Andalucia Rustica

Buscar más

Yacimientos Arqueológicos de Andalucía

Yacimiento Arqueológico de Cercadilla

Yacimientos Arqueológicos de Andalucía

Yacimiento Arqueológico de Cercadilla

El Yacimiento Arqueológico de Cercadilla se localiza en la monumental ciudad de Córdoba, cercano a la Estación de Renfe.

Palatium Maximiani
Siglos III y IV d.C

En los terrenos del Yacimiento Arqueológico de Cercadilla se localiza un fastuoso palacio construido en los últimos años del siglo III y los primeros años del siglo IV (293-305 d.C.), atribuido al emperador Maximiano.

El complejo palatino alcanza más de 400 m. de longitud por 200 m. de anchura y se articula a través de un gran criptopórtico (pórtico subterráneo) semicircular de 108 m. de diámetro y más de 150 m. de recorrido. Este criptopórtico, posee una altura de 4 m y una anchura de 4,5 m. y gracias a us erección fue posible crear una gran terraza artificial en torno a la cual se disponen los edificios que forman este gran complejo palatino. Se accedía a su interior a través de un único vano precedido de un triple arco triunfal, sostenido por columnas, que realzaba este acceso.

El palatium estaba presidido por una gran aula basilical, sala de representación imperial, en donde se llevaban a cabo las audiencias. Inmediatamente al Norte de la misma, un conjunto termal, de carácter eminentemente restringido, permitía al emperador y a sus acompañantes, cuidadosamente elegidos, retirarse a disfrutar de momentos de intimidad.

A ambos lados de la gran aula de representación imperial dos salas de banquetes -triclinium y stibadium-, con plantas arquitectónicas completamente distintas, permitían la celebración de este tipo de acontecimientos. Otras dos aulas basilicales, de pequeñas dimensiones, servían como salas de audiencia para importantes cargos de la corte imperial o para funcionarios relacionados con la administración en Hispania. Las salas poliabsidadas situadas en los extremos del pórtico semicircular, cerraban el trazado del mismo y servían, al igual que las aulas basilicales menores, de acogida para los funcionarios de la corte.

Al Oeste del aula poliabsidada Norte, se levantó un edificio de doble cabecera absidada probablemente un ninfeo. Los apartamentos imperiales son los edificios que cierran todo el conjunto. Están situados en la zona más alejada de las salas públicas y se organizan en estancias de pequeñas dimensiones destinadas a la residencia y descanso del propietario de esta magna obra.

El palacio, levantado sobre una villa suburbana preexistente constituye un unicum. Es decir, no contamos con otro edificio de las mismas características en todo el territorio ocupado por el Imperio Romano. Constituyó el palacio y sede del emperador Maximiano durante su estancia en Hispania (296-297 d.C.).

Al menos desde el siglo VI, una parte del antiguo palacio será reutilizado como centro de culto cristiano y a su alrededor se concentrará una gran necrópolis cristiana, que seguirá en uso durante la dominación islámica de la ciudad constituyendo una de las necrópolis mozárabes más importantes de al-Andalus. Alrededor de este centro cristiano se dispuso un importante barrio durante la etapa emiral del que nos han quedado vestigios de algunos de sus edificios como es el caso de unos baños, hoy musealizados en la planta baja del Edificio América en la C/ Antonio Gaudí.

A partir del siglo X un gran arrabal se asentó sobre los restos del antiguo palacio romano, del centro de culto cristiano y de la necrópolis. Este barrio se organizó a partir de un urbanismo ortogonal, con calles perpendiculares, plazas y adarves. Hacia estos espacios públicos se abrían las viviendas (algunas de las cuales pueden verse bajo los sótanos del Hotel situado en la C/ Al-Andalus, en la Estación de Autobuses o en el mismo yacimiento) y los edificios públicos, de los que hasta el momento se conocen una mezquita y un zoco. El barrio y la nercrópolis se abandonarán durante el siglo XI, con motivo de la guerra civil cordobesa.

Ya en el siglo XII, reutilizando la cabecera del antiguo ninfeo del palacio, se construirá una alquería, vinculada a la producción de aceite y a la fabricación de cerámica. A partir de este momento no se vuelve a tener constancia de ocupación de esta zona, que pasará a ser utilizada como huerta hasta que en el siglo XIX se empeice a ocupar como área industrial y ferroviaria.

Apartamentos Imperiales

La ubicación de este edificio en una zona algo alejada del resto de las unidades que componían el complejo palatino y su organización, enfunción de salas de dimensiones más reducidas, permiten pensar que constituiría la zona residencial o privada del palacio, donde se concentrarían las habitaciones reservadas al uso del Emperador.

Las galerías subterráneas que discurren bajo los pavimentos del edificio, construidas como el resto del palacio mediante sillarejos y ladrillos, posiblemente son el resultado de la aplicación de una solución constructiva destinada a evitar la humedad en la «planta palatina», según un recurso utilizado en otros importantes edificios de la época.

Fuente: Yacimiento Arqueológico de Cercadilla | Junta de Andalucía/Consejería de Cultura


0 comentarios