entre Algatoción y Jubrique; y la de la Virgen de Moclón entre Júzcar y Faraján. Los más aventureros encontrarán en la «Sima del Diablo» un lugar ideal para la iniciación en el descenso de barrancos que les permitirá tras un recorrido de dos horas a través del cauce del río (con rápeles, escalada, etc) llegar a esta área de baño.

Fuente: Tríptico Plan de Dinamización del Producto Turístico Serranía de Ronda


0 comentarios